ASTROLOGIA

Tod@s tenemos LIBRE ALBEDRÍO, éste es el mayor don de Dios para la Humanidad. A través del uso del libre albedrío escogemos día a día nuestro destino pese a lo que los astros dicten. El uso del libre albedrío es, en todos los casos, ocasión de regocijo, pese a nuestros errores, problemas, fallos y tropiezos.

Somos creadores de nuestras vidas y crecemos en el intento de superarnos.

En EL ALMANAQUE pretendemos darte CLAVES ASTROLÓGICAS para que te inspires, profundices en tu propio Ser, para que te/le conozcas más y mejor, medites y obtengas una comprensión más holística y global del Cósmos y del Hombre integrado en él.

LA ASTROLOGÍA es como un mapa de navegación, conocerlo nos amplía la visión de un plano llano a otro tridimensional. Nos guiará por el cielo con símbolos, arquetipos, mitología y contrastes. Bajará a la tierra, para comprender su proyección humana.

¡Prueba una cucharada de astrología, cada día, es sabor y contrastes, prometido!

Redundando en el objetivo global de EL ALMANAQUE, que es proveerte de recursos para facilitarte tu comunicación con los que te rodean, estamos seguros de que nuestro horóscopo te vendrá como anillo al dedo.

ACUARIO

Sólo somos plenamente conscientes de que el agua forma parte esencial de nuestra vida, cuando escasea. Entonces caemos en la cuenta de que incluso el agua es el principal material de construcción de nuestro cuerpo. Que prácticamente somos agua. Tan al alcance de la mano la tenemos, que ni nos enteramos de lo imprescindibles que son para nosotros los modernos y sofisticados aguadores. Pero ahí siguen en el cielo las estrellas que representan al aguador, a esa persona que discretamente reparte bienestar entre las personas que le rodean. Como si no supiera hacer otra cosa, como si fuera lo más natural del mundo ir haciendo el bien sin mirar a quién. Ése es un Acuario de los de antes, que va cumpliendo con su deber sin llamar la atención, sin ostentación, que parece que no esté. Pero que cuando efectivamente no está, se nota mucho el hueco que deja.

 

Aquarius se llama en latín esta constelación con la que se denomina al Aguador, el que tiene a su cargo el aprovisionamiento del agua. Pero esto es una modernidad, porque los romanos prefirieron llamar Amphora a esta constelación en la que, efectivamente, es más fácil dibujar el ánfora con el chorro de agua que de ella mana. Pero como un ánfora vertiendo el agua necesita alguien que la sostenga, he aquí que fue preciso añadirle el Aguador y ponerle su nombre a la constelación. ¿Cuáles son las características de Acuario? Están a la vista: es discret@, su papel no es deslumbrante, incluso las estrellas de esta constelación brillan tenuemente. Pero su importancia es vital. Cuando no está l@ echas en falta. Tiene inclinación hacia la bondad sin discriminación. Es hábil. Sabe nadar y guardar la ropa.

Augurios:

Te ganas a pulso la suerte que tienes. No te buscas enemigos, que eso es tener andado ya medio camino. Estás a bien con todo el mundo. Esperas pacientemente a que te llegue el turno de dar un salto cualitativo. Este año nuevo se presenta con muy buenas perspectivas. Si encauzas parte de las energías que tan generosamente repartes entre l@s que te rodean, en mirar por ti mism@, puedes dar ese salto.

Has de ser consciente de tus limitaciones. Ni el agua es inagotable, ni el cántaro es irrompible. Tienes en tus manos dones preciosos, que no debes menospreciar ni desperdiciar. Valórate y hazte valorar, aprovecha toda la energía que hay en ti y te encontrarás a ti mism@. Ése será tu mejor hallazgo.

Portada   |  Astrologia