Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

ESPECIAL DÍA DE LA MADRE

NUEVAS SECCIONES : ARMONIASABIDURIA ORIENTALPsicologiaIndice de articulos de pareja y familia

ESPECIAL DÍA DE LA MADRE

OrigenLéxicoPoesiasGastronomiaHumorPostales y PostersSalud y ViajesFlores – LibrosCompras

‘Día de la Madre’Hoy es el ‘Día de la Madre’ en todo el Estado Español. El mes se inicia con esta festividad diaria en homenaje a las Madres. Vaya mi recuerdo a todas ellas. Esta maternal celebración tiene origenes remotos incluso paganos, anteriores al Cristianismo. Las primeras celebraciones del Día de la Madre se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rhea, diosa de la Fecundidad-Maternidad-Fertilidad pero sobre todo, por ser la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades, entre otros. Los romanos llamaron a esta celebración ‘La Hilaria’ cuando la adquirieron de los griegos. Se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se hacían ofrecimientos coincidiendo con el equinoccio primaveral, mes de la fertilidad, del florecimiento y renacimiento de la Naturaleza. Los primeros cristianos transformaron estas celebraciones a la Diosa Madre en honor a la Virgen María, la madre de Jesús.
Y asi se vino celebrando el ‘Día de la Madre’ a lo largo de los siglos en la Cristiandad. Ya en la Edad Contemporánea unos hechos modificaron la celebración para siempre. Sucedieron a mediados del siglo XIX en Estados Unidos y por autoría de Anna Jarvis, activista comunitaria pacifista de Virgina Occidental que hacia 1858 tuvo activa participación en la organización de las mujeres para trabajar en la mejora de la sanidad pública en las comunidades apalaches durante la Guerra Civil de Secesión, colaborando también en el cuidado de los heridos de ambos lados de la contienda y, más tarde, organizando reuniones para que los antiguos enemigos se integraran y confraternizaran. Anna, que perdió a su madre en 1905 con quien estuvo muy unida, sufrió así un duro golpe que la llevó a gestar la idea de una celebración en homenaje a la figura de la Madre. Comenzó a enviar cartas a políticos, abogados y otras personas influyentes solicitando que se consagrara Día de la Madre el segundo domingo de mayo, el cual algunos años coincidía con el aniversario de la muerte de su madre.
Para 1910 ya se celebraba en muchos estados, y en 1912 logró que se creara la Asociación Internacional Día de la Madre con el objetivo de promover su iniciativa. Finalmente, en 1914, el Congreso de Estados Unidos aprobó la fecha como el Día de la Madre y la declaró fiesta nacional, lo cual fue apoyado por el Presidente Woodrow Wilson. Más tarde otros países se adhirieron a esta iniciativa y pronto Anna pudo ver que más de 40 países del mundo celebraban el Día de la madre en fechas similares. Sin embargo, la festividad impulsada por Anna Jarvis comenzó a mercantilizarse, de manera tal que se desvirtuaba el origen de la celebración. Esto motivó a que Ana presentara una demanda, en 1923, para que se eliminara la fecha del calendario de festividades oficiales. Su reclamo alcanzó tal envergadura, que hasta fue arrestada por disturbios durante una reunión de madres de soldados en lucha, que vendían claveles blancos, el símbolo que Anna había impulsado para identificar la fecha.
Ana luchó con insistencia contra la idea desvirtuada que ella misma había impulsado, perdiendo todo el apoyo de aquellos que la acompañaran inicialmente. En un reportaje que le hicieron antes de su muerte Ana mencionó su arrepentimiento por haber impulsado el Día de la Madre debido a que se desvirtuó el carácter sentimental inicial o fundacional derivando en un excesivo y descontrolado materialismo y mercantilismo comercial. Este aspecto es algo que sigue ocurriendo en la actualidad aún incluso más exagerado.Tal vez habría que espiritualizar, despaganizar y desmercantilizar retornando un tanto el Dia de la Madre a su origen. Porque, una buena madre –que se sacrifica diariamente dando mucho y recibiendo poco- más que joyas y obsequios; necesita afecto y cariño. Un beso, un abrazo, una tierna mirada de sus hijos o un ‘te quiero’ son los mejores regalos para una madre. A vosotras, Madres. Con todo mi incondicional afecto.
Josep Esteve Rico Sogorb Escritor , blogger y periodista email:
ricosogorb@cjav.org

http://ricosogorb.blogspot.com/

AMOR de MADRE

El Día de la Madre en España se celebra todos los años el primer Domingo de Mayo.

ORIGEN DÍA DE LA MADRE Según cuentan, el día de la madre se inició en la Grecia antigua, en las festividades en honor a Rhea, la madre de Júpiter, Neptuno y Plutón.
Durante el siglo XVII en Inglaterra comenzaron a permitir a los criados a tener fiesta un día para poder visitar a sus madres teniendo el dia pagado, empezándose a honrar a las madres de Inglaterra, denominándose así “Domingo de servir a la Madre”
Más tarde empezaron a preparar una torta (tarta,cake) especial, llamada “servir a la madre” llevándolas para celebrar ese día como un acto festivo en su honor .
En Estados Unidos, iniciado en 1872 por Julia Ward Howe, se celebra como un día dedicado a la paz.
La estadounidense Ana Jarvis de Philadelphia, tras la muerte de su madre en 1905, escribe a maestros, religiosos, políticos, abogados y otras personalidades, para que la apoyen en su proyecto de celebrar el “Día de la Madre” en el aniversario de la muerte de su madre, coincidiendo el primer domingo de mayo.
Se empezaron a celebrabar en casi toda la totalidad de los Estados Unidos en el año 1910.
Ana Jarvis, tuvo muy buena acogida su iniciativa, logró que el Congreso de los Estados Unidos presentara un proyecto de ley a favor de la celebración del «DIA DE LA MADRE», en todos los Estados Unidos, aprobandose el proyecto en 1914.
El Presidente Woodrow Wilson, firmó la petición que proclamaba el «DIA DE LA MADRE» como día de fiesta nacional, que debía ser celebrado el segundo domingo del mes de mayo, siguiendo otros países a la celebración de diferentes partes del mundo en este acontecimiento sentimental que no tenía otro fin que rendir homenaje a esa mujer que ha dedicado toda su vida con amor para que pudieran crecer sus hijos.

POESIAS

A Mi Madre ¡Oh, cuan lejos están aquellos días en que cantando alegre y placentera, jugando con mi negra cabellera, en tu blando regazo me dormias!
¡Con que grato embeleso recojías la balbuciente frase pasajera que, por ser de mis labios la primera con maternal orgullo repetias!
Hoy que de la vejez en el quebranto, mi barba se desata en blanco armiño, y contemplo la vida sin encanto,
al recordar tu celestial cariño, de mis cansados ojos brota el llanto, porque, pensando en tí, me siento niño
Un golpe dí con temblorosa mano sobre su tumba venerada y triste; y nadie respondió … Llamé en vano porque ¡la madre de mi amor no existe!
Volví a llamar, y del imperio frío se alzo una voz que dijo: ¡Si existe! Las madres, nunca mueren … Hijo mío desde la tumba te vigilo triste …
¡Las madres, nunca mueren! Si dejan la envoltura terrenal, suben a Díos, en espiral de nubes… ¡La madre, es inmortal!
Vicente Riva Palacio

Antonio Machin Madrecita

 ESPECIAL LIBROS DE PAULO COELHO JORGE BUCAYDía del Padre

Libros de YogaZenFeng ShuiShiatsuEmbarazo&PartoBebésAutoayudaPareja