Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

Cuando Albert Pijuan persigue a Ramón Llull

Cuando Albert Pijuan persigue a Ramón Llull  Por Ferran Martínez

pijoan1
Rosa Rey, editora de Angle, buscaba un escritor que se acercara a Ramón Llull con la mirada inocente. Y lo encontró: Albert Pijuan (1985) acaba de presentar en sociedad (en el Hotel barcelonés Cala Maria) “Ramon Llull ara i aquí” El autor ha sido capaz, en su segunda novela, de construir un clon del alquimista mallorquín, utilizando los cabellos hallados en el Castillo de Calafell, villa natal del escritor.

Las 351 páginas que conforman esta divertida novela “Ramon Llull ara i aquí” emocionan y atrapan al lector desde el comienzo gracias a la agilidad narrativa de Pijuan que se recrea en todas las facetas del inclasificable personaje que vivió en el siglo XIV y al que el autor persigue por todos los caminos sin llegar a encontrarlo. Así acaba la obra donde el perseguidor no alcanza su objetivo. “Y no pasa nada” puntualiza Albert, que un lunes cualquiera entra en el aula acompañando al profesor de catalán, de quién conocen cada arruga de memoria y que por deferencia lo han de llamar el profesor J.“Ramón Llull ara i aquí” es un divertimento literario. Una novela donde Pijuan en sus múltiples estratregias para encontrarse con Llull, aborda sin tapujos la condición humana. “Vosotros aún no lo sabeis, pero cuando llegueis a los treinta sufrireis una crisis. Y a los cuarenta. Y a los sesenta. Lo expresareis de las formas más inesperadas. Un implante capilar o unas tetas nuevas. Teniendo prole o adoptándola. Coches, reformas en el hogar, chalets. Montando en bicicleta. Dejando de fumar o coqueteando con las drogas. Llull, apreciados alumnos también padeció una crisis a los treinta. El detonande fue una visión, que se repitió en cinco ocasiones: Jesucristo se le apareció crucificado en el cabezal de la cama”, relata Pijuan en su novela.Antes de escribir “Ramón Llull ara i aquí”, Albert Pijuan se ha documentado meticulosamente en la vida del beato mallorquín. Sin embargo, la genialidad del autor le permite introducir en su obra múltiples licencias que desgrana con exquisita ironía en la novela. Impagable el Llull televisivo, agradeciéndole a Florentino Pérez su profusión luliana porque a parte de ser el director de conglomerado empresarial que recoge nuestras basuras a diario, Floren es el presidente del Real Madrid que fichó al gran jugador menorquín cuando militaba en el Ricoh Manresa.

Pijuan rompe con sutileza todos los parámatros literarios al amparo de su interminable persecución. Llega el momento de tocar la Virgen, donde Llull tiene un papel vertebral, obsesivo y como pasa en el catolicismo que nos llega a nosotros.

En la novela se desvelan decenas de secretos bien guardados. Como merece la pena comprar la novela, sólo un apunte más: Ramón Llull no menciona a su mujer Blanca Picany en ninguna de sus 275 obras, ni siquiera cuando su esposa falleció.

PD.-Albert Pijuan es licenciado en Ciencias Políticas y en Filosofía. Ha publicado relatos cortos en numerosas antologías y un libro de poesía. El escritor calafallenc ha estrenado diversas obras teatrales con proyección internacional. Ha traducido Evelyn Waugh, Robert W Chambers o Dalton Trumbo. Su primera novela fue “El franctirador” (Angle Editorial).