Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

La naturaleza de Serbia en el Parque Nacional de Fruška Gora

La naturaleza de Serbia en el Parque Nacional de Fruška Gora

— El origen como isla de este Parque Nacional hacen que sea un lugar único en Europa por su riqueza natural y restos fósiles —

— Monasterios ortodoxos, rutas de senderismo, diversa fauna y flora,  observación de aves, ciclismo y pesca, son algunas de las actividades a disfrutar en Fruška Gora —

Belgrado (13 de abril 2016) – Desde Belgrado, a tan solo una hora de distancia por carretera, podemos entrar en contacto directo con la naturaleza, en el Parque Nacional de Fruška Gora. Senderismo, observación de aves, rutas en bicicleta, montañismo o exploración de lugares secretos y recónditos, son algunas de las actividades que encontramos en este entorno natural.

Hace mucho tiempo Fruška Gora fue una isla en el mar de Panonia. Hoy es una cordillera verde que emerge de la vasta llanura, con su pico más alto, el Crveni čot de 539 metros, el cual se encuentra rodeado de la alfombra multicolor de la llanura de Srem, los viñedos y las torres de los monasterios.

Sus laderas poco escarpadas, bosques centenarios, famosos viñedos y numerosos monasterios son las características principales de este Parque Nacional. La cordillera de Fruška Gora está compuesta por distintas variedades de rocas de las Eras Paleozoica, Mesozoica, Terciaria y Cuaternaria. Esta compleja composición geológica da lugar a una flora y fauna fósil extraordinarias, preservadas en los restos del antiguo lecho marino que existió aquí desde hace más de doscientos millones de años hasta hace cincuenta millones de años. Gracias a sus muchos restos fósiles, la antigua isla de Panonia constituye hoy una ventana hacia el pasado geológico. Éste es uno de los grandes tesoros naturales que permiten a Fruška Gora situarse como una de las regiones de mayor riqueza natural de Europa.

Entre las plantas más singulares y de mayor importancia de esta región, se encuentran las laureolas, los helechos, los guindos de la estepa, los espinos negros y más de 30 tipos de orquídeas. Los bosques del parque son muy diversos, aunque predominan el roble albar y el carpe blanco. Dentro de la vegetación de los bosques caducifolios, las hayas y los tilos ocupan un lugar muy importante. Una peculiaridad única de Fruška Gora es que su terreno boscoso está cubierto por tilos. La vegetación de los prados está compuesta por numerosas especies propias de la estepa: adonis vernal, pulsatila grandis o cerrillo. El mundo de los hongos está representado por alrededor de 400 especies conocidas de setas, muchas de ellas comestibles y muy populares como el parasol, el rebozuelo, la seta de san Jorge y el boletus.

En cuanto a la fauna, en los bosques de Fruška Gora viven gatos monteses, garduñas, lirones castaños y murciélagos, mientras que en la estepa son numerosas las colonias de ardillas, un alimento muy importante para las aves rapaces. Hasta la fecha, los ornitólogos han registrado en Fruška Gora exactamente 211 especies de aves.

Las más raras y, al mismo tiempo, las más amenazadas, son las aves rapaces: el águila imperial, el águila pomerana, el halcón peregrino, el águila pigargo y el águila calzada. En los alrededores del Parque Nacional de Fruška Gora se encuentran 16 monasterios ortodoxos, construidos durante los siglos XV y XVI. Entre ellos destacan Grgeteg, Krušedol, Novo Hopovo, Beočin, Vrdnik o Rakovac.

Estos monasterios, la mayor parte de los cuales fueron restaurados en el siglo XVIII, representan un conjunto histórico-cultural único del arte barroco serbio y atraen por igual a fieles y a turistas.

Debido al gran número de monasterios que hay en ella, a menudo se ha llamado a la montaña de Fruška Gora la “Montaña Sagrada de Serbia”.

Todos los años, el Parque Nacional de Fruška Gora es destino de un gran número de turistas y montañeros. Los lugares más populares para realizar excursiones son el bosque de Čortanovačka šuma, Stražilovo, Glavica, Popovica, Andrevlje, Ležimir y Lipovača. Las distintas rutas de senderismo permiten al visitante familiarizarse con los tesoros naturales y culturales de Fruška Gora, entre los cuales destacan su rica flora, su coto de caza, las distintas variedades de insectos o la observación de aves. El ciclismo o la pesca son actividades que también permiten una extraordinaria experiencia en contacto directo con el entorno.

Página web de Turismo de Serbia (castellano) – http://es.serbia.travel/

Información general Parque Nacional Fruška Gora – www.npfruskagora.co.rs/eng.html

Facebook Turismo de Serbia – www.facebook.com/turismoserbia/

Twitter Turismo de Serbia – https://twitter.com/turismoserbia