Despegar.com

 CRISIS EN VENEZUELA

 ARTÍCULOS -REPORTAJES - FOTOS

UNA ROCAMBOLESCA HISTORIA POLITICA

 
     Venezuela, el país más rico en petróleo de América Latina, y sin embargo uno de los que soporta mayor pobreza, vivió en sólo 48 horas la más rocambolesca historia política, ni siquiera imaginada por los guionistas de Hollywood, y en ese breve lapso tuvo a tres presidentes de la república.
 
     El presidente titular, Hugo Chávez, a quien diversos sectores de su país acusan de "prepotente y populista", pero que también cuenta con millares de adeptos que le siguen con los "ojos cerrados", perdió el poder en la madrugada del doce de abril, cuando fue detenido y llevado al Fuerte Tiura, el principal acuartelamiento militar de Caracas, pero lo recobró dos días después.
 
     "Jamás imaginé que regresara tan rapidito", dijo Chávez cuando nuevamente, aupado por militares leales y decenas de civiles "chavistas" se instaló en el Palacio de Miraflores, sede de la presidencia, a donde regresó desde la isla de Orchila (en el Caribe), en la que  permaneció detenido sus últimas diez horas.
 
     Mientras el depuesto coronel de paracaidistas era trasladado de lugar en lugar, el presidente de la Patronal, Pedro Carmona, se hizo cargo de la presidencia, pero sus errores al querer "borrar" de un sólo plumazo la Asamblea Nacional Legislativa y todo lo que "oliera a Chávez", le obligaron a abandonar -también detenido- la primera magistratura. Fue un presidente fugaz.
 
     Como también lo fue el vicepresidente, Diosdado Cabello, cuyo mandato fue mucho más pasajero, ya que fue nombrado al ser detenido Carmona, pero Chávez regresó en menos de tres horas al palacio, para así poner fin a  una "intentona golpista" tan surrealista como mal preparada y peor llevada a cabo.
 
     Aunque el militar que aspira a estar en el poder hasta más allá del 2007 -cuando vence su periodo constitucional-, siguiendo el ejemplo de sus "camaradas y amigos" Fidel Castro y Hadam Sussein,  eternizados en Cuba e Irak, aseguró que "no vine con odio ni rencor, pero hay que tomar decisiones y ajustar cosas", ya en Caracas se piensan a notar los "cobros de cuentas".
 
     Carmona y los militares que le secundaron en el golpe cívico-castrense se encuentran detenidos y a la espera de los respectivos juicios que, según dicen analistas políticos en Caracas, serán muy severos  dado que los dirigirá el Fiscal General, Isaías Rodríguez, un "chavista incondicional", al que señalan como "ávido de venganza y odio".
 
     El gobierno aseguró que "tendrán un juicio justo y apegado a todas las leyes nacionales y garantías internacionales, y con pleno respeto a sus derechos humanos".
 
     Si bien el transporte público y los negocios e industrias empiezan a funcionar con normalidad, las fuerzas militares quedaron, a juicio de analistas nacionales e internacionales, "bastante heridas" y con la máxima responsabilidad para explicar su doble conducta.
 
     Es indudable que las convulsiones sociales que se registraron en días previos al once de abril y las que continuaron durante los tres días posteriores, han repercutido nagativamente en la imagen de Venezuela, en donde sigue reinando una "desinformación" no sólo por parte del gobierno sino de los medios de comunicación, la gran mayoría contrarios a Chávez.
 
     Fuerzas combinadas del ejército, la guardia nacional y la policía restablecieron el orden en la gran mayoría de los barrios de Caracas, aunque persisten algunos focos en otros pobres y marginales, en donde sus moradores quieren hacer justicia y acabar con los "antichavistas", además de continuar con los saqueos a los comercios y centros de venta de alimentos.
 
     Aunque la incertidumbre sobre lo que "pasará en el más inmediato futuro" pesa como una loza en Venezuela, la Organización de Estados Americanos (Oea) envió a su secretario general, el ex presidente colombiano César Gaviria, para estudiar "in situ" la actual situación y los planes de Chávez para recuperar la normalidad democrática.
 
     Ese análisis de Gaviria busca saber con exactitud el papel que tendrá que desempeñar la Oea "para apoyar a Venezuela en sus esfuerzos por consolidar la democracia".
 
     El regreso al poder de Chávez no ha gustado mucho a Estados Unidos ni a  la Unión Europea, porque recelan que "pueda introducir los cambios que necesita Venezuela y hacer desaparecer  los factores que han perturbado a la democracia".
 
     El presidente venezolano tiene, además en su contra a nivel internacional, su amistades con "dictadores como Castro, Hussein, el presidente libio, Muamar el Gadafi", según Estados Unidos, aunque el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, calificó su regreso al poder como una "oportunidad para la democracia".
 
     También acusado de "gran manipulador", Chávez exhibe una faceta que para muchos, "tarde o temprano" se volverá en su contra: su apoyo a los terroristas de Colombia y su frustrada gestión ante el gobierno y la justicia de Francia para buscar la libertad de su compatriota "Carlos" o "El Chacal", uno de los más sanguinarios terroristas de la historia.
 
     Sea como sea, Chávez salió triunfante de la intentona por desalojarlo definitivamente del poder, aunque tanto él como su "movimiento bolivariano" serán ahora seguidos y analizados con "mayor atención", por lo que tendrá que rectificar y apartarse del "populismo grosero" que, según sus detractores, estaba "carcomiendo a Venezuela".

 

                                                   Guillermo Tribín Piedrahita

Indice de Temas  -  El Almanaque - Portada