PSICOANÁLISIS    Los Golpes de la vida

Hay golpes en la vida, tan fuertes ... ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos, la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé!

(Los heraldos negros, Lima, 1918) César Vallejo

Golpes en la vida, perdidas, noticias asesinas.

Rincones sin luz, vivencias de vacíos, como arrojado a lo lejos. “Vació”, “falta” y “lugar”. (1).

Golpes que se tensan al punto que algo en ti se rompe.

Y te cansas y piensas. Pensamientos que te golpean como ese que te dice:

Pienso que no sirvo para nada, que ya no me voy a poner bien.

Y te cansas del cansancio del pensar.

Y no te sientes involucrado en nada, vida que es una nada que te golpea. Se sigue estropeando la vida en guerras que dan lo mismo ganarlas que perderlas.

Los golpes que te golpean te empujan a un: ¿No puedo o no quiero?. Pujá que algo nuevo dará a la vida.

Golpes y una vida como tren dormido. Vida tapo-nada. Tapando nada se hunden corazones. Y te prendes como puedes al ultimo nudo de esa cuerda. Aferrarse a la cuerda, aun mostrando la hilacha, o como dice Lacan “montrer la corde” (2).

Golpes que duelen, seres adormecidos, anestesiados, que se hacen y hacen daño. Otros tiempos quizás mas oscuros, buscando ardor.

Se cae en precipicio sin fin el principio.

Golpes que te das a ti mismo:

No sirvo para nada, ni siquiera para vivir.

No he aprendido nada de lo vivido y sigo repitiendo los mismos errores de siempre.

Me cuesta mucho arrancar el día y no puedo con él.

Necesito ayuda pero no la pido, mis seres queridos no me merecen.

Me siento mal y lo único que hago por mi es llorar.

El temor de estar volviéndose loco.

Me siento mal porque de lo que hago siento que nada es útil.

Ganas de irse, de abandonarlo todo. Y te quedas.

Golpes en la vida:

El medico te declara una enfermedad terminal.

Ella te dijo que es el fin.

El te dijo que todo se termino.

Te enamoraste y no se enamoro de ti.

Muerte de seres queridos.

Impotencia.

Tu fuerza de voluntad ya no existe. Otro día te sientes nervioso, inquieto.

Evitas cruzarte con aquello o aquellos que sientes que te golpearan con sus miradas preguntas.

Ahora bien y después la recaída.

Re-caída que intentas evitar por el dolor que causa.

Tienes miedo a hacer. No te ves haciendo algo por un mañana. No te ves.

No tienes la menor idea de lo que quieres.

Golpes de la vida:

Se preguntan si en Marte hay vida, y tu te interrogas si algo en ti esta habitado.

¿Será que para ti la vida perdió sentido?.

¿Será que la soledad espera que otros solos se enrolen y despierten?

¿Será que los golpes de la vida se encuentran, sin querer, con revoluciones de amor?.

La idea es echar sutilmente un vistazo al derredor, como cadena de sueños.

Náufragos de la vida, golpeados por el vivir, quemados por utópicas des-ilusiones.

Eslabón extraviado, así te sientes.

Encontrando, buscando eslabones perdidos para re-construir cadenas sociales de no resignación. Encontrando, encontrarse, algo asi como que “El encontrarse...hace patente como le va a uno” (3). Tarea imposible de un psicoanalísta en primera fila de combate en tiempos difíciles. Tareas con sus interrogantes.

Dejando en cada portal alguna pregunta.

Y porque siento que debo decir algo:

Y Porque el “decir apunta a pesar de todo a ser escuchado” (4).

Digo que la vida se a-gota, y las gotas precipitaran sueños. Sueño como deseo.

Gotas que precipitan sueños. Y un sueño que es deseo.

Nacemos para morir y eso es lo mas real que da la vida. Golpe, herida.

Golpes a enfrentar con deseos humanos.

Misterio que se vuelve dolor .

Al golpe hay que hacerle frente.

Hacerle frente con la frente fresca de ideas nuevas.

Hacerle frente con el cuerpo, él de la vida. “Este cuerpo es una superficie y es una superficie construida” (5).

Y una superficie espacio a re-construir.

Re-crear espacios.

Recrear es volver a crear una y mil veces. También recrear es divertir, deleitar.

Tal vez hoy puede ser el momento de volver a empezar.

A los golpes se los enfrenta, se los enfrenta con manifestaciones de amor. Sensibilidad que es no quedarte al borde del camino.

Como dice el poeta: “soñar es peligroso y respirar toda una hazaña”(6).

La vida esta aquí y no en otra parte. Clava tus raíces. Aquí. Causas.

Como ya se dijo:

La única lucha que se pierde es la que se abandona.

Madejas a desenrollar, posiblemente lo que no volverá.

Bibliografía:

 Jaques Lacan. Seminario 10, clase 16, 1963. Inédito.

1.        Jaques Lacan. Seminario 23, seminario del 13 de enero de 1976. Inédito.

2.        Martín Heideger, El ser y el tiempo, Pág. 208.

3.        Jaques Lacan. Seminario 23, seminario del 13 de abril de 1976. Inédito

4.        Roberto Mazzuca, clase numero 7, 27/9/84, Pág.. 83. Curso de Psicopatología 1. U.B.A 1986. Editorial Tekne 1986.

5.        Ismael Serrano. Principio de incertidumbre.



Si usted desea realizar alguna consulta o sugerencia:
Teléfonos: 420445 o 437285.
Mail: psigoalvar@yahoo.com.ar
Sitio en Internet: http://www.elalmanaque.com/psicologia/
Desde ya muchas gracias y hasta la próxima.

Indice

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS