PSICOANÁLISIS  Poniéndole polenta al vivir

“Solo como un pájaro
que vuela en la noche
libre de voz
pero no de mi”.

Callejeros. “Una nueva noche fría”.


Hay voces como ecos.

Hay palabras que gritan verdades.

El que hace de la vida lucha. Los que ganan y los que pierden.

El valor de la palabra, el valor de vivir y decir.

La depresión te come , te roba. Te roba la polenta “que hace falta” para vivir. Y te roba los proyectos que son un proyectar a un futuro deseos libres. La libertad es la palabra mas bella que ha generado el genero humano.

Hoy hay nubes enroscadas que te andan robando ilusiones, la depresión es un enemigo que vacía deseos de libertad.

Polen de deseos que se inmiscuyen entre tu soledad.

Noche fría de deseos. El deseo si bien no puede ser todo dicho, se desliza en tu decir.

Amanece que no es poco, sueños no soñados.

No se sabe porque los sentimientos siempre tienen que ver con la libertad.

Solo con solo, y por allí aparece distraído otro solo y sin darte cuenta ya son 3.

Cuando las voces comienzan a ser palabras los sueños comienzan a acelerarse.

Y a medida que te empiezas a cuestionar lo que creías eterno comienzan a surgir preguntas.

Y te darás cuenta que:

“las nubes no son de algodón”.

Y que el algodón es para taparte los oídos para que no escuches, para que no te escuches.

Hace mucho tiempo que te refugias en el callar, y cada vez te quedan menos sonrisas.

Poniéndole polenta al vivir, es un no. Un querer.

Un no es un decir no todo.

Prisioneros sin polenta para seguir luchándole al mañana.

Liberar deseos sin enroscar con mentiras, ni con un decir que ordena lo que el otro debe hacer.

Un no es un basta.

Un: no me basta con palabras que no dicen.

Ves montones de caras sin miradas.

Y en la cabeza hay aun perdidas. Causas perdidas que creías vacías. El vacío que se siente en los tiempos que corren es estar arto, y estar arto no es estar vacío.

Causa perdida que te da polenta, si dejas que fluya y te influya.

La depresión no te perdona, te lastima y jamás te perdona.

Valor para vivir. Hoy vacío, duro como un muerto que murió en su tumba de miedo, no sabes donde ir. Y solo, siempre solo y vacío, y peor que un muerto.

Pero esa cosquilla que sientes en la espalda es esa “causa perdida” que aun se mueve entre tu témpano.

No te perdonas darte por vencido. No te lo perdones. Ese callarte que amarga no tiene perdón.

Palabras que te hacen cosquillas.

Chistes. Como psicoanalísta me agrada hacerle chistes a los pacientes, en momentos la risa re-vuelve sentimientos.

Revuelven esos deseos que creías resignados.

Cada psicoanalísta tiene su estilo, “no todos” somos iguales.

Valor para vivir. El valor de lo que dices y haces. Si los sujetos harían lo que dicen no existirían los psicoanalistas.

Me quedo con esta ultima ocurrencia que se me ocurrió.

“Si los sujetos harían lo que dicen no existirían los psicoanalistas”.

Polenta para hacer lo que se dice.

Poniéndole polen al vivir, una semillita de libertad.

Poniéndole lentamente polenta al vivir de las personas.

La polenta lleva un tiempo de cocción. Un psicoanalísta cocina a fuego lento la polenta para no quemarla.

Están las polentas instantáneas, las de 20 minutos de cocción.

Para mi no saben igual, es decir no tienen el mismo gusto que la natural.

¿Gustos?.


 


GABRIEL O. ALVAREZ. PSICOANALISTA

Sugerencias: 03489-420445 o 03489-437285.

mailto:psigoalvar@fibertel.com.ar

Sitio en Internet: http://www.elalmanaque.com/psicologia/

Desde ya muchas gracias y hasta la próxima.

Indice

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS