Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

Acoso laboral y qué hacer en caso de ser víctima

Acoso laboral y qué hacer en caso de ser víctima

Gran parte de nuestro día a día lo empleamos en nuestro lugar de trabajo. Es muy importante que este espacio sea cómodo, agradable y apto para desempeñar nuestras funciones. Sin embargo, esto no nos exime de que podamos sufrir, en algún momento, de abusos o acoso laboral.

Este percance nos produce estrés, ansiedad, decepción y, en algunos casos, se vuelve insoportable. Pero debemos estar conscientes de que no todas las situaciones califican como acoso laboral.

¿Qué es acoso laboral?

Una definición sencilla de acoso laboral hace referencia a cualquier conducta que pueda afectar física o psicológicamente a un individuo en el ambiente de trabajo.

Estas situaciones abusivas, en muchos casos, violentas, suelen ser ejercidas por parte de superiores, subordinados o compañeros laborales, que de diferentes formas pueden atentar contra la integridad o dignidad del afectado.

Sobre este tema existe mucha desinformación. Muy pocos conocen con certeza cómo se debe proceder en caso de sufrir una situación como esta.

Por ello, queremos brindar información valiosa de forma tal, que los afectados puedan identificar el caso a través de la experiencia sufrida, y buscar ayuda legal en caso de ser requerida.

Casos más comunes de acoso laboral

En el ámbito laboral se presentan diferentes casos de acoso laboral y, dentro de los más comunes, se encuentran los que detallaremos a continuación.

Discriminación laboral

La discriminación en el área laboral es bastante común. Sucede cuando un individuo es vejado, criticado, maltratado física o emocionalmente, debido a su raza, nacionalidad, costumbres, creencias religiosas, sexo, e incluso por su edad. Estas situaciones de acoso deben ser denunciadas.

Faltas de respeto o insultos

Cuando existe una agresión verbal o física, ya sean gritos, insultos, ridiculización o llamadas de atención injustificadas, por cualquier persona dentro del área laboral, puede calificar como acoso, ya que se vulnera la integridad del empleado.

Acoso sexual

El acoso sexual en el ambiente laboral representa una situación de intimidación de naturaleza sexual que la víctima no desea.

Suelen ser insinuaciones indecentes e inapropiadas a cambio de algún tipo de beneficio, que incomodan y se convierten en intolerables para cualquier persona, tanto hombres como mujeres.

Lamentablemente, las víctimas de este tipo de acoso, por temor o vergüenza, no suelen denunciar el caso, sino que prefieren retirarse de sus empleos.

¿Qué hacer en caso de ser víctima de acoso laboral?

Cuando se presentan algunas de estas conductas, que podrían considerarse como acoso en el entorno laboral, es importante estar atento e informados sobre qué debemos hacer y quién nos puede brindar la mejor ayuda.

Antes que nada, se debe buscar asesoramiento profesional de un abogado en el área laboral, para exponer cualquier situación que el afectado esté atravesando y, de esta manera, obtenga información oportuna sobre los derechos que le asisten a cada tipo de acoso, según sea el caso. Grupo MedLegal ofrece ayuda y servicio legal para cada uno de estos casos.

Una vez que la situación sea evaluada por el profesional, hay que tener en cuenta que deben presentarse pruebas para las acciones legales, tales como: grabaciones, correos electrónicos, vídeos, fotografías, mensajes o testigos.

Aunque las empresas tienen la obligación de velar por la integridad física y mental de todos sus empleados, y para ello deben tener protocolos de actuación en cualquier situación que se presente, podrían hacer caso omiso de tales situaciones. Es por ello la importancia de tener asesoramiento de un abogado, para así poder realizar las acciones que amerite el caso.

Consecuencias del acoso laboral

Las personas que experimentan algún tipo de acoso laboral, pueden sufrir de diferentes afecciones que pudieran afectar de manera significativa su vida cotidiana.

Pueden presentar, según sea el caso, insomnio, irritabilidad, nerviosismo, trastornos o daños físicos que se pueden transformar en ansiedad y depresión, y que pueden requerir ayuda médica.

Hacemos un profundo hincapié en la importancia de buscar ayuda. Debemos saber que tenemos derechos, y estos deben ser respetados, sin temor alguno.

Informarse es primordial para conocer los pasos a seguir, en caso de ser víctima de acoso.