CARNAVAL DE MAZATLÁN - MÉXICO

Carnaval de Mazatlán 2013 del 7 al 12 de Febrero

Existen versiones y documentos sobre mascaradas y convites que se iniciaron con la instalación de los primeros pobladores en el primer tercio del siglo XIX.

Algunos cronistas locales insinúan que esos mitotes, originalmente de extracción indígena con influencia española, tuvieron lugar con motivo del alije del primer buque que llegó a Mazatlán -en el año de 1823- después de que las Cortes de Cádiz autorizaron su apertura al comercio internacional...

Desde entonces, cada año suena el himno carnavalero conocido como los Papaquis (algunos investigadores lo adjudican al apócope de los aztequismos Papaqui: alegrarse del mal ajeno y Papaquiliztli: júbilo o alegría debida al mal ajeno).

ORIGENES

Con algunos difusos y escasos antecedentes de su origen prehispánico, fue hasta el siglo XIX cuando se tuvieron informes sobre el carnaval mazatleco. Un testimonio invaluable es el periódico mazatleco La Lechuza, el primer informativo carnavalero del puerto del que desafortunadamente no existen ejemplares.

En la víspera de la invasión francesa en 1864, Ignacio Ramírez, el nigromante, hizo referencia del carnaval en una carta que le escribió a Guillermo Prieto: "…Y de fama el lujo con que se celebran las fiestas del carnaval, las cuales no ceden en brillo más que a las de Mérida, y con las que solo Guaymas suelen competir en ocasiones…"

En las últimas décadas del siglo XIX, el Carnaval era una fiesta en la que predominaba lo grotesco sobre lo gracioso; para ellas, harina perfumada y cascarones llenos de oropel; para ellos, harina, negrumos y anilinas. Paralelamente se desarrollaban severas batallas campales a pedradas entre los barrios del abasto y del muey (muelle).

Todavía en la última década de ese siglo, el festejo por excelencia de los mazatlecos eran las Fiestas de Mayo, organizadas por la tropa para celebrar el triunfo del general Ignacio Zaragoza sobre los franceses en Puebla. Aquella celebración era un verdadero carnaval que había nacido como la expresión de júbilo por el triunfo del ejército nacional.

Pero fue hasta 1898 cuando una junta patriótica de notables, encabezada por el doctor Martiniano Carvajal, organizó una procesión de carruajes y bicicletas "para erradicar la inmoral harina e imponer el casto y recatado confeti".

Legitimado e institucionalizado por las fuerzas vivas del puerto, el carnaval entró así a la modernidad y a la decencia. El pueblo aceptó cambiar la harina por el confeti y le entró con ganas al desorden carnavalero oficial.

Es curioso, pero no extraño por la condición multirracial de la sociedad mazatleca de entonces, que en los primeros comités ciudadanos que lo organizaron figurasen junto con los carnavaleros mexicanos un irlandés, un alemán, un español y un italiano.

Y a ese conjuro los carnavales se sucedieron al paso de modas y canciones; la plazuela Machado fue su corazón palpitante; y desde entonces, el pulso de los mazatlecos se toma con el baumanómetro de los carnavales.

LOS PRIMEROS CARNAVALES

Don Miguel Valadéz Lejarza, decano de los cronistas de la ciudad, los describió: al principio, imperaba el uso del disfraz, principalmente del dominó. Los tropeles de mascaritas con sus falsetes, sus bromas y su euforia formaban un mundo que por unos días servía de gozosa terapia y alentadora vía de escape de la realidad. Gente de la región y del extranjero concurrían al puerto en diligencias, barcos, bestias, en busca de ese mundo fugaz, pero intensísimo.

En 1898 y 1899 hubo Reyes Feos o Bufos del carnaval. En 1900, una bella norteamericana, Wilfrida Farmer, sustituyó a los feos y se erigió en la primera Reina del Carnaval de Mazatlán. Winnie, como se le conocía cariñosamente, hizo una entrada triunfal a la ciudad en un tranvía jalado por mulas, acompañada por Teodoro Maldonado, sus chambelanes, ministros de la alegría y todo un cuerpo diplomático de opereta. El martes de carnaval (Mardi Gras) la reina desfiló montando un bello corcel negro, pues era una magnifica amazona.

Ese año se celebró el primer gran baile de disfraces en el Círculo Benito Juárez, cuya crónica corrió a cargo del poeta y entonces director del periódico El Correo de la Tarde, don Esteban Flores.

CERVEZA E INTERRUPCIONES

Además de las armas autorizadas para el combate carnavalero (confetis, serpentinas, cascarones, etc.), los mazatlecos descubrieron las virtudes de un líquido ambarino que inspiraba y sacaba penas del alma: la cerveza.

El 14 de marzo de 1900 los socios Melchers & Sucesores, Emilio Philippi, Jorge Claussen, Jacobo Shulhe, German Evers, Alejandro Loubet, Federico Marbug y Carlos Bolken constituyeron la sociedad para instalar una moderna planta de cerveza.

El Correo de la Tarde publicó los pormenores del acto inaugural: "diligentes sirvientes corrían de un lado a otro, llevando vasos de cristal, helada, transparente, la sabrosa bebida que sería la favorita de Mazatlán y de todas las poblaciones de la costa.

Mientras, la banda del 17av. Batallón tocaba alegres piezas y contribuía a aumentar el ya excitado buen humor de los presentes. La cerveza Pacífico y los carnavales caminarían de la mano desde entonces.

La institución del carnaval sufrió su primera interrupción en 1903 cuando la peste bubónica se asentó en el puerto, causando serios estragos en la población.

Esta, la década mundial de la Bell Epoque, del Art nouveau y de la revolución, fue muy accidentada para los carnavales en 1906 y 1907 la fiesta también se suspendió por falta de fondos.

En 1912 una epidemia de viruela afectó al puerto de Mazatlán y más tarde, en 1915 y 1916, la inestabilidad del papel moneda obligó a posponer la gran fiesta.

Tal era el espíritu festivo de los mazatlecos y de los invitados que la revolución y sus secuelas fueron episodios que los carnavaleros vieron pasar sin pena ni gloria, pues ni el sitio de 1914, tras el asesinato de Madero y Pino Suárez, el bombardeo a la ciudad, las extremas exigencias fiscales de los constitucionalistas o las disputa agrícolas en el Sur del Estado, fueron suficientes para suspender la gran fiesta.

En 1944 el carnaval se suspendió a la mitad -en la madrugada del domingo- por el asesinato del coronel Rodolfo Tostado Loaiza, gobernador del estado, quién cayó bajo el fuego cruzado de militares que disputaban el poder político en Sinaloa.

LA PESTE TEMPRANA

Los carnavales estaban tomando vuelo al comienzo del siglo XX, cuando la peste bubónica arrasó con buena parte de la población sinaloense. Diezmados y ocupados en ayudar al prójimo, los carnavaleros no tuvieron más remedio que dejar la fiesta para una mejor ocasión.

En 1903, la insalubridad era el mejor caldo de cultivo para que prosperará cualquier tipo de epidemia, pues como lo apuntó el doctor Martiniano Carvajal en su informe: "año con año las autoridades discutían diferentes proyectos para sanear la ciudad, pero la solución nunca llegó y cada vez que una circunstancia especial se presentaba nos recordaba que vivíamos en el lodo, en un mar de inmundicia y que no teníamos siquiera donde arrojar los millones de litros de agua sucia que día a día inficionaba más nuestro aire y nuestro suelo".

Sin que se haya comprobado como fuente del contagio, la peste coincidió con el arribo del barco Curacao que venía de San Francisco, donde ya se había presentado la epidemia.

La peste bubónica, conocida popularmente como "fiebre con bolas", obligó a las autoridades de la época a buscar soluciones definitivas para sanear la ciudad, mejorando el servicio de agua potable que en 1886 se había concesionado a la empresa privada "Compañía Abastecedora de Agua y Luz".

