PSICOANÁLISIS  LABERINTOS 

“¿Como pasar de los dichos al decir?”. 

Aníbal Leserre. Temporalidad del pase (1).

Las significaciones convencionales nos dicen poco del que habla”. 

Ramón Llongueras. Locura y realidad (2).

“He estado al alcance de todos los bolsillos porque no cuesta nada mirarse para adentro”. 

Silvio Rodríguez. Resumen de noticias. (3)

 

Hay cosas que nos hacen sentir vivos, por ejemplo algún rostro que se nos cruza en la mañana. ¿Señuelos?. Seres que no pueden sostenerse imaginando encuentros. Seres y señuelos. Un señuelo es un reclamo, un cimbel, un espejuelo (4).

Noches vacías y sin cháchara. Intervalos donde sobran, faltan palabras para nombrar lo innombrable. Intervalos, espacios de dudas, de sueños, de esperanza. Un intervalo es un espacio.

La soledad es una mueca del pasado sin espacio.

Un psicoanalísta escucha reclamos, en ocasiones es confundido con un espejuelo. Un psicoanalísta escucha palabras despojándolas de sentido, agotando el sentido de esas palabras que no nombran a aquel que las pronuncia, Un psicoanalísta transforma los intervalos en pregunta.

¿Cómo agotaría en efecto la palabra el sentido de la palabra...?. (5).

Hojas secas. Y mientras tanto algo desvela tus sueños, que es un solo no estar solo.

No habrá lo que no se anime a pronunciarse. “Lo Real se encuentra en los embrollos de lo verdadero”. (6).

Nada podrá re-tenerte.

Una nada como espacio a ocupar.

Ocasos sin piedad. Heridas.

Heridas que sangran, y no hay lamento que cicatrice.

Rescatando desde los escombros, de sombras y delirios.

Sembrar y construir, gritar.

Hijos, abuelos, padres, madres. Aquellos que buscan a que aferrarse. Y porque desde remotos paisajes plomadas des-ilusiones intentan hundir al pequeñísimo bote-boca que hoy se atrevió a dar una tímida batalla al futuro.

No hay. No hay. Faltas. Cada sujeto con la suya. Lo real de la falta, falta como agujero, al decir de Lacan “designar como vida el agujero de lo Real” (7). Amores des-hechos. Café por la mañana.

Vienes zambullido desde tristes promesas. Hecho pedazos, a trozos, pero algo aun te ata al vivir, algo aun te liga a la vida.

Seres que hacen de la nada sombra inhabitada. Ser que renuncia al laberinto cotidiano de la incertidumbre. Ser que huye. Ser habituado a sufrir. “Hay que habituarse a sustituir ese ser que huye por el paraser, el ser para, el ser de al lado” (8). El habitat del ser humano es el lenguaje. El lenguaje lo habita y lo habilita a hablar. Y cuando alguien habla quiere ser escuchado, de allí que el ser que habla lo hace “para ser” escuchado por otro.

Laberintos, precipicios y acantilados. Un volar. Un echar a volar.

Volar, para volar hay que desprenderse de todo peso que te lo impida. Para volar hay que dejar caer lo que te hunde.

Para volar hay que estar liviano. Liviano de penas y rencores. Poder dormir y que el pasado no te aceche cuando el cansancio hace bajar las defensas.

Se dice que cuando alguien enferma es porque se le bajaron las defensas.

El ataque y la defensa. Estrategias. Un analista im-pulsa a la estrategia. El analista impulsa en una dirección, “El psicoanalísta sin duda dirige la cura” (9).  La cura que dirige un psicoanalísta marca una dirección. La estrategia entonces tiene que ver con una dirección. Y la dirección es que el paciente pueda decir lo que se le ocurra.

Analizarse es arremeter contra posiciones defendidas por el no querer saber.

Un analista altera. Altera la sucesión de las cosas que parecían pre-decibles.

Analista y laberintos.

Están los heridos que alimentándose de humo pretenden lo gris.

Así como en el amor se corre un riesgo que es mirarse para adentro.

Así como un analista es laberinto. Y a veces objeto excluido, por no tener como objetivo “una finalidad adaptativa” (10).

Bibliografía:

1)       Autores varios. Enseñanza del pase.. Colección Orientación Lacaniana.

2)       La temporalidad del pase. Pág. 123. Edit. EOL. 1997..

3)       Silvio Rodríguez. Al final de este viaje. Resumen de noticias. Alerce. Madrid 1978.

4)       Diccionario Sopena de sinónimos. Edit. Sopena Argentina. 1997.

5)       J. Lacan. Escritos 1. Función y campo de la palabra, Pág. 260. Edit. Siglo veintiuno. 1985.

6)       J. Lacan. Seminario 23. Clase 10-2-76. Inédito.

7)       J. Lacan. R.S.I. Ornicar? 3. Publicación Periódica del Champ Freudien. Edit. Petrel. 1981.

8)       J. Lacan. Seminario 20. Pág.. 58. Edit. Paidos. 1995.

9)       J. Lacan. Escritos 2. La dirección de la cura y los principios de su poder. Pág.. 566. Siglo Veintiuno Editores. 1987. 

10)     Roberto Mazzuca. Curso de psicopatología 1. Pág.. 25. Edit. Tekne 1986.


Si usted desea realizar alguna consulta o sugerencia:
Teléfonos: 420445 o 437285.
Mail: psigoalvar@yahoo.com.ar
Sitio en Internet: http://www.elalmanaque.com/psicologia/
Desde ya muchas gracias y hasta la próxima.

Indice

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS