PSICOANÁLISIS
  

Puertas, silencios, candelas y misterios

« primero hay que saber sufrir, despues amar, despues partir,

y al fin andar sin pensamiento…  despues, que importa del despues, »

Homero Expósito

Despues acobardado. Despuntes. Oires. Algo fresco como el agua blanda, alguien se puede expresar, en esas promesas banas, como el Polaco que dice : Tanto dolor…, eso cobarde que detiene en el pasado como pajaro sin luz.

Luces pequeñas chispas que des-orientan, como si en el tu-multo de pensamientos serviria de algo lo que se tiene, algo tan breve como el soplo del viento, pro-mesas y sillas.

Pedazos, la vida recortada en pedazos, trozos de real.

Como ese : quedarse sin…

La broma que em-broma. Se me esta re-volviendo el estomago, suele decirse. Un revolver en el estomago. Un matarse de risa. El ponerse un cierre desde la cabeza hasta los pies. El que se retira, el que se va. El que se re-tira a la pileta vacia. Si tanto me odias matame, aunque no estoy armado para irme. Una pregunta con respuesta incluida : ¿Que queres de mi, que no sea como soy ?. Un tragarse las eses, heces. El del vaso vacio que no puede « brindar ». El que brinda y tira lo que queda en el vaso.

« El lenguaje, en su significado, no remite a ninguna cosa, a ningun objeto, de una manera fija… en tanto el referente como cosa, como lo real escapa al significado, está más allá »1.

Lo que siempre a punto de atraparlo se nos escapa, y siempre está mas allá.

Y la puerta esta comida donde la ha golpeado el mundo…

No exagero si te cuento que le hablo a tu fantasma…2

Puertas comidas por gotas de amor rocio, no por exeso, sino mas bien por falta.

Intrigas que se ponen a jugar para encender fuegos. Gotas de rocio que con-forman a-rrollos. Rollos y embrollos. La punta del ovillo que se pierde en la ma-deja. Rollos, a-rrollos y des-arrolos. Jacques Lacan hablaba de « desarrollos de verdad » que conducen al fin a un misterio. Luego de cada desarrollo de verdad una puerta se abre. Mascaras que caen y puertas que se abren en eso mas o menos consiste un analisis. Preguntas que van cifrando, invirtiendo dialecticamente posiciones subjetivas que al variar van despejando la monotonia de un fantasma que es lo que siempre se repite.

Zambullidas en tiempo que pasa y a dios gracias sin re-medio que acalle. Momentos del alma y escaleras.

Todo,

un destello en la ventana,

un refugio del mañana,

un suspiro sin asombro

un de repente que es escombro

y esa luz

La punta del ovillo. Un camino sin sentido. El cuerpo que tiembla en rafaga de frases. Viajes en tiempos de silencio.

“Quien inventa una Candela

conjura la soledad.

Hechizos tiene la hoguera

misterio tiene la lumbre”. 3

Puertas que hablan, silencios y misterios. Candela, farolito, poniendo su dedito en la llaga. Para recordarnos que seguimos vivos entre tantos muertos

Referencias :

1. R. Mazzuca y otros. Curso de psicopatología II. Edit. Tekne. U.B.A 1986.

2. S. Rodriguez. Tu fantasma. Tríptico, vol. 3.  

3. S. Maezo. La vida por su nombre. Candela. Baobad. Buenos Aires 2005.

Gabriel O. Alvarez.



GABRIEL O. ALVAREZ. PSICOANALISTA

Mail: psigoalvar@yahoo.com.ar
Sitio en Internet: http://www.elalmanaque.com/psicologia/
Desde ya muchas gracias y hasta la próxima.

Indice

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS