SAGITARIO

La humanidad se siente orgullosa de las virtudes que adquirió al aprender a herir y matar de lejos. En realidad, el hombre nació blandiendo una lanza y llegó a su mayoría de edad el día que la convirtió en flecha. Eso le dio una superioridad definitiva sobre sus rivales, pero le obligó también a administrar su fuerza. Ganó en seguridad y perdió en ferocidad. Cuanto más lejos está la víctima, menor es la ferocidad con que se la ataca, porque la razón se sobrepone al instinto. Ya no es necesario el cuerpo a cuerpo, en el que se desencadenan todas las pasiones. L@s Sagitarios tienen con ello una gran ventaja en sus relaciones laborales, de vecindad, etcétera. Saben guardar las distancias, lo cual les beneficia muchísimo. Pero su talón de Aquiles pueden ser las relaciones con los más allegados. Ahí no se puede rehuir el cuerpo a cuerpo, no es conveniente ir parapetándose siempre, no acabar nunca de coger al toro por los cuernos.

En el desarrollo de la capacidad ofensivo-defensiva de la humanidad, el Arquero, que así se llama también al Sagitario, constituyó el progreso armamentístico más importante de toda la historia, incluida la actual. El hecho de poder matar a los competidores y a los enemigos sin sufrir un rasguño, acabó de marcar nuestra vida y nuestra historia. Está claro, pues, que los antiguos astrólogos al proyectar al arquero en el cielo, estaban pensando en esa casi orgullosa seguridad que da el estar en clara ventaja; en las maneras parsimoniosas, cuidadosas, para alcanzar el objetivo final: dar en el blanco; en el buscar los mejores resultados arriesgando el mínimo; en la extremada prudencia; en el predominio de la habilidad y del cálculo sobre la fuerza; en la fuerza bien medida; en la poca inclinación a arriesgar; en la huida sistemática del cuerpo a cuerpo; en los aires un tanto elitistas; en la forma de estar en la vida y de relacionarse con las personas, que de todo ello se cerivan.

Augurios:

Tienes la balanza descaradamente inclinada a tu favor. Simplemente no abuses de tu superioridad cuando la tengas, porque ése es el entrenamiento perfecto para ser rastrer@ cuando estás en inferioridad. Sé generos@ siempre, sé valiente cuando sea necesario, de la cara cuando llegue el momento, y verás qué bien te va.

El Arquero es el ser más inteligente y preciso que proyectaron los astrólogos en el cielo. Dotes no te faltan, pues. Únicamente tienes que desplegarlas en toda su potencia, porque no estás sol@, hay much@s dispuestos a alzarse con tu botín.

Portada   |  Astrologia  | Horóscopo Sagitario