Logo

DIARI0 MULTIMEDIA DE INFORMACIÓN - DESARROLLO PERSONAL - OCIO - CULTURA - TURISMO 

LEA COMPLETO EL ALMANAQUE DE HOY - EFEMÉRIDES

Recopilación de ediciones de EL ALMANAQUE

Busca en la hemeroteca del Almanaque. Miles de artículos

Google  

SANTORAL-ONOMÁSTICA - FEBRERO

Santos del día 4 de febrero

Andrés Corsino y Fileas, Remberto, Filo, Gilberto y Aventino obispos; Dióscoro y Teodoro, Eutiquio, Aquilino, Gémino, Gelasio, Magno, Donato, Isidoro, José de Leonisa y Verónica confesores; Juan Brito mártir de la Compañçia de Jesús; Juana de Valois reina.


DONATO

Del verbo donare (donar) proceden por una parte el sustantivo donum (don, regalo) y por otra el participio donatus, que significa donado, regalado. Forma parte del grupo de nombres (como Diosdado) que expresan que quien lo lleva ha sido muy deseado y por ello es considerado cuando nace como un don del cielo y en reconocimiento se le pone este nombre. Gozó de considerable difusión en Italia, especialmente en el Renacimiento. Tiene la forma femenina Donata y el diminutivo italiano Donatello. Desde que pasó a convertirse en apellido, se ha prodigado menos el nombre.

San Donato obispo de Arezzo, en Toscana, nació en Nicomedia de Bitinia (hoy Isnikmid) y se trasladó con sus padres a Roma, siendo todavía de corta edad. Fue encomendada su educación a un santo sacerdote llamado Pigmenio. Era entonces emperador de Roma, Diocleciano, quien ordenó una dura persecución de los cristianos. Sus padres y su maestro lo enviaron a Arezzo, donde la persecución no era tan enconada, mientras ellos se quedaron en Roma, donde sufrieron martirio. En Arezzo, Donato se puso bajo la dirección del clérigo San Hilarino. Admirado San Sátiro, obispo de la ciudad, de las cualidades de Donato, le ordenó sacerdote y le encomendó la predicación del Evangelio. Día a día iba creciendo la fama de elocuencia y santidad de Donato, quien a la muerte del obispo, fue designado por el papa San Julio, el año 346, para ocupar aquella sede episcopal, con gran alegría de los fieles y del clero. Según cuentan San Gregorio Magno y San Antonio de Florencia, era tal su fe que Dios obró a través de él importantes milagros por el bien de sus fieles. En la persecución de Juliano el Apóstata fue prendido Donato por el prefecto de Arezzo quien, ante la imposibilidad de hacerle abjurar de su fe, mandó decapitarlo. Fue en el año 372, el decimosexto de su episcopado.

San Donato anacoreta de Cisterón, nació en Orleáns a finales del siglo V. Tenía una memoria tan prodigiosa, que memorizaba con una sola lectura, de manera que a los doce años se sabía la Biblia de memoria. Acompañaban a esta cualidad un carácter afable y una notable inclinación a ayudar a los demás, por lo que el obispo de Orleáns se hizo cargo de su formación humana y eclesiástica. Le ordenó antes de alcanzar la edad canónica, porque había completado brillantemente su formación en pocos años. Pero no se ensoberbeció de tan prodigiosa inteligencia, antes al contrario, se retiró a la espesura de la selva, volviendo al mundanal ruido sólo cuando las obras de caridad o de apostolado reclamaban su presencia. Murió el año 522.

Entre los Donatos que han dejado huella en la historia hay varios duces de Venecia, un gran compositor, también veneciano (m. 1603), un ilustre gramático y retórico latino del siglo IV, que fue maestro de San Jerónimo, una treintena más de santos y especialmente el gran escultor Donatello (1386-1466). Es espléndida la galería de Donatos ilustres que engrandecen este nombre. ¡Felicidades

Indice

 


LOS LIBROS MÁS VENDIDOS - ESPECIALES - MONOGRÁFICOS - Recomendados 1 - 2 - Libros en Amazon.com ( Latinoamérica )