NIÑOS: “¡NO TE HAGAS CACA ENCIMA!!!!!!”.


“Pero a veces, un hombre pierde la ilusión 
por algo que antaño aprecio de veras...”
HERMANN HESSE

Hacer caca en el sitio indicado. En la pelela y no encima. Esa es la consigna de los padres. No todos los niños aceptan rapidamente esa “demanda”.
Demanda que los padres hacen a sus hijos. Que acepten las reglas, que se sometan a la demanda. En nombre de la limpieza, del buen obrar, y hasta la económica (que pareciera ser la más importante en los momentos que corren) que se traduce como: ahorrar en lavado y en la pila de pañales descartables que el pequeño consume. 

Y cuando hablamos de consumo entramos en el reino del capitalismo, la cultura imperante en lo que va de este milenio. E imperante (imperio) tiene sus connotaciones. 

Cuando los padres demandan al niño que haga caca en un sitio específico le piden en palabras que ceda, que dé lo que el niño considera propio y apreciado.
Hay niños que no se resignan a dar “eso” que es de ellos. Habrá algunos que lo darán a “regaña-dientes”, futuros constipados, otros que lo daran todo, futuras colitis.

Dependerá de cómo fueron percibidas- pedidas- sentidas esas primeras “demandas”.
Momentos críticos de la constitución subjetiva. Algunos padres muy “seguros de si mismos”? dirán: -“En mi época los padres no se andaban con tantas vueltas, un buen chirlo en la cola y listo”. Y en eso tienen razon, ya que de esa forma incrementaron (esos mismos padres, y ¿sin saberlo?), las consultas psicoanalíticas por estos temas. Y/o engendraron una raza superior que no consulta pero que sufre, sin atreverse a formular una pregunta. 
Y lo del chirlo no deja de hacer alusión a la cola y a la coli-tis chirla. Ustedes dirán: -“ya ven como las cosas se enlazan”. Enlazar no es tarea facil. Es dificil establecer en- lazos. Lo facil es la lentitud del pensar, mantenerse en una posición rígida y dura. Duro que no deja de ser la posición subjetiva más impotente. 
Se demanda, se pide por todos los medios a un niño/a que haga caca en la pelela. Y esos niños se resisten, y se siguen haciendo encima. Encima que cuesta..
Cuesta esa caca encima. El niño nada sabe, ni quiere saber, acerca de las vicisitudes económicas de sus padres, son ellos, y no él, los que estan inmersos en ese sistema donde la caca “encima” tiene un precio. 
Ese niño que se resite a defecar en el sitio deberá aceptar la demanda. ¿Y como aceptaría un niño desprenderse de un bien si no hay alguna retribución a cambio?. Leyes económicas, economía psiquica diria Freud. Freud habla de una serie de equivalencias:
Caca: regalo: dinero.
Siempre se trata de un valor.
Despues de todo la caca puede adquirir diferentes valorizaciones en la vida de un niño. Primero la caca será evidencia (para los padres) de buena salud: - Que linda que está la caca del nene, se ve que se alimenta lindo, si la caca está linda eso quiere decir que el nene está sano- Dice orgullosa esa madre. Luego la caca pasa a ser algo sucio: - ¡Chancho, puerco te has hecho caca encima otra vez. Caca sucia, fea!.
La caca y sus dos connotaciones. Linda - Fea, Nene Sano – Nene Puerco. Seguramente algo a trabajar. El tema será: ¡¿qué hacer con la demanda en los tiempos que corren?!. Ya un psicoanalísta decía en la decada del setenta: que un psicoanalísta lo será en la medida en que tome en cuenta su tiempo historico, es decir que sepa interpretar e interrogar la forma que adquiere el síntoma en su tiempo.
Estar a-corde con los tiempos que corren es la labor de un psicoanalísta. Ya que la puesta a punto del síntoma dependerá de “ello”. 

Si UD. de

Si desea realizar alguna consulta o sugerencia:

E.mail: psigoalvar@yahoo.com.ar.

Sitio en Internet: http://www.elalmanaque.com/psicologia/

Desde ya muchas gracias y hasta la próxima.

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS