QUEDAR EN PERDIDA o CONSTRUIR EN EL AIRE

 

“No quiero estar sin ti
si tu no estas aquí 
me sobra el aire

no quiero estar así
si tu no estas no estas 
la gente se hace nadie”.

ROSANA

 

¿Qué seria de la vida sin alguien a quien amar?. Amores que hoy están, y/o no.
Nada existe si no hay a quien amar. Y las góndolas del supermercado no entienden que le pasa a aquel amor sin dueño, que no consume “todo” lo que se le ofrece.
Paseamos por la vida sin entender que se trata eso de usar el corazón, aunque aquellos que lo usan se consumen en su fuego de braza de hielo seco.
Y con las faltas no se sabe que hacer. Estocadas al sentir. Y sigues amando a ese que hoy no esta. Padre, madre, amigo del alma, hermano. Heridas que te hacen pensar que diablos hacemos en esta vida.
Derramando sufrir en cada instante, tratando de llenar con algo la soledad de ese ser que hoy no encuentra para quien ser.
Y el hoy no esta aquí, y de eso nada se quiere entender. Porque nada puede nombrar esa falta innombrable. Puedes decir de tu padre que hoy no esta que no era de lo mejor, mas hoy falta, y esa falta hace REALMENTE FALTA.
Y EN LO PROFUNDO LO AMAS. Sueños que podrán traerte lo que no tienes. Y hoy aquello que hoy te falta no pasa por obtener cosas, sino por esa falta incomparable. 
Te resistes. No quieres estar sin él. Mas así se dieron las cosas. Y las respuestas no sirven. Corazón sin duelo y sin dueño.
¿Qué hacer con ese corazón sin remedio?.
CONSTRUIR.
No hay nada más difícil que edificar sobre esa nada que hoy te habita.
De nada sirve tapar el sufrir en nombre de alguna moral de turno. Algunos terapeutas intentan imponer alguna adaptación a la vida.
Pero el amor es lo frágil, y de nada sirven las imposiciones en nombre de la adaptación.
El duelo lleva un tiempo. El tiempo de la vida. Búsquedas en el alma, de sueños que se han truncado, de palabras que jamás serán dichas.
Ese hoy es ya no te tengo, ni me tienes en tu lugarcito de amor. Lugarcito pequeño pero que hace tanta falta. Es tristeza sin cura herida. 
Solo habrá cura si dejas entrar aire nuevo. Algún deseo gana a rescatar. Envolviendo a lo que hoy es desecho. Dar la vida por la vida.
Inseguridad y abismo, si ese lugar tibio que ese Otro nos brindaba que era infancia. Mañana es mañana que nos pasión en el hoy.
Y hoy tal vez aun esta a tu lado, y le enseñas el corazón. Dejando que las preguntas se escuchen; y tal vez la insistencia molesta, porque la interpretas como demandas. Y tus cosas parecen tan viejas, intenta hacer escuchar lo que sientes, que es solo amor.
Mas si ese día te falta, sus palabras se transformaran en arrullo, y el corazón hará implosión..
Y así son las cosas. Somos humanos, y en lo profundo tan suaves. Derramo de lagrimas y sueños.
Y ese Otro que intenta llamarnos la atención por todos los medios. Y esa mano que te acaricia aun desde lejos.
Preguntas sin sentido. Descubrimientos.
Imágenes que caen con cada perdida. Búsquedas solitarias. Reclamos por no querer perder lo ya perdido.
Como diría Nietsztche, “Humanos, demasiado humanos”. Rescatando humanidad en los tiempos que corren, entonces. Y eso es solo a rió revuelto. Algo deberá revolverse para un cambio.
Revolverse. Volver a recorrer camino lento, para hallar cruces de carreteras nuevos.
Allí hallaremos, si hay deseo, amor que oriente dirección.
Y que nos guié el deseo en esta búsqueda de respuestas imposibles.



Si usted desea realizar alguna consulta o sugerencia:
Teléfonos: 420445 o 437285.
Mail: psigoalvar@yahoo.com.ar
Sitio en Internet: http://www.elalmanaque.com/psicologia/
Desde ya muchas gracias y hasta la próxima.

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS