PSICOANÁLISIS  ¡¡QUE ARREMETE COMO SOMBRA FURIOSA!!

“Miren el entusiasmo por la sentencia sabiendo que mataban a la inocencia”. VIOLETA PARRA.

 

Hoy es el tiempo en que podrías sentirte plena/o. Has hecho de la vida mas de lo que se ha esperado de ti. Has cumplido con creces los ideales de tu padre o los de tu madre, por lo menos eso es lo que creías. Querías Ser. Pero ahora te das cuenta que su voluntad era otra. Te ignora. No reconoce lo que para ti es lo mas importante, ¿titulo- hijo- trabajo- dinero?.

Hoy estas haciendo grandes sacrificios para obtener un re-conocimiento. Y aquellos que te reconocen no te bastan. Nada es suficiente. Solo que esa madre o padre, que como montaña en su tremendo peso, te indique que la has superado en sus deseos.

Buscas justicia. Lejos estas de ello.

Pequeña/o en tu grandeza. No dejas de ser esa/e niña/o, que esperaba que ella o él te dijera si estaba bien lo que hacías. Así hoy tu vida que es por demás de feliz, necesita su parecer.

Parecer- padecer. 

Sufres porque tu madre o padre no reconoce tus deseos, o no se interesa por tu hijo o por tus cosas. Como si para ellos nada significaría esas cosas que para ti son tan importantes.

Eres un ausente. Tu niño, aquel que un día fuiste, pide una estrella, y para ti eso pasa por lo que tus padres deben darte. Una abuela/o que no es tierna/o con tu niño, ¿no es madre o padre para ti?.

¿Donde esta ese padre- abuelo, donde tu niño jugará?.

Acurrucada/o no te atreves a mirar el curso de la vida. Mas que dolida/o estás. Y por lo que haces eres una estrella que brilla mas allá de tus miopes recuerdos infantiles.

Ya no eres una niña/o.

Esa nube que hoy te oculta, no deja ver tu estrella.

Trabajas y vas a tu casa, día a día. Niño. Madre. Madre que es niña. Y un padre que...(¿?), y un niño o niña que quiere una estrella para jugar.

Un espejo que no te refleja, lo bello se oculta. Miradas. Cuando lo peor se acerca no sabes donde meterte. Ese rostro que te hace retroceder. Su mirada.

Personas bellas, personas que sufren por la dominación.

Una sombra que no te deja crecer. Alguien a quien no amas del todo, y a quien le debes respeto y resignación. Vida que sigue nubes sin cascabeles en el pecho.

Mujer que sueña con ser el lucerito de su madre, y se da la cabeza contra paredes. Hombre que no supo de padre. Intenta con billetes ser reconocida/o. Nunca lo serán, ni ella, ni él.

Madre como montaña inexpugnable para esa niña.

Padre ausente.

Lías contra lo soberbio y sufres.

Un psicoanalísta te ofrece un sitio para aclarar tu su-ceder.

Te aplauden todos, menos los que tu esperabas. Y piensas que tal vez no hiciste lo mejor. Cosquillas en tu ser.

Te acercas a nuevas historias. Si lo haces despiadadamente esa oportunidad se aleja. Nunca sabrás si esa será tu historia nueva.

Puedes ayudar entre disonancias. Un psicoanalísta respeta historias. Un psicoanalísta arremete como sombra furiosa contra todo padecer. ¡Arre potrillo en tus deseos!. Métele ganas al vivir. 


GABRIEL O. ALVAREZ. PSICOANALISTA

Mail: psigoalvar@yahoo.com.ar
Sitio en Internet: http://www.elalmanaque.com/psicologia/
Desde ya muchas gracias y hasta la próxima.

Indice

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

EL ALMANAQUE   PSICOLOGÍA - PSICOANÁLISIS