Volver


EL ALMANAQUE - CARNAVALES

CARNAVALES EN ESPAÑA

Carnavales en Navarra
El Carnaval fue una de las formas más contundentes y expresivas de la festividad en el pasado. Una fiesta en la que todos los miembros de la comunidad participaban de una u otra forma; todos eran actores y espectadores en las calles y en las plazas. 

Era una época de postulaciones, de disfraces grotescos, de figuras amables, de monstruos míticos, de monigotes enigmáticos, de canciones repetidas, de bailes alegres, de danzas rituales, de cortejos en un orden orden caótico, de carrozas adornadas, de comedias, de excesos, de abusos, de violencia.


Durante el siglo XX hemos asistido a la desaparición de muchísimos carnavales de Navarra y a la recuperación de unos pocos, como el de Alsasua, Pamplona y pocos más. En muchos casos la razón exclusiva de la pérdida de estos festejos era un simple decreto gubernativo que, haciéndose eco del catolicismo social, fuertemente arraigado en la sociedad navarra, ponía fin de forma imperativa a unas carnestolendas que pecaban de irreverente, excesivamente profanas y, en algunos casos, incluso sacrílegas.

De los muchos carnavales rurales que existían en Navarra, han llegado hasta nuestros días varios que conservan una gran riqueza folclórica y etnográfica. Entre los más conocidos se encuentran los de lturen y Zubieta, Lantz, Alsasua, Goizueta, Arizkun y Valcarlos, estos últimos trasladados al domingo de Pascua.

Los Carnavales ("Iñauteriak") que se celebran en buena parte de los pueblos de Navarra no estaban (o están) sujetos muchos de ellos a unos días fijos. En Ituren y Zubieta la fecha era fruto de un acuerdo entre los mozos de ambos pueblos, para celebrarlo un lunes y martes cualquiera entre la Epifanía y el Martes de Carnaval.

En otros pueblos era entre Año Nuevo y Miércoles de Ceniza. En otros lugares, los Carnavales comenzaban con la Candelaria, el 2 de febrero. En muchas localidades de la Ribera se prolongaba hasta el primer domingo de Cuaresma, el llamado "domingo de piñata":

http://www.navarra.com/identidad/carnavales.htm


CARNAVAL DE ISLA CRISTINA 

El carnaval de Isla Cristina representa la manifestación festiva más popular, espontánea y arraigada de la localidad. Probablemente se comenzó a celebrar con anterioridad a las Fiestas del Rosario (1789), con lo cual se convertiría además en la más antigua; esto, por ahora, no lo podemos demostrar documentalmente.

Como muy bien dice Biedma Viso, las fiestas del carnaval siguieron celebrándose durante todo el siglo XIX cada vez con mayor relieve y consistencia, alcanzándose su consolidación, como veremos, a mediados del siglo. 

Las primeras noticias acerca del carnaval de Isla Cristina las encontramos en una serie de "prevenciones" o normas que en 1832 dicta Lorenzo Elías como presidente del Ayuntamiento con el fin salvaguardar la inmoralidad general de sus gobernadores. 

Pocos años más tarde, en 1876, se elaboraron las primeras Ordenanzas Municipales de Isla Cristina hasta ahora conocidas. El Carnaval, como no podía ser de otro modo, queda recogida en dichas normas en el capítulo "Festividades Populares", exclusivamente destinado regularlo, como más adelante veremos. Lo verdaderamente interesante de este capítulo es la articulación de las normas y comportamiento en el Teatro. Ello nos permite deducir que por esa época ya se realizaban actividades carnavalescas en el marco del teatro, lo cual supuso un importantísimo ingrediente a la fiesta. 

La profunda transformación económica, social y cultural que experimentó Isla Cristina desde los primeros años del siglo XX también tendría gran repercusión sobre el Carnaval, lográndose niveles artísticos y musicales insospechados. Las altas cotas de calidad alcanzadas en las manifestaciones carnavalescas de este siglo dejó en la sombra a las ancestrales celebraciones; sin embargo, no son pocos, como hemos visto, los testimonios documentales y personales que nos recuerdan una época en la que los Carnavales isleños también tuvieron su importancia. 


El carnaval de Aguilas, Murcia

En cuanto a sus orígenes, si nos remontamos a la antigüedad de testimonios gráficos tenemos fotos de principio de siglo, en concreto de 1903; el testimonio oral nos llevaría al primer tercio del siglo XIX. 

El jolgorio inunda las calles de esta localidad murciana durante el carnaval. Es muy típico por sus desfiles de disfraces, y tiene también significación la parte más lúdica, con las máscaras y el juergeo nocturno. También es una curiosidad de la zona los llamados cascarones, que son cáscaras de huevo vacías, rellenas de confetti, que se rompen unos a otros en la cabeza. Este carnaval fue declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional en el año 1997.



    Si habláramos de fuentes históricas, llegaríamos a la fundación de Águilas en el siglo XVIII por parte de Carlos III, son celebres los festejos de carnaval que durante su reinado se celebraron en la Corte de Madrid y en el resto de España, recogidos en el libro de Baroja referidos al Carnaval. Esta celebración ha seguido ininterrumpidamente hasta nuestros días.

El jolgorio inunda las calles de esta localidad murciana durante el carnaval. Es muy típico por sus desfiles de disfraces, y tiene también significación la parte más lúdica, con las máscaras y el juergeo nocturno. 

También es una curiosidad de la zona los llamados cascarones, que son cáscaras de huevo vacías, rellenas de confetti, que se rompen unos a otros en la cabeza. Este carnaval fue declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional en el año 1997.  

http://www.carnavaldeaguilas.com/

Carnaval en Tarragona

Tarragona situada en la zona sureste de Cataluña es uno lugares de la Península Ibérica con más historia a sus espaldas. Importantísimo enclave del Mediterraneo en la época romana, ha sabido conservar hasta nuestros días su cultura más ancestral. Los Carnavales de Tarragona son buena prueba de ello, dado que sus orígenes los encontramos en dicha era romana al descubrir los símbolos del Ninot y la Ninota en celebraciones en honor a Saturno. También el fuego, otro elemento imprescindible del Carnaval tarraconense, es heredado de tiempos remotos. Miles de disfraces inundan Tarragona desde el "dijous gras" (jueves ladeiro), anterior al domingo de Carnaval, marcando así el inicio de tan esperadas fiestas con las características "cocas de llaradons" (chicharrones). El viernes hace su aparición la figura de mayor relevancia en el Carnaval, se trata de el "Rei Carnestoltes". El sábado tiene lugar la "rua", es una de las más multitudinarias de Cataluña, tanto por el número de espectadores como de participantes: comparsas, mascaradas fijas, figuras zoomórficas, bandas de música y percusión, sin olvidar los tradicionales elementos de fuego como el "ball de diables", el "drac" (dragón), el bou (toro) y la víbria (dragón femenino). Son días llenos de luz, fuego y color, donde los asistentes dan rienda suelta a su imaginación plasmando sus ideas el vistosísimos y llamativos disfraces. El martes se celebra el duelo protocolario de Carnestoltes por calles y plazas. También ese día tiene lugar el velatorio popular, con el modernista Teatro Metropol como escenario. Por último y como broche de oro a tan divertidos Carnavales se procede a la espectacular quema del ninot de Carnestoltes en medio de las carretillas del "ball de diables" y un apoteósico despliege pirotécnico.  


Carnaval del Toro en Ciudad Rodrigo, Salamanca

CARNAVAL DEL TORO 2007 DEL 16 AL 20 DE FEBRERO

Hay diferentes lugares de España donde se vive el Carnaval con toda intensidad pero de modos muy diferentes. Uno de esos lugares, que pueden presumir de tener un gran Carnaval, es la localidad salmantina de Ciudad Rodrigo. Se le conoce como Carnaval de Toro y es considerado por muchos como el más antiguo de España. Existe un documento de la época de los Reyes Católicos fechado en 1493, en el que precisamente se recrimina a Ciudad Rodrigo los excesivos gastos por las fiestas taurinas. Desde entonces, los encierros, las capeas y las corridas de toros son lo más conocido de la celebración. Y de todos ellos, el espectáculo más destacado es el encierro a caballo, en el que caballistas y garrochistas conducen a los toros bravos por el campo salmantino hasta llegar a la ciudad. que hace mención a estas fiestas. 

El Carnaval del Toro es la fiesta grande en Ciudad Rodrigo: encierros, capeas, corridas de toros, charangas, bailes de disfraces... Es el único carnaval del mundo donde se unen la máscara y el toro. Por ello resulta una fiesta única y diferente

Tierra de renombradas ganaderías de reses bravas, donde el toro esta ligado al devenir diario de muchas familias, encontramos uno de los Carnavales más importantes y conocidos de la Península Ibérica. El Carnaval del Toro, que así es como los mirobrigenses denominan su fiesta grande, es el único del mundo donde se unen la máscara y el toro. Encierros, desencierros, capeas y corridas de toros son platos fuertes de esta significativa celebración. Durante los Carnavales las corridas de toros tienen lugar en la Plaza Mayor, donde se construye para la ocasión una plaza rectangular que es desmontada al finalizar las fiestas. Los encierros son uno de los espectáculos más vistosos del Carnaval del toro, mozos y no tan mozos desafian a los atados desde la avenida agustín de Foxá hasta la Plaza Mayor, alertados en todo momento por las campanadas del reloj del Ayuntamiento. Pero sin duda alguna, el evento más esperado es el Encierro a Caballo: desde las dehesa vecinas, expertos caballistas y garrochistas conducen a los toros bravos hasta la ciudad. Es impresionante ver cabalgar a los jinetes junto a los toros bravos a través del campo mirobrigense. Las capeas se celebran en la Plaza Mayor, escenario donde los maletillas llegados de distintos lugares hacen de las suyas buscando su oportunidad, otros simplemente buscan disfrutar poniéndose delante del toro. Esa misma Plaza improvisada acoge también las corridas de toros. Así pues el toro es protagonista en todo momento de los Carnavales de Ciudad Rodrigo. La guinda la pone el "toro del aguardiente", tiene lugar el martes y durante la mañana un toro anda suelto entre el Registro y la Plaza Mayor, para disfrute de los más madrugadores o trasnochadores. La música acompaña la celebración en todo momento, siendo muy famosas los pasacalles de la Rondalla 3 Columnas, quienes llevan animando los Carnavales con sus coplillas más de 50 años. Sin duda el Carnaval del Toro será un grato recuerdo para aquellos que tengan el placer de poder vivir la fiesta insitu.  

http://www.elcarnavaldeltoro.es.vg/

Máscaras en Alconchel

El Carnaval de esta localidad pacense es atípico en cuanto a la fecha en la que se celebra, pues aunque comienza el domingo de Carnaval con la lectura del pregón y el primero de los desfiles, los eventos centrales de la fiesta tienen lugar en Cuaresma. En los años de prohibición, durante la Guerra Civil, fueron muchos los vecinos de Alconchel que fueron a la cárcel por no resignarse a perder los Carnavales. El jueves, pasado ya el miércoles de ceniza, tiene lugar el día de la máscara, siendo algo individual e improvisado, donde la gente toma las calles. De noche se concentran en la plaza para participar en el concurso. El viernes es el día de la ³entrega², en la que los participantes formando un corro se lanza cantaros de barro hasta que rompen. El sábado hay desfiles, comparsas y demás actos festivos, para ya de madrugada dejar paso al ³entierro de la sardina², en donde se reparten sardinas asadas a todos los asistentes acompañadas de sangría, constituyendo un sabroso colofón de fiestas.  

GIF Spanair Antenas 468x60



Las Botargas protagonizan el Carnaval de Almiruete

En el carnaval de Almiruete portan cencerros sujetados a la espalda para 'espantar a los espíritus.En este pueblo manchego el Carnaval desapareció en 1960 recuperándose para disfrute de todos en 1985. Las botargas y las mascaritas son los verdaderos protagonistas de los Carnavales de Almiruete (Guadalajara). El sábado anterior a Carnaval se reúnen en secreto botargas y mascaritas para preparar los atuendos que lucirán durante los Carnavales, las máscaras de las botargas tienen aspecto fiero frente a la dulzura de las mascaritas. Llegada la fiesta las botargas ataviadas con polainas, cencerros, mantones, sombreros de diverso colorido atraviesan los campos y se aproximan a la ciudad, para más tarde entrar en ella bajo un ensordecedor estruendo provocado por los cencerros, señal que también sirve par avisar a los vecinos de Almiruete que el espectáculo comienza. En la plaza las botargas dan vueltas, siendo en la tercera cuando salen a buscar a las mascaritas. Una vez juntos vuelven a la plaza cargados de confetis y papelillos de colores, momento en el que comienza la batalla con los espectadores, acto lleno de risas y alegría distintivo de este Carnaval.  

pagina oficial del carnaval de almiruete botargas  http://www.almiruete.com/

Carnaval Manchego en Herencia

La localidad manchega de Herencia, provincia de Ciudad Real, tiene entre sus fiestas de mayor raigambre el Carnaval. Sus orígenes se pierden en el tiempo, incluso en los tiempos de la prohibición siguió celebrándose bajo el nombre de Fiesta de las Animas. El domingo anterior a la fiesta se le denomina como de las ³deseosas² (porque están deseando que llegue la fiesta), siendo el día de la máscara por excelencia. El martes se celebra el ofertorio, desfile de carrozas, murgas, charangas y máscaras espontáneas llegadas de muchos puntos de España. Los protagonistas de la fiesta son las máscaras callejeras, éstas se cubren la cabeza con telas antiguas. Nadie les debe conocer y la tradición dicta que está prohibido tratar de retirar el disfraz. También participan en los abundantes pasacalles que se suceden, en los que desfilan gigantes y cabezudos, ginetas (parejas de niños disfrazados que representan a los diferentes gremios), además del tradicional Perlé (muñeco con chupete, ataviado con un pijama de rayas azules y blancas). Este último es toda una institución en la fiesta, hazmerreir de mayores y terror de los niños, pues aparece una semana antes de Carnaval, en la conocida semana de tambores, marchando a la par de gigantes y cabezudos. La fiesta llega a su fin con el multitudinario ³entierro de la sardina² y en Herencia comienzan a pensar en la próxima edición.  

Carnaval Metropolitano en Madrid


Dos miembros de una comparsa alegran el carnaval de MadridLa capital de España es uno de los numerosos puntos de nuestra geografía que mantiene el Carnaval entre sus fiestas grandes. El rito permanece y los castizos cofrades siguen vistiendo sus negras capas y chisteras como claro ejemplo del arraigo carnavalesco en Madrid. La Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina (antiguamente de los cuatro gatos) es uno de los principales ingredientes de esta fiesta, protagonizando el Entierro de la sardina. Su punto de partida es el Paseo de la Florida, desembocando en la fuente de los Pajaritos (Casa de Campo). Otro de los actos más significativos en este Carnaval es el baile de máscaras en el Círculo de Bellas Artes, evento que se viene celebrando desde 1982, aunque con interrupciones debido a consignas políticas, siendo elegido un tema común para cada ocasión. No es un fiesta multitudinaria, pero tremendamente arraigada en determinados círculos de población.  

3e - Fullsize Banner


El carnaval de Solsona, Lleida

En esta localidad catalana encontramos otro de esos carnavales con idiosincrasia propia. Son los días de la gran farsa, días en los que vivir e interpretar esos personajes que casi cada habitante de Solsona crea. El disfraz como representación de maneras de ver la vida, buscando quitar todo el jugo a unos días en que la transgresión está permitida...es la katharsis. Es desde 1971 cuando empieza a tomar fuerza el carnaval en Solsona, que es considerado Fiesta de Interés Turístico desde el año 1980. Los gigantes y cabezudos, las máscaras, la música, la juerga, inundan las calles, y hacen aún más fácil esa mutación en el personaje que uno viste, ya que la palabra ridículo acaba desapareciendo de los vocabularios en Solsona, y todos aprovechan para dar rienda suelta a algunas de las pulsiones internas. El carnaval es una fiesta muy vivida en Solsona. 


Os Peliqueiros en Laza

En la zona sur de Galicia, más concretamente en el sureste de Ourense se encuentra la localidad de Laza. Población conocida a lo largo y ancho del planeta por sus Carnavales, de los que numerosos estudios revelan que están entre los diez más ancestrales del mundo y de los que realmente siguen la tradición a través de los siglos. Como dato significativo apuntar que un prestigioso museo norteamericano ha solicitado una máscara de peliqueiro dada la importante relevancia y el significado de la misma. Los Carnavales en Galicia son una celebración esperada, tras varios días frenéticos llega el tiempo de reflexión que supone la cuaresma, por ello hay que disfrutar al máximo de la fiesta. En Laza los Carnavales comienzan el primer día del año, fecha en la que salen los primeros jóvenes que más tarde serán peliqueiros. Los tres domingos anteriores al de Carnaval la fiesta se siente cercana: el más lejano lo denominan cinseiro, pues se tiran ceniza los unos a los otros; en el fareleiro hacen lo mismo pero con harina; en el corredoiro se tizna a gente con carboncillo de leña quemada. Pero es el viernes de Carnaval cuando Laza se convierte en un verdadero hervidero de gentes deseosas de disfrutar de uno de los Carnavales más peculiares del mundo. El folión tiene lugar en ese viernes, el sábado la gran troulada y la cabritada acaparan la atención de los asistentes. Pero es el domingo cuando entran en juego los personajes típicos que han hecho de este Carnaval un evento internacional, se trata de "A estrea dos peliqueiros". Los peliqueiros, la morena, el testamenteiro y las hormigas se convierten en los protagonista de tan prestigiosa fiesta. Los peliqueiros son las máscaras arraigadas en la región, se llaman así porque llevan peluca (una piel de perro o de oveja que cuelga como si fuese una melena. El peliqueiro es símbolo de poder, este ritual sirve para parodiar a los recaudadores de impuestos del valle de Monterrei, de ahí que estos representen el poder absoluto en la fiesta. Un buen peliqueiro no debe hablar, debe caminar a saltos pequeños y bailar constantemente. El público no puede tocarlos, pues se expone a recibir un latigazo, aunque estan en su derecho de increparlos durante todo el recorrido que estos llevan a cabo por las calles de Laza. El lunes por la mañana tiene lugar la farrapada, épica batalla entre los vecinos del pueblo con trapos untados de barro. Por la tarde baja la morena de Cimadevilla (barrio alto de la localidad), es un personaje muy importante en este entroido, se trata de una cabeza de vaca guiada por unos hombres tapados con un trapo. Por último, el testamento del burro se lee el martes por la tarde, cuartetos en los que se critica los acontecimientos más relevantes del año. Sin olvidar que todo aquel que se acerque a Laza podrá disfrutar de la magnífica y exquisita gastronomía de la zona.  

Carnaval en el Valle de Bielsa

La localidad de Bielsa, sita en la comarca de Sobrarbe, celebra uno de los Carnavales más populares y multitudinarios del Alto Aragón. Su celebración está cargada de tradición y simbolismo que permite a los visitantes participar activamente de ella. Bielsa se encuentra ubicada en la unión de los ríos Cinca y Barrosa, en tan privilegiado enclave tienen lugar durante tres días los Carnavales belsetanos. Tradición de hondas raíces donde los turístas podrán disfrutar de figuras carnavalescas únicas. Las Trangas son las figuras masculinas del Carnaval, ataviados con pieles de animales, camisa de cuadros, largas faldas, cuernos sobre la cabeza, cencerros en la zona lumbar y la cara embetunada. Representan la fuerza masculina, golpeando el suelo sin cesar con un largo bastón. Anuncian el comienzo de la primavera, además de que ahuyentan a los malos espíritus. Las madamas son la figuras femeninas, representan la pureza virginal, por ello es un papel reservado a belsetanas solteras. Su vestido está cosido directamente al cuerpo, por lo tanto para quitarle el vestido tendrá que ser rasgado. Ambos, Trangas y Madamas, son los protagonistas del acto central del Carnaval del valle de Bielsa, se trata de la Ronda. Del brazo recorren todo el pueblo acompañados de una charanga para más tarde regresar a la plaza donde comienza el baile. El rigor invernal hace que el baile se traslade posteriormente al local social del pueblo, perfectamente acondicionado para la ocasión. Otras figuras destacadas de este típico festejo son los "osos y domadores": representación de una parodia con mucha acogida entre los más pequeños. El "Amontato", representado por una figura femenina que lleva a sus espaldas un hombre, hace referencia al machismo reinante en la zona donde se infravalora el trabajo de la mujer. La fiesta termina con la quema de "Cornelio", considerado el causante de todos los males que acechan a los habitantes de la región.  

La Redoute, pide tu catálogo


O entroido en Galicia

¿Quién no ha deseado alguna vez esconderse detrás de un disfraz y poder hacer diabluras que nunca realizaría abiertamente?. ¿Quién no ha deseado acercarse a un amigo y no parar de molestarle?. O ¿quién no ha querido vacilar a compañeros o desconocidos bajo la seguridad que da un antifaz?. El Entroido, carnaval gallego, es precisamente la materialización de este deseo de burla, risa, sátira y escarnio. Durante unos días al año el mundo se vuelve al revés y todas las locuras están permitidas. Es tiempo de excesos. 

En la sociedad tradicional, el carnaval marcaba el fin del invierno y el inicio de la primavera. Eran, asímismo, las últimas hordas de juerga antes del retiro cuaresmal. Hombres y mujeres se camuflaban bajo ropas viejas y usadas salían a la calle dando buena cuenta de las ganas de diversión. Puerta a puerta, intentaban engañar a los vecinos, y quizás, conseguir algún dulce propio de estas fiestas. Todo por la diversión. Los carnavales urbanos, marcados por los desfiles de comparsas y grandes bailes en salas de fiestas, poco tienen que ver con aquellos carnavales de aldea en los que, de lo que se trataba, era de divertirse con propios y extraños. 

El mundo cerrado de las parroquias rurales gallegas perdía durante un tiempo sus férreas reglas sociales y la mentira y los juegos se teñían de connotaciones sexuales, engaños convirtiéndose en toda la realidad posible. Una realidad en la que la gente, escondida tras las máscaras, tal vez no actuaba como otra, si no como sí misma. Hoy en día, tal liberación no es tan acentuada, si bien las comparsas continúan buscando la crítica y el escarnio contra los políticos, los personajes de la sociedad o contra los acontecimientos vividos en el año. 

La fiesta de la locura por excelencia sigue, rompiendo los tabúes sociales con fuertes dosis de exaltación vitalista. Teatro, representaciones de oficios, choqueiros, viejos o animales eran los disfraces más socorridos en las mascaradas rurales. Muchos de estos personajes se han perdido con el paso del tiempo, al igual que otros nuevos han entrado en escena. Sin duda algunos de estos personajes más conocidos son los volantes de Chantada, las pantallas de Xinzo de Limia, los generales de Ulla y, por supuesto, los cigarróns y peliqueiros de Laza y Verín. 

Los volantes de la comarca chantadina van ataviados con un cinto de campanillas y un espectacular peto de colores. Los generales del Ulla, propios de Teo, Boqueixón, A Estrada, Silleda y Santiago, son los jefes de las comparsas que recorren las parroquias lanzando discursos y disputas en verso. Jóvenes y mayores visten este elegante traje acompañado de una careta decorada con distintas figuras como imágenes de animales y llevan en las manos una o dos vejigas de vaca que producen un sonido muy característico al moverlas. Pero, sin duda alguna, los personajes más conocidos son los peliqueiros y los cigarróns de Laza y Verín. Los trajes, vistosos y elegantes, destacan por su careta y, especialmente, por la mitra, que constituye una auténtica obra de artesanía. Los peliqueiros desfilan por sus calles entre saltos y bailes azuzan a las personas que se acercan a ver este maravilloso desfile, que pueden provocarlos, pero nunca tocarlos. Pero fuera de grupos, comparsas organizadas y desfiles, somos muchos los que optan por el disfraz individual. Desde la máscara confeccionada durante meses hasta el arreglo de última hora, son muchos los que disfrutan interpretando un papel distinto al suyo por lo menos por un día. Hombres disfrazados de mujeres, viejos, drag-queens..., nadie quiere perder la oportunidad de convertirse en un ser distinto por unas horas, el placer de hacer lo que se quiera sin ser juzgado por nadie. El personaje que siempre se admiró, un monstruo, o una rubia de largas piernas. Da igual. El caso es sentirse diferente durante unos días del año; la liberación momentánea de la actitud que todos los días tenemos que mantener.  

INDICE - CARNAVALES

CADIZ
- TENERIFE - BRASIL  - VENECIA - DOMINICANOS - CATALUNYA - MÉXICO - COLOMBIA - MUNDO - ESPAÑA

ENLACES

CATALUÑA Carnaval de Sitges

GALICIA  Ribadeo - Asociación Cultural Colores : 

Comparsa Colores

Esta Asociación tiene como principal atractivo los diferentes desfiles de carnaval  por los pueblos de las Rías Bajas como son: Porriño, Pontevedra, Redondela, Tomiño, Bueu, Ponteareas y La Guardia son los habituales, aunque también hemos desfilado en Vigo, Cangas y Orense.

NAVARRA  Navarra y diferentes pueblos 

Carnavales de Telde  - Carnaval de Chipiona  -  

Ofertas relax y salud

  LIBROS sobre DISFRACES Y MAQUILLAJES

GUIAS DE VIAJES
Tenemos una guía para cada destino. Las guías más actuales de los destinos más exóticos del mundo.

Nacional - Europa - Africa - Asia y Oceanía - Caribe - América

MIRA NUESTRAS OFERTAS DE VIAJES :
PROMOCIONES EN VUELOS, PAQUETES , HOTELES
TURISMO - NOTAS PRENSA

INDICE DE TEMAS

Léxico - Historia

Carnaval - Prosopopeya -   Don Carnal y doña Cuaresma
Los fervores del carnaval -
Fiebre - Necesidad-disfrazarseDisfraz - Las Máscaras 
 Tiempo de carnaval -  Jueves Lardero -- Desenfreno - Purgar -  A regímen y a dieta
Nueva Orleans -
Carnival-Mardi grassCarnival Carnival Time 
LOS CARNAVALES CORRENTINOS -
CARNAVALES en Bolivia
Carnavales en España - Carnavales en el mundo

MÚSICA DE CARNAVAL

POSTERS DE CARNAVAL  - PORTADA - LEE EL ALMANAQUE DE HOY



 

 

 

 

 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Portada