AGRESIVIDAD CONYUGAL


“Venga bulla, jaleo,
venga fandango,
que me va, que me va,
que me va el cambio.

Alberto Cardín

La agresividad se presenta como una explosión. Como un impulso incontrolable alimentado por frustraciones, donde la fuente no es clara, sino oscura y repentina. El agresivo nunca dirá que su objetivo es hacerle daño a un ser querido. Al principio no ataca directamente a un sujeto, sino a un objeto que halla a su alcance. Ese objeto en la mayoria de los casos resulta dañado, destruido, roto. El agresivo nunca relaciona el objeto que rompió con la persona que asusto con su destrucción. El agresivo que rompe objetos en vez de golpear a un ser querido esta a un paso de ser un golpeador. Sólo debe tomar por objeto al ser querido, de allí se comportará con él en forma agresiva, convirtiendose en un golpeador.

Pero ¿Cómo comienza la agresión?.
La agresión comienza de a poco, su nivel sube con el pasar de los segundos, así el agresivo siente que su sangre empieza a hervir, a fluir con más fuerza, se va poniendo tenso, duro, erectil. Elucubra que la fuente de su frustración se halla en algo del entorno, y busca un objeto a destruir. Y en ocaciones las personas se convierten, para él en objetos a destruir. Toda la situación puede durar solo segundos. Luego el agresivo suele comportarse como si la situación fuera un mal entendido, asume el lugar del sufriente, del incomprendido, del sacrificado.
Una de las caracteristicas del agresivo es que huye, esquiva el involucrarse con el acto agresivo. Dirá que ya pasó, que estuvo mal y que no volverá a actuar de ese modo.
El agresivo se presenta como inmune al tratamiento psicoanalítico, ya que el psicoanálisis intenta descifrar la causa inconsciente del malestar, mientras que el agresivo la oculta de manera conciente y con alevosia.
En ocaciones el agresivo se lastima a sí mismo, lastima sus manos, sus puños, su cabeza, etc, por haber golpeado algun objeto que lo lastimó. Luego se mira y piensa que él sufre por esa lastimadura, que ahora esta allí por ser demasiado bueno, trabajador, y esto genera mas odio encubierto.
Lo encubierto es que más allá del objeto que se golpea o rompe, su acción esta destinada a un sujeto de su entorno familiar.
La agresividad tiene que ver con la repulsa que una persona siente frente a la frustración. Se trata de personas que piensan y “CREEN” que algun Otro tiene lo que ellos necesitan, y no se los dá, nada más que por gozar de su dolor, o por capricho.
El agresivo “CREE” en un Otro al que no le falta nada, y que si no le dá lo que el quiere es solo por capricho.
De lo que no quiere saber nada es del querer de su Otro, al amor le teme.

Si UD. de

Si desea realizar alguna consulta o sugerencia:

E.mail: psigoalvar@yahoo.com.ar.

Sitio en Internet: http://www.elalmanaque.com/psicologia/

Desde ya muchas gracias y hasta la próxima.

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS