Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

Budapest nace de la unión de las ciudades de Buda y Pest

Budapest nace de la unión de las ciudades de Buda y Pest

La arquitectura de la capital es de estilo renacentista y barroco, y está representada en el Castillo y en la iglesia de San Matías

Budapest nace en 1873 de la unión de Buda y Pest, dos antiguas ciudades situadas en la ribera derecha e izquierda, respectivamente, del río Danubio. Es la capital de Hungría, país que desde mayo de 2004 forma parte de la UE. La historia cuenta que Buda fue sede Real húngara en varias ocupaciones durante la Edad Media, el Renacimiento, la época Moderna y Contemporánea hasta el año 1944 cuando desapareció la monarquía en Hungría.

Hoy, Buda y Pest viven una para la otra, se complementan y son símbolo de una convivencia social. A nivel turístico, Buda es una maravilla. La arquitectura, de estilo renacentista y barroco, está representada en el Castillo, la iglesia de San Matías y en el Bastión de los Pescadores, declarado, éste, Patrimonio de la Humanidad. Son las joyas de la corona de la ciudad del Este de Europa.

El Castillo de Buda, también conocido como Palacio de Buda ha sido el castillo de los reyes húngaros en Budapest. Durante un periodo de tiempo fue llamado Palacio Real y Castillo Real. Esta fortaleza, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1987, se construyó durante el siglo XIV en el extremo sur de la colina donde se encuentra el distrito del Castillo, Várnegyed, que es famoso por las casas y edificios públicos medievales, barrocos y del siglo XIX.

La iglesia de San Matías

El Templo de Nuestra Señora, o como la conoce la mayoría de gente, la iglesia de San Matías, se construyó durante el reinado de Béla IV, el primer rey que mandó a construir un palacio. Es uno de los templos más hermosos de la arquitectura ecléctica de Hungría y está en la vecindad de la estatua de la Santísima Trinidad, construida para conmemorar la epidemia del año 1709.

El Parlamento de Hungría



El Parlamento de Hungría es símbolo de la soberanía del país y uno de los edificios más bellos de Europa. En su inauguración llegó a ser el mayor parlamento del mundo. Ahora está considerado el tercero, después del de Rumania y Argentina. El edificio tiene una longitud de 268 metros y 118 metros de profundidad. Contiene más de 20 kilómetros de escaleras y 691 habitaciones. La cúpula central tiene una altura de 69 metros, y es donde se encuentran los adornos más preciosos, que se reflejan en la vitrina en donde se muestra la corona de Hungría.

La Ópera de Budapest es uno de los monumentos más importantes de la capital húngara, que abrió el 27 de septiembre de 1884, con una ceremonia espectacular, en presencia de José Francisco I. Pero la celebración casi se convirtió en un escándalo porque al abrir las puertas, el público curioso, entró empujando violentamente a los policías solo para poder ser el primero en admirar el maravillo palacio de la calle Súgar.

El palacio de Gödöllö

El palacio de Gödöllö fue originariamente construido para la familia Grassalkovich. También fue utilizado como residencia barroca de los Habsburgos. Se construyó en los años cuarenta del siglo XVIII por Antal Grassalkovich. Es de estilo barroco y fue el primer edificio de este tipo cuyas alas se abrían al jardín y no al patio y a la entrada, como era habitual en los palacios de la época. Con el paso del tiempo, éste, se amplió con una capilla de estilo rococó, luego con el teatro, el establo…En los años 1867-98 el palacio fue la residencia preferida por la reina Isabel “Sissi”, esposa del emperador de Francisco José.

Enric Ribera Gabandé

Foto: Pilar Rius