G A S T R O N O M I A

  REPORTAJES 
DE VINOS


Embutidos BEHER  Guijuelo (Salamanca)

Bernardo Hernández (BEHER, S.A.)

denominacion

Quiénes somos

BEHER S.A. es una empresa familiar situada en GUIJUELO que se dedica a la fabricación artesanal de los más exquisitos jamones y embutidos ibéricos.


Guijuelo por su situación geográfica, nuestra empresa por sus cualificadas instalaciones y la experiencia de más de 75 años, hacen posible la gran calidad de nuestros productos.
Estos productos son elaborados a partir del CERDO DE RAZA PURA IBERICA, procedente de la Península Ibérica y única en el mundo.
La curación de los jamones se realiza con el cuidado que requiere un producto artesano, garantizando un exquisito sabor y aroma inconfundibles.
Haciendo una selección de los cerdos de Raza Pura Ibérica, se crían en nuestras fincas que poseen el título de "Protección Sanitaria Especial", cumpliendo así las máximas exigencias de Sanidad e Higiene.
En la actualidad, y sin perder ese sabor familiar, se procesan los jamones y el embutido en modernas instalaciones homologadas por la CEE.

Al consumir un producto BEHER tendrá la seguridad de degustar la excelencia en Productos Ibéricos de Bellota.

"5 Medallas de Oro en el Concurso Internacional de IFFA 1995"
"9 Medallas de Oro en el Concurso Internacional de IFFA 1998"
"10 Medallas de Oro en el concurso internacional de IFFA 2001"
FRANKFURT (Federación Alemana de la carne)
PREMIO NACIONAL DE CALIDAD DE JAMÓN IBÉRICO - SANJA 2001.

- Proveedor de los restaurantes de buena mesa (Diploma de Honor) -
- Máster Internacional de Empresas -
- Trofeo al Prestigio comercial -
- Mejor proveedor de Hostelería de Sector (Revista Restauradores) -
- Mención de Honor en el Salón Internacional Club de Gourmets -

Nuestras fincas

LAS FINCAS DE BEHER GARANTÍA DE CALIDAD EN LA MATERIA PRIMA.
fincasBEHER cuenta en su haber con cuatro grandes explotaciones perfectamente adaptadas a la cría del cerdo ibérico. De esta forma se asegura la correcta evolución de los animales desde la cubrición, gestación y parto, pasando por todo el proceso de cría y montanera, y hasta la hora del sacrificio. Este control sobre la totalidad del proceso garantiza los óptimos niveles de calidad a los que nos tiene acostumbrados, y posibilita también la obtención de elaborados fieles a una personalidad propia y constante desde hace años.

LOS VALHONDOS: CEREALES Y BELLOTAS POR DOQUIER.
Situada en la provincia de Salamanca y lindando con el río Tormes, encontramos esta finca de gran extensión con sus 430 hectáreas dedicadas a la cría del cerdo ibérico. Dispone de varios tipos de terrenos: una superficie de regadío para el cultivo de maíz, una extensión de secano para los cereales y amplias zonas de monte de encina por cuyas laderas de hierba y bellota campean en libertad los animales. Gracias a este entorno privilegiado, BEHER consigue que una raza privilegiada se desarrolle en perfecta simbiosis con su marco natural, alimentándose en libertad entre 14 y 16 meses y completando así el esqueleto y la musculatura que luego harán las delicias de nuestro paladar.

LOS JARALES: LA GRANJA SANITARIA DE PROTECCIÓN OFICIAL.
Finca situada en Valdunciel, en la provincia de Salamanca. Se trata de una gran explotación dotada de modernas instalaciones perfectamente diseñadas para la cría del cerdo ibérico. Su puesta en funcionamiento en 1985 responde al objetivo de suministrar materia prima de máxima calidad y homogeneidad, algo difícil de encontrar entre la oferta del mercado. Para hacernos una idea del rigor en la exigencia de garantías sanitarias basta atender al título que ostenta tan merecidamente: "Granja Sanitaria de Protección Especial". Sus instalaciones forman un verdadero poblado: más de 30 naves distribuidas estratégicamente conforman un complejo con más de 20.000 m2 de superficie cubierta, donde se albergan los animales seleccionados. Estos animales nacen en parideras individuales con máxima vigilancia. El potencial reproductivo viene garantizado por 1.500 hembras seleccionadas por sus características genéticas y controladas individualmente durante toda su vida. El resultado es el nacimiento diario de 75 lechones, un volumen sólo sostenible con la fuerza de la experiencia, la mejor dotación de instalaciones, la preocupación personal por el buen hacer y los mejores programas y controles sanitarios. A los dos meses de vida, los cerdos ya inician su desarrollo en libertad. Así transcurren sus días, correteando entre árboles y matas, disfrutando de un marco natural inconfundible y con el apoyo de cereales seleccionados de las buenas tierras de Castilla.

LOS TINOCOS Y LOS MONTITOS: EL IMPERIO DE LA BELLOTA.
Los Tinocos y Los Montitos son dos espléndidas fincas salmantinas. Se trata de extensiones de monte de encina idóneas para el campeo del cerdo ibérico. En ellas se desarrollan animales seleccionados que serán la base de los productos elaborados de BEHER. El profundo conocimiento de estas tierras y encinares utilizados desde hace años posibilita un perfecto aprovechamiento de las fincas por parte del cerdo ibérico. La idoneidad de estas tierras y el aprovechamiento que de ellas obtengan las sucesivas camadas suponen una verdadera garantía de continuidad y homogeneidad en las condiciones alimenticias y de montanera, y en consecuencia en las carnes y elaborados posteriores.

LAS MONTANERAS. SELECCIÓN DE LAS MEJORES FINCAS.
Además de sus propias fincas, BEHER selecciona y contrata las mejores dehesas de encinar para el desarrollo del cerdo ibérico, principalmente en tierras de Salamanca, Cáceres y Badajoz. Se hace difícil pensar en otro producto con un desarrollo tan íntimamente ligado a su marco natural original. Es precisamente este aspecto el que caracteriza el desarrollo del cerdo ibérico con montanera. Este manejo totalmente natural, y hoy impensable para otros productos, otorga a los jamones ibéricos de bellota BEHER el status de reyes de la buena mesa.

Nuestros productos

Nuestro JAMON DE CERDO IBERICO (ETIQUETA ORO) procede de cerdos alimentados con BELLOTAS y es capaz de satisfacer los paladares más exquisitos.
Todas nuestras piezas están NUMERADAS y controladas por la DENOMINACION DE ORIGEN "JAMON DE GUIJUELO".
El consumo de este producto REDUCE EL NIVEL DE COLESTEROL debido a que sus grasas son insaturadas.

Jamón Ibérico de Bellota
(ETIQUETA ORO)
PROCESO DE ELABORACIÓN
Pieza obtenida de las extremidades posteriores del Cerdo Ibérico, criado en nuestras Fincas de Protección Sanitaria Especial "Los Jarales" y "Los Valhondos", ambas en la provincia de Salamanca.
En dichas fincas los cerdos corretean libremente, alimentándose de cereales y pastos, bajo un riguroso control sanitario, hasta que obtienen un peso aproximado de 80 a 90 Kgs. y posteriormente son llevados a montaneras en Dehesas Salmantinas, Extremeñas y Andaluzas, donde finalizarán su alimentación a base de "Bellotas" y pastos hasta conseguir el peso idóneo de sacrificio (aproximadamente 170 Kgs.).
El ejercicio realizado por el animal en busca de su alimentación, hace que se refuercen sus músculos, principalmente sus extremidades (Jamones y Paletas) que aquí se mencionan.
Desde el nacimiento hasta el sacrificio del cerdo, transcurren de 18 a 22 meses aproximadamente. Los jamones, una vez realizado el largo proceso de maduración y con una lenta curación artesana de 24 a 36 meses, están en óptimas condiciones de consumo.
Este jamón se caracteriza por su pata fina terminada en pezuña negra, su forma romboidal y la capa exterior de grasa de un color amarillento pálido y finura al tacto.

IDEAL PARA REGALAR
Si se desea, los jamones se pueden adquirir deshuesados y envasados al vacío.
El consumo de éste producto REDUCE EL NIVEL DE COLESTEROL debido a que sus grasas son insaturadas.
Además de nuestro Jamón Ibérico de Bellota Etiqueta Oro, seleccionamos otras dos calidades de jamón ibérico, en función de la cantidad de bellota y tiempo del cerdo en montanera: · Jamón Ibérico Etiqueta Roja. Curación de 18-24 meses. Peso de 6 a 8 Kg. · Jamón Ibérico de Bellota Etiqueta Negra. Curación de 20-28 meses. Peso de 6 a 8 Kg.

