Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

Usos terapéuticos y medicinales del cannabis 

Usos terapéuticos y medicinales del cannabis

La marihuana es mundialmente conocida por sus efectos psicotrópicos, pero esa es sólo una pequeña parte de las cualidades de esta planta.

También conocida como cannabis, contiene componentes químicos activos como el Tetrahidrocannabinol (THC), que es el compuesto psicoactivo o psicotrópico, y el Cannabidiol (CBD), que contiene propiedades beneficiosas para el organismo.

Su eficacia ha sido comprobada ante distintas enfermedades y otros tipos de malestares, como las náuseas producidas por tratamientos de quimioterapia, la inapetencia, presión ocular asociada al glaucoma, y puede servir de ayuda para proteger el sistema nervioso, entre otros.

El compuesto no psicoactivo Cannabidiol tiene un mayor alcance para aplicaciones médicas que permiten controlar la epilepsia, incluyendo diferentes enteropatías epilépticas, como la esclerosis múltiple, síndrome de West, desordenes de ansiedad y esquizofrenia, el cual provoca un efecto sedante en la mayoría de los casos.

Para algunos investigadores, está claro el efecto antiinflamatorio del cannabis, llegando a tal punto de ser considerado el más potente antiinflamatorio que existe. Según estudios, es consumido por miles de personas enfermas de cáncer, esclerosis múltiple, Parkinson, fibromialgia o Alzheimer, por sus efectos antidepresivos, analgésicos, ansiolíticos y antivomitivos.

Efectos de la marihuana medicinal en el organismo

Los efectos pueden ser a corto y largo plazo, y pueden variar según la dosis suministrada, el tipo de cannabis, además del estado físico, anímico y emocional del paciente que esté medicado, según su enfermedad.

Legalidad del cannabis/marihuana

La legislación en torno al cannabis depende del país en el que nos encontremos, aunque sus derivados no psicoactivos están permitidos en casi todas partes. Así podemos encontrar aceites de cannabis, cremas de CBD, cosméticos o comestibles de manera legal (y sin ningún tipo de efecto psicotrópico). La compraventa de semillas de marihuana también está permitida en muchos países, aunque a veces no está permitido su cultivo.

En cuanto al cannabis en general, es legal su uso para fines terapéuticos en algunos países europeos como Alemania, Finlandia, Italia, Austria o República Checa. Fuera de Europa, se ha regularizado su utilización en Estados Unidos, Canadá, Israel o Uruguay. Para otros países aún sigue siendo un tema pendiente.