Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

Toda fascinación tiene su límite


      SAN VALENTIN    

Toda fascinación tiene su límite

Toda fascinación tiene su límite: la claridad del sol el terror de las tinieblas la lucidez del sueño los fantasmas que acechan la vigilia los placeres del sexo el claro laberinto de la ciencia el olor de las flores el fervor de las palabras la pasión del silencio el furor del verano las inclemencias del odio o del amor el vértigo apacible de la música la expansión de la galaxia la temible densidad de la materia.

Toda fascinación tiene su límite por eso cambia de forma la materia y la forma encarna en seres diferentes, pero ambas, amor mío, son eternas. ¿Será la eternidad una fascinación sin fin o la trampa que nos tiende el tiempo atrapado en un espacio inexorable?

Michele Najlis

 

click here!