Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

LA ISLA ESMERALDA, UN PARAÍSO PARA LOS AMANTES DEL GOLF

LA ISLA ESMERALDA, UN PARAÍSO PARA LOS AMANTES DEL GOLF  

Royal-Portrush

  • Irlanda, que tiene un tercio de los campos link de todo el mundo, atrae anualmente a más de 250.000 golfistas provenientes de todo el mundo.
  • El campeonato Dubai Duty Free Irish Open será una cita imprescindible para los aficionados al golf que podrán seguir los golpes de estrellas internacionales.

Madrid, 20 de abril de 2016.- Irlanda es un destino obligado para los amantes del golf. Los más de 400 campos de toda la isla ofrecen una calidad de juego superior donde los límites de los desafíos los marcan los propios jugadores. Un aliciente añadido para viajar a Irlanda será seguir los pasos de jugadores internacionales en el Dubai Duty Free Irish Open, uno de los torneos más esperados del Circuito Europeo, que se disputará en “The K Club” (Condado de Kildare) del 19 al 22 de mayo. 

CartonLa Isla Esmeralda se posiciona como un destino vacacional en auge para practicar golf. Los trazados de sus numerosos campos de golf, la calidad de la hierba y los entornos naturales de excepción son algunas de las características que hacen de los campos irlandeses lugares de peregrinación tanto para principiantes como para jugadores más experimentados.

Además, los aficionados que prefieran ver en acción a sus jugadores favoritos podrán asistir al torneo Dubai Duty Free Irish Open que se celebrará del 19 al 22 de mayo en el campo The K Club, en el Condado de Kildare, cuyos hoyos largos y espacios abiertos fueron escenario de la victoria de la Ryder Cup de 2006 capitaneada por Ian Woosnam.

El torneo atraerá a Irlanda a muchas estrellas del golf internacional, incluyendo el anfitrión del torneo, el norirlandésRory McIlroy, actual embajador de Unicef de Irlanda desde junio de 2011. Los jugadores competirán por hacerse con el trofeo del vencedor que asciende a 675.500 €.

Sentir el rocío de la brisa marina cuando se juega, contemplar los acantilados mientras se piensa cómo dar un golpe, oler la hierba mojada o  deleitarse con la cálida luz de los atardeceres irlandeses en verano son experiencias únicas que solo se pueden vivir en los campos de golf de la Isla Esmeralda, una de las Mecas del Golf.