Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

CONCIERTO DEPECHE MODE DE MADRID

CONCIERTO DEPECHE MODE DE MADRID

El grupo británico Depeche Mode llegó a la capital con su tour “The Delta Machine”, un espectáculo libre de artificios en el que la banda ha desgranado los temas más populares de toda su carrera.

Con las entradas vendidas desde hace meses, esta actuación era muy esperada por el público madrileño, quien abarrotó el Palacio de los Deportes durante dos días consecutivos, y en el que pudimos asistir a un repaso de los éxitos del grupo británico, haciendo especial hincapié en éxitos de sus primeros años en el mundo de la música.  

Utilizando como único recurso escenográfico las imágenes proyectadas en varias pantallas y el juego de luces, el grupo británico comenzó su concierto con varios temas del álbum “Delta Machine”, su más reciente trabajo, en el que el vocalista, Dave Gahan, ha contribuido a la composición con temas como “Welcome to my world”, con el que arrancó el concierto.  

Tras estos, una sucesión de los temas míticos de la banda que ha vuelto a interpretar con fidelidad a sus orígenes. Canciones como “Black celebration”,  “Behind the wheel” o “Never let me down again”, tres de sus éxitos de la década de los 80.  El más conocido de ellos: “Just can’t get enough”, fue uno de los más coreados por el público.  La interpretación de canciones como, “Personal Jesus” o “Enjoy the silence” han demostrado el buen estado de forma y las tablas del veterano Dave Gahan.  

En esta ocasión, el principal compositor en Depeche Mode, Martin Gore, ha tenido menos protagonismo que en otras ocasiones. Con temas que habitualmente hemos escuchado en la voz de Gahan, como “But not tonight”, del album de 1986 “Black Celebration”, imprimió durante unos minutos un ritmo más pausado acompañado únicamente  por Peter Gordeno, teclista invitado en esta gira.  

De entre todas las canciones, destacaron dos versionados especiales de “Halo” o “The pain that I’m used” que pusieron el toque de renovación de la que la banda suele hacer gala. Recordemos el album de versiones lanzado en 2011.

Las imágenes de su ya inseparable colaborador, el fotógrafo y afamado director Anton Corbijn, crearon una atmósfera cambiante a lo largo del espectáculo. Desde un simbolismo que retrotrae al espectador a la década de los 80,  a la elegancia que ha sido sello de la casa en videos como “Never let me down again” o “Walking in my shoes”.  

Dos horas de un espectáculo apto para todos los públicos, desde nostálgicos del pop de los primeros sintetizadores hasta amantes del blues electrónico de una banda que ocupa con honores su lugar en la historia de la música.  

Texto: Gabriel Lamparero

Depeche Mode Paris Stade de France 15.06.2013