Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

La Navidad viajera a la República Checa

La Navidad viajera a la República Checa

El invierno ya ha llegado. Y con él se están acercando también los preparativos para la Navidad. Si en vez de estresarte por las compras de los regalos prefieres disfrutar de esta época del año, te invitamos a un viaje a la República Checa. Da por sentado que si te quedas en la capital checa, Praga, o visitas alguna de las regiones de Chequia, regresarás lleno de nuevas experiencias.

Y sobre todo, esta Navidad ¡no te quedes sin conocer los mercadillos más bonitos de Europa!

¡Te deseamos feliz viaje!

Saborea la Navidad en los mercadillos checos

Las ciudades checas se preparan para las fiestas más bonitas del año.

La Navidad sigue siendo un clásico y la República Checa no es una excepción. Año tras año los mercadillos navideños regresan puntuales a su cita con las principales plazas de Praga, pero también con las de las ciudades más importantes del país. Los más madrugadores son los de Olomouc y Brno, que abren sus puertas los días 23 y 24 de noviembre, respectivamente; mientras que en Ceský Krumlov y en Praga lo hacen una semana después, el 1 y el 2 de diciembre.
Aunque la gastronomía y la artesanía son el hilo conductor de todos ellos, cada uno emerge con su propia personalidad y ofrece al visitante un aspecto diferente.
Praga: la guardiana de la tradición

Una de las épocas más bonitas para visitar Praga es la Navidad. Además del ambiente que se respira en toda la ciudad, sus 4 principales plazas (Ciudad Vieja, Venceslao, La Paz y La República) se engalanan hasta el día 6 de enero para demostrar al mundo por qué los mercadilllos checos están considerados como algunos de los más bonitos de Europa. Especialmente los de Praga, que ejerciendo de guardianes de la tradición se visten con los colores típicos de la época (verde, blanco, rojo y oro), albergan infinidad de conciertos de música clásica y villancicos y se distribuyen formando la clásica estrella navideña de 5 puntas. Podrás visitarlos desde las 10:00 de la mañana hasta las 22:00 horas, y si viajas con niños apúntalos a alguno de los talleres creativos que se organizan en ellos. No te vayas sin probar el típico vino dulce (svařák), la tacita de recuerdo que te regalarán contribuirá a que no olvides su exquisito sabor especiado.

http://www.czechtourism.com/sp/p/sp-navidad-1/