Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

“Viena, arte, cultura y música”

V I A J E S 
“Viena, arte, cultura y música”

Iniciamos nuestro viaje a Viena a través de Iberia, ya que esta compañía aérea efectúa varios vuelos diario desde Madrid a Viena y viceversa con la seriedad y puntualidad que la distinguen en el mundo del transporte aéreo de pasajeros.Iniciamos nuestro viaje a Viena a través de Iberia, ya que esta compañía aérea efectúa varios vuelos diario desde Madrid a Viena y viceversa con la seriedad y puntualidad que la distinguen en el mundo del transporte aéreo de pasajeros.

BLACKLANE Una vez llegados al aeropuerto de Viena, una de las opciones que puede uno optar si el bolsillo te lo permite es el hacer el Transfer desde el mismo aeropuerto hasta el centro de la ciudad en uno de los lujosos vehículos que dispone la compañía Blacklane, la cual opera en muchas de las principales ciudades del mundo con un servició excelente.

Una vez acomodados en el precioso Hotel Rathaus Wein & Design, un lugar dedicado el mundo del vino y en donde uno se encuentra muy cerca del centro de Viena emprendimos nuestro Viaje para conocer a fondo esta bella capital situada en el centro de Europa y que goza de un gran prestigió.
Viena es una ciudad espectacular que rebosa arte, cultura, música y dinamismo. donde el visitante se encuentra muy cómodo por la infinidad de actividades que puede encontrar en ella
PALACIO DE SCHÖNBRUNN Nuestra primera salida fue para visitar y admirar el célebre Palacio de Schönbrunn, una joya de la arquitectura.

El Palacio de Schönbrunn, la antigua residencia de verano de la familia del emperador, es una de las construcciones barrocas más impresionante de Europa. Desde 1569 pertenece a los Habsburgo. Fue la esposa del emperador Fernando II quien ordenó en 1642 la construcción de una residencia veraniega, a la que le dio el nombre de “Schönbrunn”. El palacio y los jardines construidos a partir de 1696 tras el asedio turco fueron totalmente reformados por encargo de María Teresa después de 1743. Cuenta con salones privados y numerosas habitaciones (necesarias para albergar a la familia numerosa del emperador), y en ellas residían los Habsburgo la mayor parte del año.
Como admirador de la bella emperatriz Sisí encontrará en sus habitaciones numerosos objetos que nos recuerdan a ella.  A pocos pasos del palacio podemos admirar la magnífica carroza de la coronación en el Museo de Carruajes. El Teatro de Marionetas divierte con mucha fantasía y amor al detalle tanto a jóvenes como adultos. El parque del palacio invita a pasear como en tiempos del Emperador:
En el interior de la Glorieta se puede tomar un café mientras se disfruta de la vista sobre la ciudad. Un laberinto, invernaderos con plantas exóticas y el zoológico más antiguo del mundo completan la oferta.

MUSEO DE SISI A continuación nos adentramos en el Museo de Sisí que se encuentra en pleno corazón de Viena y donde el flujo de visitantes que acuden diariamente a recorrerlo es incalculable.

Desde hace tiempo que Elisabeth, la bella Emperatriz es apreciada en todas las partes, y se ha convertido en figura de culto.
El Museo Sisí dentro de los aposentos imperiales del Palacio Imperial confronta el mito a la verdad. Los numerosos objetos personales de Elisabeth así como los retratos más famosos de la bella Emperatriz son los puntos culminantes de esta muestra.
En el centro de mira de la exposición está la vida privada de Elisabeth, su rebelión contra el ceremonial de la corte, su huida al culto a la belleza, su obcecación por la esbeltez, sus logros deportivos y su poesía exaltada. El museo explica la vida infatigable de la legendaria Emperatriz: desde la época despreocupada cuando era una jovencita en Baviera, pasando por el imprevisto compromiso matrimonial con el Emperador de Austria, hasta su asesinato en el año 1898 en Ginebra.

Y a través de multitud de Objetos: se puede contemplar, entre otros, uno de los pocos vestidos de verano que se conservar, la copia del vestido que llevó a la fiesta celebrada antes de su boda, así como la copia del vestido húngaro de coronación, retratos famosos, un secreter en miniatura con algunos sobres pintados a mano por la propia Elisabeth, la caja de acuarelas de Sisi, un botiquín de viaje compuesto por 63 piezas y una reconstrucción del lujoso Vagón real de Sisi que se puede visitar. De su infancia se ha rescatado su arpa, traída desde Bayern, y también se expone una copia de un traje infantil.
Sus joyas de luto hechas de ónice y azabache, que comprenden seis piezas y que Sisi lució tras la muerte de su hijo y príncipe heredero Rodolfo, junto con su vestido de luto, también se exponen aquí al completo. El abrigo negro de plumas de garza con el que Sisi se cubrió tras el atentado en el Lago Leman y que llevó al Hotel Beau Rivage, evocan el trágico suceso, así como la máscara mortuoria de la emperatriz asesinada.

