Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

Se agota el tiempo para millones de niños ante la amenaza de la hambruna, la sequía y la guerra

Se agota el tiempo para millones de niños ante la amenaza de la hambruna, la sequía y la guerra

UNICEF declara que los niños no pueden esperar más a la petición urgente de casi 255 millones de dólares para responder a las necesidades inmediatas del noreste de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen

NUEVA YORK/DAKAR/NAIROBI/AMMÁN, 28 de marzo de 2017 – Según ha comunicado UNICEF, un mes después de la declaración de hambruna en Sudán del Sur se agota el tiempo para más de un millón de niños, con una sequía y un conflicto armado que arrasan con numerosas vidas del noreste de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen.

“Los niños no pueden esperar a que se declare una nueva hambruna mientras decidimos tomar medidas”, afirmó Manuel Fontaine, Director de Programas de Emergencia de UNICEF. “Contamos con la experiencia de lo ocurrido en Somalia en 2011: para cuando se declaró la hambruna, una cifra incalculable de niños ya habían fallecido. Eso no puede volver a pasar”.

UNICEF informó de que en esos cuatro países, al menos 22 millones de niños están hambrientos, enfermos, desplazados de sus hogares o han dejado de ir a la escuela. Cerca de 1,4 millones están en peligro inminente de morir este año de malnutrición aguda.

Según la última estimación de fondos, UNICEF necesitará unos 255 millones de dólares para proporcionar a esos niños comida, agua, salud, educación y servicios de protección solo para los próximos meses.

Una parte de la financiación (más de 81 millones de dólares) se destinará a programas de nutrición para realizar a los niños pruebas de malnutrición y administrarles alimentos terapéuticos.

Una cantidad adicional de 53 millones de dólares se asignará a los servicios de la salud y, en particular, a las vacunas, mientras que más de 47 millones de dólares se destinarán al agua, el saneamiento y los programas de higiene para prevenir enfermedades diarreicas potencialmente mortales.

Los fondos restantes contribuirán a proteger a los niños afectados por el conflicto y los desplazamientos y les proporcionarán servicios educativos. Las familias más vulnerables también podrán contar con asistencia en efectivo.

Los recursos necesarios para los meses siguientes forman parte de un llamamiento más amplio para el resto de 2017, consistente en un total de 712 millones de dólares: un aumento de un 50% en los requisitos de financiación para los cuatro países con respecto al mismo periodo del año pasado.

UNICEF ha trabajado con los aliados de los cuatro países para responder a la amenaza de la hambruna y evitar su propagación: 

• A finales de este año, UNICEF logrará atender a 3,9 millones de personas del noreste de Nigeria con servicios de emergencia de atención a la salud primaria; tratará a 220.000 niños menores de cinco años gravemente malnutridos y facilitará el acceso a agua segura a más de un millón de personas. 

• En Somalia, UNICEF está ayudando a 1,7 millones de niños menores de cinco años con tratamientos para un máximo de 277.500 casos de malnutrición aguda grave, gracias a servicios de nutrición y atención a la salud tanto móviles como en instalaciones específicas.

  • En Sudán del Sur, UNICEF y sus aliados han distribuido asistencia vital para 128.000 personas de zonas afectadas o amenazadas por la hambruna, entre ellas, 30.000 menores de cinco años.

  • En Yemen, UNICEF ha incrementado las actividades dedicadas a responder a la malnutrición con instalaciones, equipos móviles, trabajadores comunitarios de la salud y voluntarios que han accedido a comunidades aisladas y atendido a familias desplazadas. Además, UNICEF está ayudando a niños gravemente malnutridos y a sus familias con asistencia en efectivo y servicios de agua y saneamiento, que comprenden la provisión de agua segura, suministros y promoción de la higiene. 

El conflicto armado es uno de los principales factores causantes de esta crisis, según UNICEF, que pide atención incondicional, ilimitada y sostenible para los niños más necesitados y hace un llamamiento para que se dejen de incumplir los derechos infantiles en los países afectados.

Por último, UNICEF ha dado la alarma sobre el empeoramiento de la nutrición en los países vecinos.

“Mientras la violencia, el hambre y la sed sigan forzando a las personas a desplazarse dentro y fuera de sus fronteras, las tasas de malnutrición continuarán disparándose no solo en esos cuatro países, sino también en la cuenca del Lago Chad y en el Cuerno de África”, aseguró Fontaine. “Si las organizaciones humanitarias no logran obtener el acceso y los recursos que necesitan para atender a los más vulnerables, perderemos muchas vidas”.

###

Acerca de UNICEF
En UNICEF promovemos los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo.

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor, visite: www.unicef.org/es