LIBRA

No tomar ninguna decisión importante sin antes sopesarla cuidadosamente. Este es un buen principio. Pero sólo el principio. Dedicar unos días a la reflexión, a estudiar pros y contras, siempre es conveniente. Pero luego has de pasar a la acción. Nadie está seguro de acertar al 100%, menos quien ha nacido en el firmamento de la Balanza. No hagas, por tanto, que la perfección te sirva de pretexto para la indecisión. Piensa que el primer nivel de perfección es acabar las cosas. Si no las acabas, no tienen ninguna calidad, por perfeccionista que sea toda la ejecución. Con todo un año por delante puedes proponerte objetivos ambiciosos, aunque veas que de entrada están por encima de tus posibilidades. Has de intentar alcanzar siempre un poco más de lo que calculas que puedes. Si te limitas únicamente a hacer lo que puedes, acabarás limitando tus posibilidades.

Faltaba una constelación para llegar a 12 en el camino que recorre cada año la Tierra alrededor del Sol, y Ptolomeo decidió que la desproporcionada pinza del Escorpión, bien podía convertirse en una Balanza, porque además echaba en falta en el cielo la imagen de la proporcionalidad y de la justicia. Si ése es, pues, tu lugar de nacimiento, ya sabes lo que esperan de ti quienes están convencid@s de que las estrellas nos marcan. El referente de tu historia y de tu conducta es la Balanza. No se espera de ti la decisión y el acierto inmediatos. Se te permite la duda, el balanceo, pero se espera que al final aciertes. Se te supone especialmente inclinado@ a la justicia, a la moderación, a la comprensión. Se confía en que las estrellas te hayan dotado especialmente para el autodominio y la templanza, que sepas dominar tus pasiones, que tengas sangre fría. Que seas especialmente fin@ razonando, no en vano "pensar" es en fin de cuentas "pesar".

Augurios:

Estás entrando en un buen año. Pintan oros. La economía anda eufórica y los beneficios de esta situación pasarán al alcance de tu mano. El que se detengan en ti depende de tu capacidad de decisión y esfuerzo. Es más fácil acabar teniendo algún pájaro en mano cuando hay muchos volando, que cuando están todos emigrados.

Si la libra ha sabido ganarse un lugar en el cielo, a ti te corresponde saberte ganar un espacio razonable en la tierra. Tienes las mejores armas. A una mala puedes retroceder a tu forma primitiva y convertir tus platillos en duras pinzas. No hay razones objetivas para que no consigas la mayor parte de lo que te propongas.

Portada   |  Astrologia  | Horóscopo Libra