ESCUELA ESPAÑOLA DE EQUITACIÓN Otro de los recintos que no se pueden dejar de visitar es la Escuela Española de Equitación que se encuentra también el el centro de la ciudad y a escasos metros del Museo de Sisí
La Escuela Española de Equitación en Viena es la única institución del mundo que mantiene sin cambios y cuida desde el Renacimiento hasta hoy el arte ecuestre clásico de la alta escuela. Gracias al entrenamiento durante años el jinete consigue fundirse con el caballo en una unidad inseparable. El visitante tendrá una vivencia inolvidable gracias a la precisión de los movimientos de los Lipizanos en armonía con la música.

En el marco de representaciones de gala los visitantes presencian funciones únicas de los Lipizanos en el picadero más bonito del mundo, decorado de forma impresionante por el constructor barroco Joseph Emanuel Fischer von Erlach entre 1729 y 1735. Fue construido en su día para ofrecer a los jóvenes aristócratas la oportunidad de obtener clases de equitación.
El entrenamiento matutino nos da una idea del trabajo que realizan durante años los jinetes con sus caballos Lipizanos. En él efectúan sencillos ejercicios de relajación así como otros para perfeccionar y afinar una lección. Cada jinete es responsable de la instrucción de su caballo. El refuerzo preciso de la musculatura lleva a través del desarrollo de movimientos naturales a conseguir figuras acabadas de la “Alta Escuela“.
Los saltos clásicos de la escuela no se entrenan cada día y, por lo tanto, sólo se pueden ver a veces durante el entrenamiento matutino. Nada más bajarse, el jinete da a su caballo una merecida recompensa que saca del bolsillo de su frac.
MUSEO EL ALBERTINA El Albertina posee no solamente una de las mayores y más valiosas colecciones gráficas del mundo, con trabajos como la “Liebre” de Durero o los estudios sobre mujeres de Klimt. Su nueva exposición presenta obras maestras de la Edad Moderna y amplía con ello su círculo desde Monet hasta Baselitz pasando por Picasso. Ubicado sobre algunos de los últimos restos de la muralla de Viena, el Albertina domina el lado sur del Palacio Imperial, la mayor residencia de los Habsburgo.
La colección, iniciada por el duque Alberto de Sachsen-Teschen, hijo político de la emperatriz María Teresa, comprende en torno al millón de grabados y 60.000 dibujos. En sus exposiciones temporales se muestran obras tan conocidas como la “Liebre” de Durero o su “Manos en oración”, estudios sobre niños de Rubens y obras maestras de Schiele, Cézanne, Klimt, Kokoschka, Picasso y Rauschenberg.
En su nueva exposición el Albertina exhibe de manera permanente los estilos más fascinantes de los últimos 130 años desde el impresionismo francés hasta nuestros días, pasando por el expresionismo alemán o la vanguardia rusa. Tan admirados como el “Estanque de nenúfares” de Monet, las “Bailarinas” de Degas o el “Retrato de una niña” de Renoir son los lienzos de Beckmann, Macke, Chagall, Malewitsch, Rothko, Rainer y Katz.
Además el Albertina posee una colección de arquitectura y de fotografías (de Helmut Newton y Lisette Model entre otros artistas) cuyas obras se muestran en exposiciones especiales.
Los salones reales de la mayor residencia de los Habsburgo fueron habitados por la hija favorita de la emperatriz María Teresa, la archiduquesa María Cristina, y, posteriormente, por su hijo adoptivo, el archiduque Carlos, quien derrotó a Napoleón en la batalla de Aspern. Los salones trasladan al visitante a aquella época mediante su decoración en tonos luminosos amarillos, verdes y turquesa, y su mobiliario, que en parte es el original. Merece la pena visitar tanto el conjunto de tallas doradas, bañadas en una aleación especial llamada “Oro Albertina”, como los primorosos suelos de parquet con taraceas en ébano y rosa palo.

CATEDRAL DE SAN ESTEBAN  Tomamos el metro para salir a la estación de Karlsplazt en pleno centro de Viena y nos encontramos con unas concurridas calles llenas de turistas y gente de negocios, ya que nos adentramos en la zona de tiendas, y comercios de lujo de la ciudad.


Al final de una de estas calles nos encontramos con la Catedral de San Esteban, un monumento gótico espectacular y grandioso que es uno de los emblemas de la ciudad.

Con su torre sur de 137 metros de altura, llamada “Steffi” esta Catedral se erige majestuosa y es divisible desde cualquier punto de Viena.
La obra fue iniciada por Rodolfo IV de Austria y se levanta sobre las ruinas de dos iglesias anteriores, siendo la primera de ellas una parroquia consagrada en 1147. El edificio experimentó también varias reformas y ampliaciones a lo largo de su historia, siguiendo distintos estilos artísticos. Es el símbolo religioso más importante de Viena y ha sido testigo de multitud de eventos de la historia de Austria. En el exterior del edificio se pueden observar el tejado, las dos torres campanario —la Sur y la Norte— y los pórticos de entrada al templo: el de los Cantores, el de las Torres, el del Obispo y el Gigante. La campana Pummerín es una versión reconstruida de la primitiva, que fue dañada por un incendio.
MÚSICA En Viena 10.000 apasionados de la música escuchan cada noche música clásica en vivo. Esto no pasa en ninguna otra ciudad del mundo. A lo largo del año, el calendario de conciertos vienés presenta más de 15.000 espectáculos de todos los géneros y dimensiones.
En pleno centro de la ciudad y pegado a la Opera se pueden encontrar infinidad de personas ataviadas con ropa clásica de música ofreciendo paquetes de conciertos para todos los visitantes que se encuentran en Viena.
Millones de amantes de la música conocen la Musikverein de Viena como un lugar tradicional para la celebraciones.
La pasión por los conciertos de música clásica que hay en Viena la dominan dos grandes Salas: La Musikverein y la Konzerthaus.
Todos los años se retransmite por televisión a escala internacional el Concierto de Año Nuevo que interpreta la Filarmónica de Viena.
Ademas de estas dos salas de prestigio, existe otra docena de buenas salas de conciertos, donde uno se puede reencontrar con la buena música.
LOS NIÑOS CANTORES DE VIENA Entusiasman al público del mundo entero, son considerados como los embajadores más jóvenes de Viena y actúan con músicos de categoría mundial: son los Niños Cantores de Viena. En Viena actúan regularmente en su nueva sala de conciertos “MuTh” y en la Capilla del Palacio Imperial.

Los cerca de 100 Niños Cantores de Viena, con edades comprendidas entre los 10 y los 14 años, están organizados en cuatro coros. Dan unos 300 conciertos al año, ante casi medio millón de espectadores de todo el mundo.
Los inicios del coro tuvieron lugar en el año 1498, cuando el Emperador Maximiliano I puso la primera piedra de la Wiener Hofmusikkapelle o Banda Músical de la Corte de Viena, de la que formaban parte los Niños Cantores.
En Viena existe la posibilidad de escuchar con frecuencia a los Niños Cantores, actúan regularmente, formando parte integrante de la Hofmusikkapelle de Viena, en las misas dominicales que se celebran en la Capilla del Palacio Imperial desde septiembre hasta junio y en el MuTh, es decir, en su nueva sala de conciertos inaugurada el 9 de diciembre de 2012 en el Augarten. El nombre de MuTh es la abreviatura de “Música y Teatro”.
RESTAURANTE LOFT Pero Viena tiene también su excelente gastronomía y para ello nos acercamos a conocerla en uno de los restaurantes de más prestigio de la ciudad que se encuentra muy cerca del centro de la ciudad, el restaurante LOFT ubicado en la planta 18 del Hotel Sofitel con unas vistas impresionantes de Viena a través de su cristalera y al natural, donde se puede apreciar todos los monumentos y sobresaliendo la Catedral de San Esteban y al borde del río Danubio, otro de los símbolos de la ciudad.

LOFT este afamado restaurante con tres estrellas Michelín con inspiración alsaciana es un punto de acceso para los amantes de la comida gourmet gracias al concepto del chef francés Antoine Westermann. Con sus numeroso premios de gastronomía, es considerado uno de los chefs más famosos de Francia y donde pudimos descubrir en directo su alta gama de platos muy bien elaborados y presentados así como su amplia carta de vinos.
Una vez terminado nuestro Viaje a Viena nos queda el recuerdo de haber estado en una ciudad con una belleza increíble en todo lo que la rodea.

GUIA DEL VIAJERO

www.vienna.info

www.austriatourism.com – Tfn. 902999432 -ESPAÑA

www.iberia.es  

www.blacklane.com
www.hotel-rathaus-wien-at
http://www.sofitel-vienna-stephansdom.com/en/le-loft-restaurant.html
Coordina: José Buitrago
Fotos: Dolores Durio