Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

El dropshipping en las tiendas online

El dropshipping cada vez más presente en las tiendas online

Como bien sabemos, el negocio online no para de crecer. Y según hemos podido saber a través de diferentes análisis, los negocios online todavía tienen mucho margen de crecimiento. Gracias a que las ventas online no paran de aumentar en nuestro país, ya podemos decir que este sector ya realiza millones de ventas al año en nuestro país, es decir, el margen de beneficios sigue en aumento.

Esto está provocando que el dropshipping cada vez tenga más demanda. Esto es debido a que cada vez más personas quieren lanzarse en la aventura de la venta online. Si quieres saber, a continuación te mostramos toda la información que estás buscando.

¿Qué es y cómo funciona el dropshipping?

El dropshipping consiste en vender productos a través de internet que no tenemos físicamente en nuestro almacén. Es decir, vendemos productos de terceros, los cuales son los encargados de empaquetar y enviar el producto que el cliente ha comprado a través de nuestra tienda online. Es decir, una tienda online que vende a través del sistema dropshipping funciona como una mera intermediaria.

Para poder dar un buen servicio al cliente que compra a través de nuestra tienda online, lo importante es que la empresa de dropshipping elegida sea de alta calidad y nos garantice un buen servicio. Para ello puedes negociar directamente con el fabricante o confiar en empresas serias como Oberlo, la cual se encargará de todo y en ningún momento fallará en el envío. Para tener la certeza de estar contratando una buena empresa, siempre hay que buscar sus referencias y tener la certeza de que lleva muchos años de experiencia en el mercado.

Cuando hemos contratado los servicios de un fabricante o empresa de dropshipping, lo que tenemos que hacer es publicar esos productos en la tienda online. Tan solo tendremos que poner información original de cada uno de ellos y el precio al cual los queremos vender. El margen entre el valor de compra y el valor de venta es el beneficio que vamos a obtener por cada transacción. Como es de esperar, si vendemos un artículo caro, los beneficios serán mayores, pero la probabilidad de venta será muy baja. Siempre hay que conseguir un buen equilibrio de mercado para conseguir vender.

La principal ventaja del dropshipping es que requiere muy poca inversión inicial, gracias a que no hay que comprar material con antelación. Además, es un modelo muy sencillo, se puede subir de rango fácilmente según las necesidades de la tienda online, los pedidos son enviados siempre a través de una empresa profesional y lo más importante se pueden vender millones de productos sin tenerlo en un almacén propio.

En cuanto a las desventajas del dropshipping, podemos ver que la principal desventaja es el margen de beneficios. Normalmente suelen ser más pequeños que si vendemos el producto de manera directa. Otras desventajas de este sistema es que puede haber problemas de inventario y sobre todo si no encontramos una empresa profesional esto puede provocar que la imagen de marca de nuestra tienda online se vea afectada.

¿Cómo puedo elegir un dropshipping de calidad?

Elegir una buena empresa en ocasiones no es fácil, es decir, en ningún momento debes cometer el error de contratar los servicios de la primera empresa que te encuentres por internet.

Antes de nada, hay que investigar, ver que la empresa está dando un buen servicio a sus clientes y lo más importante, que la empresa ofrece los productos que quieres vender en tu tienda online a buenos precios. Así podrás tener la certeza de que puedas poner los productos en tu tienda a buenos precios y en consecuencia podrás vender mucho más.

Cuando has elegido a los proveedores, el siguiente paso será el de negociar. En este caso tendrás que negociar que es lo que vas a poder vender, cuáles son los mínimos y los máximos, el tipo de envío que va a realizar, el sistema de gestión que tendrás que realizar para que el pedido se haga correctamente… todo esto se puede negociar y siempre tienes que contratar lo que realmente te interesa. Si te ponen límites que sabes que no vas a poder conseguir, lo mejor es que apuestes por otra empresa. Gracias al auge de las mismas, seguro que no te resultará complicado encontrar otra.

Finalmente, cuando ya tienes todo, será el momento de poner en funcionamiento tu proyecto online. No debes olvidar que para llegar a las personas que buscan lo que vas a vender el posicionamiento es muy importante. Para conseguir estar en los primeros puestos, siempre es importante apostar por contenido original y no copiado y por apostar por unas buenas técnicas SEO. Si no sabes o no tienes tiempo para realizar este tipo de trabajo, siempre existe la opción de encargárselo a terceras personas. Así solo te tendrás que preocupar del negocio.