Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

FLANDES, DESTINO CERVECERO

FLANDES, DESTINO CERVECERO

Efectivamente, Flandes es tierra de cervezas pero, sobre todo, tierra de cerveceros. Ya a principios de la Edad Media los monjes de las abadías se encargaban de potabilizar las aguas de los canales convirtiéndolas en cerveza mediante el “gruut”, una carísima combinación de hierbas que dotaba a la bebida de infinidad de gustos, según la receta que cada abadía utilizase. En el S. XIV se produce la primera gran escisión en el proceso de elaboración: las provincias flamencas pertenecientes a Sacro Imperio Romano introdujeron el lúpulo, mientras que las provincias del oeste mantuvieron el “gruut”. Y desde entonces, la diversidad ha seguido prodigándose, manteniendo siempre altos estándares de calidad.

8 muestras de singularidad cervecera

•Diversidad de perfiles aromáticos, procesos de elabroración y amplio abanico de ingredientes. •Singularidad de las cervezas de abadía y trapenses •Tradición ancestral que se transmite de padres a hijos. Un buen ejemplo es la etiqueta de calidad “Belgian Family Brewers”, www.belgianfamilybrewers.be, cuyos 20 miembros pertenecen a cerveceros y fábricas de cerveza con una experiencia de al menos 50 años.
•AB InBev, uno de los mayores productores de cerveza a nivel mundial, tiene su sede en Lovaina. •Bélgica es el tercer exportador de cerveza a nivel mundial tras Alemania y Holanda. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que la exportación de esta última se centra en una sola marca (Heineken), mientras que Bélgica exporta cientos de marcas distintas. •Calidad de la cerveza y maestría innovadora de los cerveceros, que cada año son reconocidos con prestigiosos premios internacionales. Es el caso, entre otros, de la Westvletteren, nombrada “la mejor cerveza del mundo” por RateBeer. •Beber cerveza es un arte también: cada una de ellas se sirve en su copa apropiada. •En Flandes, la cultura de la cerveza está íntimamente ligada a la gastronomía: se trata del lugar del mundo en el que más recetas se preparan con esta exquisita bebida.
5 experiencias cerveceras en Flandes
•En Bruselas hay numerosos tradicionales “cafés” en los que se pueden degustar cientos de cervezas. Además, la ciudad produce una cerveza artesanal única en el mundo: la “lambiek”, de fermentación espontánea. Una visita al Museo de la Gueuze te desvelará sus secretos. El Fin de Semana de la Cerveza a principios de septiembre es el momento que esperan con ansias los amantes de la cerveza de todo el mundo. •La provincia de Amberes se caracteriza por acoger 13 fábricas de cerveza y organizar decenas de festivales cerveceros. A ella pertenecen las conocidas “Koninck”, “Duvel” y la trapista “Westmalle”. La fábrica de cerveza “Het Anker” en Malinas produce la “Gouden Carolus” en honor a Carlos I. Es una de las cervecerías más antiguas de Bélgica ¡y se puede visitar! •En Gante se halla la cervecería “Gruut”, que sigue los métodos tradicionales medievales. La ciudad es conocida además, por un grupo de jóvenes chefs con talento que realizan delicias gastronómicas con cerveza. En la provincia recomendamos seguir una ruta cervecera ciclista. •Brujas tiene 3 cervezas características, además de acoger el Brugs Bierfestival. La cervecería trapista Westvletteren completa la oferta cervecera de la provincia. •Lovaina, capital de la cerveza, produce la conocida Stella Artois y la Hoegaarden, además de ser el punto de encuentro de cerveceros en el Zythos Beer Festival. Los hoteles de la ciudad garantizan una experiencia completa gracias a los paquetes cerveceros, que incluyen cenas, visitas, paseos guiados… e incluso talleres gastronómico-cerveceros.