OTROS PRODUCTOS IBÉRICOS BEHER:
Paleta Ibérica de Bellota.-

Se obtiene de las extremidades anteriores del cerdo ibérico.
BEHER cuida con el máximo esmero y control aquellas premisas que considera fundamentales para obtener una exquisita pieza de paleta. Así, obtenemos un producto final con las siguientes garantías:

  • Piezas largas estilizadas con el hueso y la pezuña muy finas, con la justa cantidad de tocino, grasa blanda y brillante, atractivo color al corte, dulces, veteadas y exquisito aroma y sabor.

  • Continuidad y regularidad del producto a lo largo del tiempo.

Presentación elegante y cuidada del envase, etiquetado e información del producto. En función de la cantidad de bellota y tiempo del cerdo en montanera seleccionamos las siguientes calidades, curaciones y pesos:

  • Paleta Ibérica de Bellota. Curación de 14-20 meses.

Lomo Embuchado Ibérico de Bellota.-

El lomo ocupa un lugar destacado entre las partes que se consideran nobles en el cerdo. Esta pieza se dispone a lo largo de todo el cuerpo del animal, formando un mismo contexto con la columna vertebral (espinazo y costillas). De cada animal se obtienen dos piezas, que una vez recortadas y perfiladas con sumo cuidado, pasan a la sección de adobado, donde se embuchan en la tripa natural con el fin de que mantenga todas las cualidades desarrolladas durante la curación. Período de curación: de 3 a 5 meses.

Chorizo Cular Puro Ibérico.-

Se elabora a partir de los magros del cerdo ibérico. Una vez seleccionados y eliminada la grasa adherida, tras un período de refrigeración, se pasan por la picadora para obtener trozos más bien gruesos, que dan vistosidad al corte. Se adoban al vacío para facilitar una mejor penetración, añadiendo pimentón, sal, especias y otros componentes. Una vez conseguida una masa homogénea, se embute también al vacío, evitando cualquier tipo de hoquedad interior. Período de curación: de 4 a 6 meses.


Salchichón Ibérico de Bellota.-

Al igual que los embutidos anteriores, su elaboración parte de los magros de los cerdos ibéricos de BEHER. La diferencia fundamental es que aquí no toma parte el pimentón, aunque sí otros productos. Se distingue por el tono blanquecino al corte. En cuanto a su embutición, se realiza en tripa cular para las piezas gruesas (con un peso que oscila entre 900 g y 1,1 Kg), o en tipo sarta, embutida en tripa de fibrán (con un peso que oscila entre 400 y 450 g, y un calibre de 36 mm).

 

Longaniza Pura Ibérica.-

Se elabora a partir de carnes selectas y un picado más fino. Se embute en tripa fibrán. Como producto curado es ideal, aunque es también exquisito como producto tierno para frito o asado a la brasa.

Panceta Ibérica Adobada.-

D
el tocino del vientre del cerdo se recortan unas piezas en forma triangular que cuentan entre 1,5 y 2 Kg de peso, y que llevan adherida la parte del magro del vientre del animal. Una vez refrigeradas y debidamente recortadas se las introduce en un baño de adobo. Posteriormente se llevan a los secaderos, para ser envasadas al vacío una vez curadas y recubiertas con una vistosa malla roja, resultando un producto de acabado y vistosidad excelente, muy característico de BEHER. La panceta puede ser servida también troceada a tacos y con el mismo acabado anterior.

Como se puede comprar

Si desea adquirir alguno de nuestros productos* visite nuestra tienda virtual.

En cualquier caso, si desea más información contáctenos en:

BERNARDO HERNÁNDEZ, S.A.
C/ Oriente, 11.
Teléfono: 923 58 00 00
Fax: 923 58 00 01
37770 Guijuelo
(SALAMANCA)
ESPAÑA

También por e-mail a: beher@beher.com

José Buitrago Prieto (Delegado en Madrid de El Almanaque)  http://www.elalmanaque.com
Email :
jose.buitrago@eresmas.net

INDICE - VISITA LA SECCIÓN DE GASTRONOMIA

align="center"