Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

La Ruta de los Belenes de Palma, una larga tradición navideña en las Islas Baleares

La Ruta de los Belenes de Palma, una larga tradición navideña en las Islas Baleares

La Navidad en Palma ofrece, entre otras muchas propuestas, una gran ruta por los mejores Belenes de la ciudad, donde iglesias, centros comerciales e instituciones abren sus puertas para mostrar sus mejores pesebres.


Belén de las Caputxines”, del Monasterio de la Purísima Concepción
Islas Baleares, 1 de diciembre de 2017. –El mes de diciembre siempre es una ocasión especial para disfrutar del encanto que inunda las calles de Palma, una ciudad abierta durante los 365 días del año que adquiere un encanto especial con la llegada de la Navidad. Tras el Puente de la Constitución, la capital balear se viste de gala para acoger los belenes más espectaculares, que invaden los enclaves más singulares de la ciudad llenando de magia navideña todos sus rincones y envolviéndola de un ambiente festivo, cálido y familiar.

Esta tradición belenista se instauró en Mallorca en el siglo XVIII, durante el reinado de Carlos III, aunque previamente algunas iglesias y conventos ya exponían sus pesebres. Sin embargo, fue hace tres siglos cuando se le dio un carácter más público con el fin de que visitantes y residentes pudieran visitarlos. En la actualidad, todavía se conservan algunas de las figuras que se exhibían durante la época, incorporando nuevas variantes temáticas en las nuevas creaciones, que ahora cuentan con una elaboración mucho más cuidada y meticulosa.

El Nacimiento, la Anunciación, la Llegada de los Reyes Magos o tradiciones de la isla mallorquina como el “Cant de la Sibil·la” son las representaciones más características que se pueden observar en los belenes baleares, que se exhiben rodeados de interesantes exposiciones y acompañados con música y luces navideñas.

Estos pesebres, expuestos en instituciones, centros comerciales e iglesias, requieren de tiempo y dedicación en su preparación, pues se utilizan técnicas que van desde el lujo napolitano hasta el barro más tradicional. Una de las actividades que más atrae a padres y niños que se aventuran en esta ruta es la de descubrir figuras ocultas en los belenes. Algunos de ellos ocupan más de 50 metros cuadrados, lo que hace realmente impresionante su visita.

Algunas pistas para descubrir y disfrutar de la Ruta belenes de Palma

Realizar la ruta por el Casco Antiguo de Palma, por la zona marítima o por los alrededores de la ciudad es, sin duda, la mejor forma de conocer esta tradición mallorquina. Algunos enclaves ofrecen pesebres realmente espectaculares, de tamaño casi real, que no dejan a nadie indiferente:
El “Belén de las Caputxines”, del Monasterio de la Purísima Concepción (Monjas Clarisas Capuchinas), es de estilo napolitano, data del año 1.710 y es uno de los más longevos de Mallorca. Está considerado Bien de Interés Cultural y puede solicitarse visita guiada para contemplarlo.

La Plaza del Cort alberga uno de los pesebres más espectaculares y elaborados de la isla. Abierto desde finales de noviembre, puede visitarse hasta después de la llegada de los Reyes Magos.

El Corte Inglés de Avenidas en su séptima planta acoge uno de los más grandes y bonitos: 50 metros cuadrados de pesebre donde no falta detalle.

Las Iglesias de Sant Antoni y San Roque albergan sus belenes hasta bien pasadas las fechas navideñas, pudiendo disfrutar de sus figuras artesanas hasta finales de enero.

En el Centro de Historia y Cultura Militar se expone uno de los más especiales. Ocupa unos 16 metros cuadrados y se construye en el interior de una tienda de campaña militar. Además, tiene un fin solidario, ya que en la entrada hay depositados sacos para que los visitantes dejen productos, que irán destinados al Banco de Alimentos.

Más info: www.illesbalears.travel
Ajuntament de Palma

Listado de Belenes completo https://drive.google.com/file/d/1GgdfdwPDmGkEZq4oo9IXAqbYqurWFUzH/view