Archivos

rel


    Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

Los tesoros sumerios llegan a Madrid

Los tesoros sumerios llegan a Madrid

Faltaban aún 2.500 años para que se levantaran los primeros dólmenes y menhires en Europa, y Egipto aún no era un estado unificado gobernado por un faraón, pero en lo que hoy es el sur de Iraq, un poblado se convirtió en una gran ciudad de 40.000 habitantes. Fue posiblemente la primera de la historia. La primera gran arquitectura monumental, la primera planificación territorial, la primera escritura de la historia y la primera contabilidad se originaron en Uruk hacia el año 3500 a. C.  La exposición que presenta la Obra Social ”la Caixa” en CaixaForum Madrid, Antes del Diluvio.

Mesopotamia, 3500-2100 a. C., reúne un conjunto único de 400 piezas procedentes de treinta y dos museos y coleccionistas de todo el mundo relacionadas con los distintos aspectos de la cultura que se desarrolló en las llanuras aluviales del Tigris y el Éufrates en los milenios IV y III a. C. A partir de obras de arte y artesanía, joyas y objetos rituales, textos y símbolos, la muestra presenta las investigaciones más recientes en torno a ese periodo y se interroga sobre la interpretación que han hecho del mismo los historiadores y arqueólogos de distintas épocas.   Antes del Diluvio. Mesopotamia, 3500-2100 a. C. se puede visitar en CaixaForum Madrid del 27 de marzo al 30 junio de 2013.

Hace unos cinco mil quinientos años, en las marismas del delta de los ríos Tigris y Éufrates (en el sur de Iraq) los pueblos mesopotámicos que hablaban sumerio y acadio crearon las primeras ciudades. La primera organización territorial surgió, desde principios del cuarto milenio antes de Cristo, en un espacio fértil y al mismo tiempo inhóspito.

Con la primera ciudad, Uruk, se creó la primera red de comunicaciones, con vías, canales y postas, se desarrollaron jerarquías sociales y la división del trabajo, el capitalismo, un poder fuerte (monárquico o imperial), la escritura, el cálculo, las unidades de medida del tiempo, el espacio y el valor de los bienes, el derecho, manifestaciones culturales a través de las cuales el ser humano se fue desmarcando de la naturaleza, al mismo tiempo que la dominaba.

A través de unas cuatrocientas piezas arqueológicas, procedentes de grandes colecciones públicas internacionales, y varios documentos antiguos y contemporáneos, “Antes del diluvio. Mesopotamia, 3500-2100 a. C.” explora qué le debemos a esta primera cultura del antiguo Oriente Próximo, qué imagen del mundo tuvieron los mesopotámicos del cuarto y tercer milenio a. C., que, en gran parte, nos ha sido legada a través de la Biblia, el Corán y varios mitos y textos griegos.

Se incluye alguna obra actual que revela qué imagen tenemos hoy de una cultura en su mayor parte sepultada, arrasada por la fragilidad de los materiales empleados (barro y cañas) –la piedra escaseaba– y destruida por el tiempo y el hombre.