REPORTAJES 
VIAJES -TURISMO


RUTAS EN LAS CAPITALES
Vitoria, una ciudad muy turística

Vitoria-Gasteiz es una de la joyas de nuestro país. Si Donostia-San Sebastián es la ciudad de la luz y el glamour, la capital de Araba es un tesoro histórico-artístico que recibe al año numerosas visitas. Porque además de un casco histórico medieval muy bien conservado, tiene otro gran atractivo para nativos y visitantes, su gastronomía, a la que se acompaña con el excelente rioja alavés. En Vitoria-Gasteiz lo ideal es perderse por sus calles viejas e ir descubriendo paso a paso los tesoros que alberga. Así podemos encontrar la Catedral de Santa María -actualmente en restauración-, una construcción del S. XIV en la que destaca su triple portada gótica, su nave central de media altura y su torre, un añadido del siglo XVII. Junto a viviendas populares se alzan majestuosos numerosos palacios como el de Escoriaza-Esquivel, de estilo renacentista y con una interesante portada plateresca; Urbina-Zarate, actual Sede de la Diputación Foral de Álava; Villa-Suso, levantado en el S. XVI sobre la primitiva muralla; Gobeo-Guevara-San Juan, edificio del S. XVI construido en ladrillo y que alberga el Museo de Arqueología; Aguirre-Montehermoso o Velasco-Verastegui. No nos podemos olvidar del Castillo de Mendoza, un conjunto arquitectónico conformado por una torre rodeada de una muralla de planta cuadrada con torretas en las esquinas. También son muy interesantes edificios civiles como la Casa del Cordón, del S. XV y que alberga una torre medieval y una sala gótica; la Torre de Doña Ochanda, sede del Museo de Ciencias Naturales; el edificio de Correos y Telégrafos, una construcción que recuerda a las antiguas casas-torre de Euskadi; la torre de Hurtado de Anda; Casa del Hospicio; El Portalón, etc. 

El patrimonio eclesiástico-monumental, disperso por toda Vitoria-Gasreiz, es también inabarcable. Tenemos la Iglesia de San vicente, del siglo S. XV y que es un buen ejemplo del estilo gótico vasco; la Catedral Nueva, de estilo neogótico; la Capilla de la Sagrada Familia, un edificio de estilo neobizantino con torres gemelas en su fachada; la Iglesia de San Antonio, templo del S. XVII con portada barroca y con esculturas de Gregorio Fernández; la Basílica de San Prudencia, edificada sobre los restos de un templo del S. VIII en el S. XIII; el Monasterio de las Salesas, construido en 1885 siguiendo el modelo de los antiguos monasterios; el Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz, Impresionante templo románico en el que destaca su portada en espadaña, etc. La lista de monumentos es aún más laga, a los que hay que sumar, además, numerosos museos que recogen la historia de Araba desde la prehistoria.

Una jornada de turismo en Vitoria-Gasteiz puede ser agotador, por lo que es imprescindible retomar fuerzas con una suculenta comida. 

Para ello nada mejor que entrar en alguno de los numerosos y excelentes restaurantes que jalonan la ciudad, como el Arkupe, ubicado en un edificio del siglo XVII en el casco antiguo de la ciudad y cuyas especialidades incluyen los rollitos de berza rellenos o la merluza con salsa de chipirones; el Ikea sirve unas ensaladas y magret de pato que le han hecho famoso; el Zaldiarán es el restaurante más famoso de Vitoria-Gasteiz, su carta ofrece, entre otras delicias, consomé frío de tomate y fritos del mar, lubina con tomate confitado al rioja alavés, pichón asado...

 

INDICE

INDICE - VISITA LA SECCIÓN DE GASTRONOMIA