TEMAS DE HOY - COLOMBIA

Cátedra avanzada de geografía colombiana


Los conocimientos de geografía nacional adquiridos en el colegio ya no sirven para nada. Hoy el mapa de Colombia es un resumen de territorios ajenos, en donde el Estado, la guerrilla y las autodefensas ejercen soberanías independientes. Actualidad, mundo. Calle22.com

Una noche usted puede acostarse a dormir en un territorio que considera pleno patrimonio del Estado colombiano y al día siguiente despertar en una zona cuyas autoridades legítimas no tienen nada que ver con las fuerzas gubernamentales.

Esa es la historia de los pobladores de San Vicente del Caguán, gracias a la creación de una zona de distensión, pero igual es la de los cientos de municipios que de manera involuntaria el país oficial ha cedido a fuerzas como la guerrilla, las autodefensas e incluso el narcotráfico.

Es por eso que revisar la evolución territorial de Colombia, en las últimas décadas, es enfrentarse a una realidad que arroja como resultado final la presencia de grupos subversivos en el 60 por ciento de los 1.079 municipios nacionales y de las autodefensas en el 50 por ciento de ellos, según datos ofrecidos por el Ejército y la Policía Nacional.

En la práctica ello quiere decir que, en los últimos 20 años, el número de frentes armados de la guerrilla y los paramilitares se triplicó, mientras que su número de combatientes y su presencia territorial se multiplicó por cuatro.

Así las cosas, el mapa del país es hoy una secuencia de fronteras internas establecidas por el poder armado y la presencia territorial de cada protagonista. Estas son las versiones más actualizadas de las fracciones geográficas que terminamos siendo.

Eln

La guerrilla colombiana a partir de los 60 ha estado vinculada a los conflictos políticos y sociales del país. Su finalidad es la sustitución de la autoridad, ante la imposibilidad práctica del Estado para cubrir todo el territorio colombiano.

El Eln hace sentir su presencia, especialmente en la zona nororiental del país, desde el Sur de la Guajira y la Serranía del Perijá, hasta el departamento de Nariño, pasando por el Sur del Cesar, Magdalena, Sucre, Chocó, Oriente y Occidente de Antioquia, Santander, Sur de Bolívar y algunos barrios marginados del Valle y Cauca.

La Serranía de San Lucas, considerada como su corredor estratégico desde el punto de vista político y militar, es ahora amenazada por las autodefensas. Hecho que le supondría un obstáculo a la hora de desplazarse desde la zona petrolera de Barrancabermeja en el Magdalena Medio hacia los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba y Antioquia.

Farc

Las Farc han intensificado, en los últimos años, sus labores en 12 departamentos del país y pasaron de tener una fuerza combatiente de mil hombres a aproximadamente 14 mil. Cuenta con 67 cuadrillas, 11 bloques de frente y 18 compañías móviles, que hacen presencia en departamentos como Santander, Boyacá, Meta, Tolima, Huila, Risaralda y sur oocidente de Antioquia, además de algunas células urbanas en Bogotá, Medellin, Barranquilla, Santa Marta, Bucaramanga, Barrancabermeja y Cúcuta.

Su disputa territorial se ha extendido a las localidades que hasta hace unos meses hacían parte del territorio controlado por los paramilitares, atacaron las bases de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU) en Urabá, Pavarandó y en las cercanías de Apartadó y el Nudo de Paramillo, convertido en el cuartel general de esta organización.

Epl

El Epl salió a la luz pública en 1.980 con dos frentes y nunca tuvo gran actividad política o militar, en comparación con otros grupos subversivos nacionales, lo que concluyó en una pronta desaparición. Sin embargo, un brazo disidente de esta organización ha logrado crear un pie de fuerza del que hacen parte ocho frentes, de los cuales sólo cuatro están activos en zonas petroleras como Santander y Norte de Santander, Guajira, y Caldas y mantienen los restantes inactivos en Cesar, Magdalena, Nororiente de Antioquia, y limites de Cauca y Nariño. El poco desarrollo del Epl se debe a la intensa actividad de las autodefensas, que poco a poco los han obligado a abandonar territorios, como ocurrió en 1987 con el departamento Córdoba.

Autodefensas

En 1.982 las víctimas de insurgentes en Puerto Boyacá crearon, con autorización legal del Ejército y un apoyo económico de 200 millones de pesos provenientes de los mineros y ganaderos de la zona, grupos privados de defensa. Entrenados militarmente, dotados de armas ofensivas, su misión era hacer presencia en todos aquellos lugares donde operara la guerrilla y erradicarla "en defensa de la iniciativa privada y la libre empresa". Las autodefensas empezaron como brazos armados del narcotráfico y se vieron involucrados en los asesinatos de líderes políticos como Luis Carlos Galán, Jaime Pardo Leal, Bernardo Gutierrez, José Antequera y Carlos Pizarro.

Hoy día las autodefensas mantienen su misión de erradicar a la guerrilla, y como organización independiente, luchan por obtener un reconocimiento político que le ayudara, luego de una amnistía, en convertirse en un partido institucional.

El Eln y el Ejército aseguran que existen alrededor de 42 zonas paramilitares en 17 departamentos del país repartidos así: 4.160 hombres pertenecientes a las Autodefensas Unidas de Colombia que controlan la zona del Urabá antiqueño y chocoano además del noroccidente antioqueño; 530 hombres encargados de la zona del Magdalena Medio, Puerto Boyacá y Cundinamarca; 380, en los departamentos de Meta, Norte de Santander, Santander; y 240 hombres concentrados en Putumayo y Llanos Orientales y un número indeterminado, en la zona de Tuluá y Buga.

Ejército Nacional

El Ejército Nacional cuensta con 120 mil hombres de los cuales sólo 40 mil (el 25 por ciento) conforman las filas de combatientes, mientras el restante 75 por ciento, está dedicado a las labores administrativas.

Aunque su misión constitucional es salvaguardar la soberanía territorial ante algún ataque extranjero, la situación en Colombia ha obligado a la institución a colocar su pie de fuerza de combate en la lucha contra la guerrilla: en las carreteras del país, las torres eléctricas y los oleoductos petroleros, entre otros. En conjunto con la Fuerza Naval y Aérea del país han dividido el territorio en zonas específicas donde cada uno de ellos tiene juridicción.

El Ejército ha cubierto el territorio nacional de acuerdo con las cinco divisiones que lo conforman ubicadas en su orden en Santa Marta con cuatro brigadas, Bucaramanga con cinco brigadas; Cali con cuatro brigadas; Villavicencio con cinco brigadas que cubren la zona de los Llanos Orientales excepto la zona de distensión y la quinta división con base en Bogotá que cuenta con cinco brigadas, además de los Comandos unificados del Sur y Oriente del país.

Fuentes: Ejército Nacional
Policía Nacional
Investigación adelantada por la Universidad Nacional(1.985-1.997).
Darío Fajardo, profesor e investigador Universidad Nacional

Volver