Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

Mercado de valores

El volumen en el mercado de valores

Un repaso sencillo de conceptos como el volumen y el precio a la hora de invertir

En cuanto al análisis del mercado de valores, nos será de gran utilidad conocer a la perfección los conceptos clave que permitan medir la situación actual, para de este modo extraer información útil que nos revele dónde, cómo y cuándo invertir. Esto es muy importante, por ejemplo, al invertir en sitios como https://www.etfinance.eu/es

En este artículo hablaremos sobre uno de los indicadores más útiles y comentados a la hora de elegir sobre la compra de acciones e interpretar las gráficas del mercado bursátil: el volumen.

El volumen es, después del precio, uno de los conceptos clave más usados en el sector de las inversiones. Refleja la actividad global producida durante un periodo en el mercado, aportándonos información clara y precisa sobre la compra-venta de acciones.

El volumen es, por tanto, un indicador muy importante a la hora de analizar la actividad del mercado y diseñar estrategias que nos permitan generar beneficios.

Digamos, por tanto, que es una medida de liquidez estrechamente relacionada con el número de acciones que se compran y se venden. Estos datos se registrarán de distintas formas, bien sea para cada acción individual, para cadenas de opciones relacionadas y para índices en conjunto.

El volumen en cada uno de estos aspectos se muestra como una gráfica con subidas y bajadas en función de indicadores relevantes. Por lo general, el volumen decrece cerca de las sesiones de negociación más cortas, y eso hay que tenerlo en cuenta.

Además de las mediciones convencionales, los comerciantes se suelen interesar también por el precio en relación al volumen, mostrado como un histograma vertical.

Esto nos muestra el número de acciones que se comercia en varios incrementos de precios, otorgándonos información clara sobre niveles de soporte y resistencia que suelen desencadenar las compras o ventas de las que se trate.

Combinando volumen  y precio tendremos los dos factores más relevantes en síntesis a fin de darnos información valiosa sobre el estado del mercado.

Y ahora bien, la pregunta estrella: ¿Qué importancia puede tener todo esto en las decisiones que tome?

Pues si sabemos interpretar los gráficos correctamente, estos datos serán cruciales, ya que nos mostrará información tan importante como la liquidez de una determinada acción. Cuando observemos un volumen bajo, podremos anticiparnos a la facilidad con la que esa acción podrá venderse en un momento posterior. Si no hay muchos compradores interesados, probablemente no sea una buena opción de inversión.

Un volumen alto nos sugiere una confianza generalizada en la acción, por lo que posiblemente nos encontremos con un valor a la alza.

Jugando con información como esta podremos, de manera segura, anticiparnos a los movimientos que se produzcan en el mercado de valores y obtener beneficios con mayor índice de acierto. Saber es poder, y en el mundo de las inversiones, es la clave.