8 tips para iluminar tu hogar

La iluminación del hogar es uno de los aspectos más importantes que se debe tomar en cuenta al momento de querer darle un estilo único o acondicionarla para la venta. Pues, es necesario que la intensidad de la luz sea la indicada y que además combine de manera perfecta con la estancia que se quiere. Por lo tanto, se muestra una lista de 10 consejos útiles para aprovechar al máximo la distribución de la iluminación en cada parte de la vivienda:

1- No deslumbrar

Un aspecto clave para iluminar las salas del hogar es evitar que deslumbren y para ello es mejor evitar las sombras. Entonces, antes de comenzar a colocar apliques flos o cualquier otro modelo adquirido en el mercado hay que evitar que la luz deslumbre. Es decir, esta debe tener darle un aspecto al entorno suave y uniforme, además, si las paredes son claras lo más adecuado es no usar luz blanca o un tono parecido, hay que usar uno beige.

2- Luz natural

En caso de no querer utilizar lámparas, pero cada rincón de la habitación necesita tener acceso a la mayor cantidad de luz natural posible lo más importante es que tenga una ventana cerca. Este tipo de iluminación permite que el cuerpo esté activo por las mañanas y les brinda a las personas una sensación de relajación. Por lo tanto, no hay que dejar de lado la alternativa de permitir que la luz natural ingrese al hogar.

Las decoraciones con espejos le dan mayor amplitud y permite que la luz pueda transferirse mejor a cada rincón de la vivienda. Además, no se necesita que los rayos del sol incidan directamente sobre el mismo para que rebote, pues, al ser reflectantes tienen la función de multiplicar la intensidad de la luz. El lugar adecuado para colocar los espejos es en un armario o en paredes que no estén sobrecargadas de sujetadores, así como los pasillos.

3- Luz principal en el techo

Cada una de las habitaciones del inmueble debe tener un ingreso mínimo de luz proveniente de una lámpara en el techo. Esto incluye tanto a los pasillos como al recibidor, pues, se trata de dos sitios a los que se les presta poca atención y luego ocurren tropiezos con consecuencias fatales en el hogar.

Es necesario contar con un interruptor que active las lámparas del techo para darle la iluminación requerida al hogar en esos momentos en los que la luz natural es mínima. Tanto la regleta de techo o el plafón de techo son ideales para colocarlos en un sitio central del inmueble. Una lámpara colgante en un baño es una mala combinación, pero puede quedar muy bien si es colocada en un sitio como la sala de estar.

4- Mezclar varios tipos de luz

Además de usar lámparas de techo e iluminación natural, una práctica muy habitual y que brinda buenos resultados es usar los distintos efectos para crear sensaciones únicas. Por ejemplo, la luz cálida le da a la estancia una sensación reconfortante mientras que la luz fría genera relajación o mayor actividad de acuerdo al tipo de distribución generada.

5- Lámparas auxiliares

Aparte de las lámparas de techo, es necesario utilizar una iluminación adicional de acuerdo con los metros cuadrados que tenga la vivienda. El método es disponer de lámparas auxiliares en el caso de tener algún requerimiento de luz extra durante el día. De esta manera, mientras la luz del techo está apagada hay un ahorro de energía eléctrica y las lámparas auxiliares sirven al mismo tiempo para decorar el entorno.

Es normal emplear lámparas de techo para darle mayor iluminación a una sala grande, especialmente durante eventos o reuniones, leer el periódico o solamente para agregar más luz. En esos instantes la luz auxiliar o las lámparas LED son ideales debido a su bajo consumo y potencia de iluminación.

Las lámparas LED tienen la capacidad de regular la luz y hasta el color para darle al usuario mayor flexibilidad al momento de iluminar el hogar diariamente. Sin embargo, la decisión final dependerá de cada propietario y de sus gustos al momento de querer decorar un inmueble.

6- Entrada de luz adecuada

Cada habitación o sector de un inmueble tiene unos requerimientos de luz específicos y la misma depende de los gustos del propietario. La luz en cada una de las estancias es un valor subjetivo y no existe una cantidad exacta como guía. Sin embargo, una guía es tomar en cuenta las dimensiones del espacio y la forma, no es igual iluminar un sitio rectangular que uno triangular y tampoco el color o potencia es la misma.

Entonces, la iluminación de una habitación es medida en luxes y es un valor que sirve para determinar la cantidad de metros cuadrados que dicha cantidad puede iluminar. Cada lumen es la intensidad o potencia que una bombilla o lámpara LED puede ofrecer.

7- Prestar especial atención a la luz del baño y la cocina

Un aspecto clave al momento de iluminar correctamente un inmueble es darle especial atención al baño y la cocina. Se trata de un espacio que necesita una luz central que intimide menos, a pesar de que el baño puede ser más pequeño que otros lugares de la vivienda. En el caso de la cocina, aplicar varios puntos de luz sobre las encimeras, el lavavajillas, la estufa, etc., puede facilitar las actividades llevadas a cabo allí diariamente. Con respecto al baño, es muy importante iluminar el espejo y otra alternativa mucho más eficaz es colocar luz dentro de los muebles por medio de halógenos.

8- Colocar puntos de luz especialmente para leer

Algo que muchas personas olvidan mientras piensan en los puntos de iluminación del hogar son los momentos para leer. Pues, tal vez es una actividad que solamente se puede realizar en el fin de semana o 30 minutos al día.

Sin embargo, ese instante requiere de luz cálida para darle al salón, dormitorio o despacho una sensación de relajación mientras se lee. Pues, el objetivo es estar tranquilo, para luego sentir un poco de cansancio y luego sueño antes de dormir.

Si la luz es cálida mientras se estudia es posible tener sueño, por lo tanto, hay que jugar con los tonos de la iluminación para evitar esta sensación y mantenerse despierto. La luz fría o neutra estimula la concentración del lector, además el color blanco ayuda a forzar menos la vista lo que le da un plus.

En el mercado existen flexos para estudiar o leer que pueden ser muy útiles para esta actividad. Y entre sus características principales regulan la intensidad de luz y el color para tener mayor o menor concentración según las necesidades del usuario.