Entre 1887 y 1889 se realizaron las obras para dotar de agua suficiente a la población. En 1890, el término de las obras fue informado a don Porfirio y festejado a tambor batiente en las Zaragozanas de mayo, antecedente del carnaval.

EL PROGRESO

Carnaval y progreso también han ido de la mano. Desde 1864, Ignacio Ramírez, el Nigromante, auguraba: "Mazatlán será magnifico cuando se surta de agua potable; cuando se construyan algunas obras que se opongan a las travesuras de las corrientes atmosféricas y marinas; y cuando se concluyan diques y puentes; cuando los arsenales y otras obras militares salgan de proyectos; cuando se funde en una las cinco o seis colonias que dividen a la ciudad… cuando en lugar de contrabando haya comercio…"

En efecto, a finales del siglo XIX Mazatlán era ya una ciudad con todas las de la ley y para entonces, el puerto - a diferencias de muchas otras ciudades del país - tenía energía eléctrica, agua entubada, y servicio de transporte urbano. Unos años más tarde, en 1908, se tendieron las vías del ferrocarril Sudpacific.

De todo un poco ha habido en los 104 años del carnaval. Lo mismo hubo romanos que turcos, vampiresas del cine italiano mudo y alegres mariposillas.

En el carnaval de 1922, por ejemplo, Adelaida I fue el vivo retrato de la diva del cine europeo Pina Menichelli y la verdad es que nuestras reinas no le iban a la zaga a las beldades de aquellas épocas, como Carmen Gisbone, Francesca Bertini, Mary Pickford o Mary Miles Mister.

No es desconocido para nadie la extraordinaria belleza de la mujer mazatleca, adorno imprescindible de nuestra fiesta.

La de 1913, en medio de la revolución, fue una destacada pareja real la que encabezó el carnaval: Elena Coppel y Tomás de Rueda, quienes fueron la base de una gran dinastía a la que pertenecen varias reinas de primera, segunda y tercera generación.

La edición del año 2003 -que se realizará del 27 de febrero al 4 de marzo- será tan espectacular como la historia misma del Carnaval Internacional de Mazatlán, conservando por supuesto el sello que nuestros antecesores le impusieron a la mejor fiesta de la república mexicana: alegría y belleza..

¡Bienvenidos!

Promoción y Desarrollo Turístico de Mazatlán

http://www.carnavalmazatlan.net

CARNAVAL MAZATLÁN 2013 Karen Cabrales y Lidia Rojas soberanas del Carnaval

CARNAVAL INTERNACIONAL MAZATLÁN 2013 Tema oficial

http://www.elalmanaque.com/carnaval/

CANAL VIDEO EL ALMANAQUE
 

INDICE - CARNAVALES :

CADIZ - TENERIFE - BRASIL - VENECIA - DOMINICANOS - CATALUNYA - MÉXICO - COLOMBIA - MUNDO

 


 

Portada Prepara tu carnaval - Carnaval - Prosopopeya  - Don Carnal y doña Cuaresma- Necesidad-disfrazarse  - Disfraz  -  Tiempo de carnaval - Jueves Lardero  Carnival-Mardi grass - Carnival Time   Carnaval de Cadiz  -  Brasil  - Venecia - Tenerife y Las Palmas - Republica Dominicana - Colombia - Mazatlán  México

LIBROS CARNAVAL Y FIESTAS POPULARES

Las calles se llenan de disfraces, juegos, risas, alboroto, desorden...todo parece estar permitido en Carnaval. Os presentamos algunos de los libros que nos acercan a ésta y otras fiestas populares del mundo: guías de viaje de Brasil, Tenerife...; Fiestas con encanto, disfraces, estudios y ensayos sobre el carnaval...

MÁS ==> LIBROS sobre CARNAL - DISFRACES Y MAQUILLAJES

 MIRA NUESTRAS OFERTAS DE VIAJES    PORTADA - LEE EL ALMANAQUE DE HOY