TEMAS DE HOY - COLOMBIA

EEUU PIDE EXTRADICION TERRORISTAS Y AVALA MILITARES
 
     Estados Unidos pidió a Colombia la extradición de cinco miembros de la banda terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), acusados del asesinato de tres indigenistas de su país, al tiempo que el gobierno otorgó una "certificación" sobre el respeto a los derechos humanos por parte de los militares suramericanos.
 
     Esta "certificación" sobre los progresos en el respeto de los derechos humanos en su lucha contra los terroristas, permitirá a las fuerzas militares colombianas contar con el apoyo económico de 60 millones de dólares -de un total de 120- para continuar su lucha contra las Farc y otras bandas terroristas como el Ejército de Liberación Nacional (Eln) y las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).
 
      Acerca de la extradición de cinco miembros de las Farc, entre ellos Germán Briceño Súarez ("Grennobles"), un Gran Jurado de Washinton lo acusó, junto con otros cuatro terroristas, de haber secuestrado y, posteriormente, asesinado a los indigenistas Terence Freitas, Ingrid Washinawatok y Lahee´Enae Gay.
 
    Los tres ciudadanos estadounidenses se encontraban en Colombia colaborando con la tribu Uwa en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, cuando fueron secuestrados, hace tres años, por el Bloque Oriental de las Farc y luego asesinados a "sangre fría", según describió el caso con esas palabras el Procurador  General de Estados Unidos, John Ashcroft.
 
     Los terroristas reclamados en extradición, además de "Grennobles", que es hermano del jefe militar de las Farc, Jorge Briceño ("el mono Jojoy"), uno de los más sanguinarios de la organización, son Gildardo González ("El Marrano", uno de los autores materiales del asesinato); Nelson Vargas Rueda ("Alfredo"), "alias Dumar" y Gustavo Bocota "Tibisú".
 
     Este último, según el Procurador Ashcroft, un indígena de la comunidad Uwa, mantenía relación con el frente 10 de las Farc, y tras guiar a los tres indigenistas estadounidenses por el resguardo de las Uwas, fue comisionado para acompañarlos hacia la población de Sarajevo (Arauca) para que regresaran a Estados Unidos, pero en el camino los entregó a las Farc.
 
     "Estos tres trabajadores fueron a Colombia a hacer el bien, pero se encontraron con un gran mal. La acción de hoy es un paso para liberarnos del narcoterrorismo que amenaza nuestras vidas, nuestra libertad y nuestra dignidad humana", afirmó Ashcroft.
 
     A los terroristas se les acusa de cuatro delitos: homicidio en primer grado, conspiración para cometer homicidio, porte de armas durante un crimen y colaboración para cometer un crimen.
 
     Para acusarlos, Estados Unidos empleó las leyes antiterroristas que se formularon tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 a las torres gemelas de Nueva York. Por ello, los terroristas, al ser extraditados, podrían correr la misma suerte que los miembros "talibán" y de Al Qaida que están detenidos en la isla de Guatánamo (Cuba); es decir no gozar de los beneficios plenos que otorga el sistema judicial norteamericano.
 
     Además de involucrarlos directamente, la acusación también está dirigida contra la banda terrorista Farc, por lo que esta recibe un "nuevo golpe", pues los 14 miembros de su "secretariado", entre ellos su jefe Pedro Marín ("alias Tirofijo o Manuel Marulanda Vélez")  son perseguidos internacionalmente por la Interpol.
 
     "Aunque las Farc se tratan de mostrar como una banda de revolucionarios, los cargos elevados las describen como una organización terrorista furiosamente antiestadounidense", denunció el procurador, quien agregó que desde 1988 "cuando declararon a nuestros ciudadanos objetivos militares", han secuestrado, al menos, a cien personas de esa nacionalidad.
 
     El Procurador fue mucho más duro en sus expresiones cuando dijo que "así como peleamos contra el terrorismo en las montañas de Sur de Asia (Afganistán), pelearemos contra el terrorismo en nuestro hemisferio".
 
     El embajador colombiano en Estados Unidos, Luis Alberto Moreno, declaró que su país está dispuesto a entregar a los terroristas solicitados en extradición por Estados Unidos una vez que logren ser capturados  "si se encuentran razones y las autoridades consideran que están dados los méritos" para proceder en consecuencia.
 
 
     Entre tanto, Colin Powell, secretario de Estado norteamericano, anunció que el Congreso y el gobierno de Estados Unidos otorgaron la "certificación" de respeto a los derechos humanos por parte de las fuerzas militares colombianas, luego que estas suspendieron del servicio activo a varios miembros de la institución sobre los que "existían suposiciones creíbles" de su participación en la violación de tales derechos, "cooperando con la justicia civil y rompiendo sus nexos con los grupos paramilitares".
 
     Las Auc, que nacieron como una organización para proteger a ciudadanos atacados por las Farc y el Eln, y que están integradas por grupos de extrema derecha y comandadas por Carlos Castaño, se convirtieron muy pronto en otra organización terrorista que, aparentemente, contaron en algunos momentos con la complacencia y la colaboración de algunos militares e, inclusive, del hoy aspirante presidencial Alvaro Uribe Vélez.
 
     Con el "espaldarazo" recibido de parte de Estados Unidos, las fuerzas militares colombianas podrán prepararse mejor, profesionalmente y en armamento moderno, al contar con recursos económicos, para hacer frente a una cada vez más agresiva banda terrorista que sigue sembrando de muertos los caminos de Colombia.

Guillermo Tribín Piedrahita

Volver