TEMAS DE HOY - COLOMBIA

"GANAR TRES PREMIOS EN ESPAÑA ES ABUSIVO": MUTIS" 
 

    El escritor colombiano Alvaro Mutis, que el 23 de abril recibirá el Premio Cervantes de las Letras afirmó, con el desparpajo y el buen humor que le han caracterizado a lo largo de sus 78 años de edad, que considera "una cosa un poco abusiva" haber ganado los tres principales galardones literarios que se entregan en España.
   
     Además del Cervantes, considerado el Nobel de las Letras Españolas, concedido el 12 de diciembre pasado, Mutis recibió en 1997 los premios "Príncipe de Asturias", de las letras y el "Reina Sofía", de poesía.
 
    Al mismo tiempo, Mutis en declaraciones ofrecidas en la Casa de América, de Madrid,  reconoció públicamente uno de sus "pecados": haber suscrito una carta, junto a su amigo y premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez y al pintor y escultor Fernando Botero, entre otros, donde anunciaban que nunca más volverían a España por la imposición de la visa a los colombianos, a partir del uno de enero de 2002.
 
    "Esta carta la firmé por una solidaridad con amigos de muchos años (García Márquez y Botero). Yo, por estar a su lado, por acompañarlos en eso, cometí la ligereza de firmar esa carta", añadió Mutis, quien aclaró que no "soy oportunista" y que no volver a España es, para él "algo inconcebible", por lo que no cumplirá ese compromiso.
 
    Mutis, creador del famoso personaje de "Maqroll el Gaviero", su obra cumbre, dijo que no ha dicho nada a este sobre la concesión del premio Cervantes, por temor a que le pida una parte del dinero que lleva incorporado el galardón.
 
    "No le he dicho nada, porque seguro que me va a pedir una ´tajada´con el pretexto de que necesita arreglar algún barco", dijo con ironía un Mutis relajado, contento de encontrarse en Madrid y quien el  5 de febrero recibirá el título de "hijo adoptivo" de la ciudad andaluza de Cádiz.
 
    "Es la única ciudad donde no me dicen señor Musti o cosas peores y una ciudad que me llega al alma", expresó el escritor.
 
    Nuevamente se volvió a declarar un "devoto" de Cervantes, y con modestia -como se reconoció en el acto del salón Bolívar de la Casa de América-,   manifestó que "los premios son para los libros, no para uno", pero hizo una defensa de éstos "porque son buenos para que los libros salgan de las vitrinas y vivan en manos de los lectores".
 
    Precisó Mutis que es muy exigente a la hora de escribir, pero que "nunca abro un libro mío ya editado, porque empiezo a  leer y me digo: "Ay, por Dios, esto no era así, y empiezo a sufrir muchísimo".
 
    Añadió que siempre que escribe "me entra una autocrítica muy aguda sobre la justeza de cada palabra", porque quiere que sea exacta.
 
    El ritmo de la frase, para que "tenga una respiración normal, un andar rítmico" es otra de las preocupaciones de unos de los escritores iberoamericanos más galardonados, porque también ha sido premiado por su obra poética".
 
    Esa autocrítica le ha llevado a quemar "en la chimenea dos novelas, una de ellas sobre los últimos días del libertador Simón Bolívar".
 
    "No estaba satisfecho con su contenido final", dijo para explicar esa "quema" de dos obras que hubiesen engrosado en la larga lista de sus novelas bien recibidas por el público y traducidas a más de 35 idiomas.
 
     "Es que cada vez que acabo un relato o una poesía "no me quedan sino dudas", afirmó para informar que en su novela "Los elementos del desastre",  publicada en 1953 en Buenos Aires, apareció por primera vez el personaje de Maqroll el Gaviero, que le ha acompañado en el resto de su obra narrativa y poética.
 
    "Yo he querido matar a Maqroll desde hace varios años, pero un amigo y escritor francés me dijo que eso no podía ser así, porque este personaje tenía que morir conmigo. Y estoy ahora de acuerdo, por lo que seguirá viviendo junto a mí" como lo ha hecho durante 49 años.
 
    Otras de sus obras como "La Balanza", "Caravansary" "Los Emisarios", en su faceta de poeta, y "Los trabajos perdidos", "La mansión de Araucaima", "Un Bel morir", "La última escala del Tramp Steamer", "La Nieve del Almirante", "Illona llega bajo la lluvia", "Amirbar", "Abdul Bashur, soñador de navíos" y "Tríptico de mar y de tierra", han convertido ea este "cervantino empedernido" en uno de los escritores de mayor renombre mundial durante el siglo 20:
 
     Alvaro Mutis siente dolor por la "muerte" de la peseta, y mostró a su auditorio de la Casa de América un billete de 2.000 pesetas, que "siempre cargo conmigo" porque en él está impreso José Celestino Mutis, el hermano de mi bisabuelo",
 
José Celestino Mutis, un botánico y matemático nacido en Cádiez y muerto en Bogotá, fue director científico de la operación Botánica del del reino de Nueva Granada
 
     Apolítico de toda la vida, Mutis vive en México, país adonde viajó en 1955,  afirmó que la grave situación que vive Colombia le preocupa y le duele.
 
     No se pronunció sobre el "proceso de paz" que el gobierno colombiano y las  Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) adelantan actualmente -en medio de una ola inusitada de violencia terrorista-, pero sí afirmó rotundo que "me duele profundamente, porque quiero mucho a mi país".
 
     Calificó la situación de América Latina -y en especial la que se vive en Argentina, Colombia y Venezuela,  como "una especie de imposibilidad de ser en todos estos países".
 
    "Latinoamérica -precisó Mutis- vive una adolescencia lamentable, que está costando muchas vidas", y aunque aclaró que los "datos que tiene no son los más minuciosos",  reconoció que "nuestras naciones tienen menos de 200 años de vida independiente" y sus actuales problemas  "me causan mucho dolor". 
 
     Alvaro Mutis seguirá cautivando auditorios por su estilo literario, su facilidad de palabra , su ironía y su buen sentido del humor durante esta "Semana del Autor" que la Casa América ha organizado en su honor y, mientras llega el día para sentirse un auténtico "hijo adoptivo de Cádiz", Maqroll el Gaviero aprovechará la mejor ocasión para lanzarle un "sablazo" que le permita recibir parte del premio Cervantes, asustando al escritor con "hundir un barco".

GUILLERMO TRIBIN PIEDRAHITA

Volver