click here!

ARTICULOS - POLÍTICA

PAÍSES, NACIONES, PATRIAS Y ESTADOS

País es pariente próximo de paisaje. Y ni siquiera el paisaje, que parece lo más objetivo, escapa al más feroz subjetivismo. Desde el momento en que se define el paisaje, desde ese mismo momento lo estamos recortando y enmarcando y denominando a voluntad; y las alternativas posibles a esa libre elección, son prácticamente ilimitadas. Si esto ocurre con el paisaje, mucho más arbitrario es lo que sucede con el paisanaje. Se fijan unos u otros contornos a una nación, una patria o un estado determinado, según que se tenga la voluntad de asumir o no los hechos objetivos que llevan a los componentes de esa realidad a estar unidos o relacionados. Unos mismos hechos geográficos, culturales, históricos, etc., tanto pueden servir para unir como para separar. Las unidades políticas las forma la voluntad política, o en su defecto, la fuerza. Tan arbitrario es limitar un paisaje mediante un río, como unir ambas orillas. Tan arbitrario es constituir una cadena montañosa como la línea divisoria de dos unidades territoriales, como constituir esa misma cadena como centro de una unidad mayor. Y de la misma manera, tan arbitrario es establecer el derecho a estar en un territorio en virtud de los derechos adquiridos por la generación actual, como en virtud de los adquiridos por cuatro generaciones atrás, o en virtud de los adquiridos hace cuatrocientas generaciones. Alguien decide que es él el que determina a partir de qué momento empieza la historia del país; desde qué momento histórico se considera que las fronteras son las que valen; y qué aglomeración de pueblos, familias, culturas, etnias o apellidos entran, y cuáles no. Ese tal capitanea unos límites territoriales, culturales y étnicos determinados, y quienes se sienten bien con esa opción, se apuntan a esas doctrinas geográficas, culturales y políticas, y le siguen. Por supuesto que todos esos contarán la historia y la geografía y la cultura y la política, a la medida de los intereses que defienden. Perfecto. No hay ningún inconveniente. Pero si en el mismo territorio hay otros que ven ese mismo país mucho más grande, y entienden que la historia empieza mucho más atrás; y están convencidos de que también ellos forman parte de ese pueblo; aunque no quepan obviamente en las fronteras históricas, culturales y políticas que han levantado los primeros, si están convencidos de que tanto la historia como la política y la cultura son como ellos la ven y la sienten, lo que procede es que ellos cuenten así las cosas, y exijan que en la escuela se les cuente así a sus hijos. Nada más y nada menos. Es un derecho inalienable, que además está avalado por la unidad más amplia a la que creen y quieren pertenecer, que tiene una Constitución que les ampara, y que tiene medios para conseguir que así sea. ¿Que se han dejado comer el terreno; que los otros los han anulado culturalmente; que están enseñando separatismo y racismo a sus hijos…? ¿Y ahora se enteran? ¿Dónde vivían los vascos que creen que la historia de España y la del país Vasco no empezó hace un par de siglos? Si toda unidad política es inexorablemente plural (hasta la más racista y cerrada, a poco que se retroceda en su historia), y es resultado de la voluntad de mantener esa unidad, ¿dónde estaban esos vascos cuando veían que les torcían y retorcían la historia, la geografía y hasta la física y la metafísica? Ya es hora de que se enteren de que eso es cuestión de claridad de ideas y de voluntad. Y por lo que se ve, no han tenido ni una cosa ni otra.

EL ALMANAQUE se detiene hoy en el análisis de la palabra país.

DirecToSpain: Destination management company spain.
Benabola Hotel & Apartments: Hotel in Puerto Banus.
Costamueble, Tu tienda de Muebles Online: Costamueble.
Club Hípico Samuel Oliva: Club Hípico fuengirola.