Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

La Semana Santa de Ávila, la nueva Fiesta de Interés Turístico Internacional en Castilla y León

La Semana Santa de Ávila, la nueva Fiesta de Interés Turístico Internacional en Castilla y León

Una tradición que se remonta a 1540. Un total de 16 procesiones organizadas por 14 cofradías.

Casi 40 imágenes y grupos escultóricos tallados a manos de ilustres imagineros. Y como escenario, Ávila, Ciudad Patrimonio Mundial. Son los ingredientes perfectos que conforman la Semana Santa de esta localidad, que se ha convertido desde el 29 de Enero de 2014 en la octava semana de la Pasión declarada de Interés Turístico Internacional en Castilla y León, remarcando su posición de relevancia en el panorama turístico religioso y cultural.
A mediados de Abril, las calles de Ávila y su muralla volverán a acoger las Vírgenes, Cristos, Ecce Homos y conjuntos de la Pasión que, en dichas fechas, protagonizan las procesiones de la Semana Santa de esta Ciudad Patrimonio Mundial. Fervor, silencio y monumentalidad se combinan en una de las manifestaciones culturales y populares de mayor atractivo de Castilla y León. Tal es así que la Secretaría de Estado de Turismo ha declarado esta festividad de Interés Turístico Internacional.

La historia de esta celebración en Ávila se remonta al año 1540, cuando tuvo lugar la primera procesión organizada a manos del Ilustre Patronato de la Santa Veracruz. Más de cuatro siglos después, la Semana Santa abulense continúa reuniendo, con el mismo sentimiento, a fieles y curiosos, habitantes y visitantes, que se agolpan en sus calles, su casco antiguo y bajo su muralla para fundirse con el recogimiento, el silencio y la solemnidad que reinan en esos momentos.
Ávila acoge cada año numerosos actos para el público durante los días de Cuaresma, previos a la semana de la Pasión, entre los que no faltan exposiciones, jornadas de música sacra o conferencias, que van sumiendo a abulenses y foráneos en el espectáculo que supone la Semana Santa de la ciudad.

Un total de 16 emocionantes procesiones que se celebran desde el Viernes de Dolores y hasta el Domingo de Resurrección, llegando a coincidir incluso varias procesiones en el mismo día. Una experiencia que es posible gracias a las 14 cofradías, hermandades y patronatos que integran la Junta de Semana Santa. Así, recorren la ciudad 38 imágenes y grupos escultóricos, auténticas obras de arte que han sido elaboradas por primeros artistas de la imaginería española y castellano y leonesa.
El calendario de citas de estas fiestas dedicadas a los últimos días de Jesucristo incluye momentos ineludibles como la Procesión del Cristo de las Batallas, en Miércoles Santo, cuya imagen titular es un pequeño busto del siglo XV que acompañó a los Reyes Católicos en sus campañas bélicas; el Vía Crucis de Penitencia del Viernes Santo, presidido por la imagen del Cristo de los Ajusticiados, que tiene un recorrido a lo largo de la histórica muralla de Ávila y que llega a aglutinar a más de 10.000 fieles; o la Procesión del Miserere, que se celebra el Martes Santo, cuyo trayecto se realiza en horario nocturno y durante el cual los cantos rompen el silencio en las calles de esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad.
Amplia oferta de turismo religioso
Todos estos elementos han sido motivo suficiente para que la abulense se sume a la lista de las otras siete Semanas Santas de Castilla y León declaradas de Interés Turístico Internacional: León, Medina del Campo, Medina de Rioseco, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora. De esta forma, el destino consolida su liderazgo dentro del turismo religioso nacional, ya que se trata de la Comunidad Autónoma con mayor número de semanas de la Pasión con dicho reconocimiento. También son destacables los casos de Astorga (León), Burgos y la ‘Bajada del Ángel’ de Peñafiel (Valladolid), festividades que también gozan de declaración de Interés Turístico Nacional.
Castilla y León es, durante dichas fechas, pura exaltación de sus tradiciones y sus recursos, ya que uno de los principales encantos de estas celebraciones en la Comunidad es que tienen lugar entre templos de estilo romántico y gótico, portando tallas elaboradas a mano de artistas de renombre como Juan de Juni, Pedro Berruguete o Gregorio Fernández, representante por excelencia de la escuela castellana de escultura. Una rica amalgama de oferta turística religiosa que se reparte por el territorio, haciéndola accesible a diferentes públicos motivados por el turismo de proximidad y, en definitivas cuentas, por un catálogo de Semanas Santas únicas e irrepetibles, singulares, emocionantes y atractivas para viajeros nacionales e internacionales.

www.turismocastillayleon.com