click here!

ARTICULOS - POLÍTICA

LAS MISIONES... HUMANITARIAS

¡Hay que ver lo que da de sí un buen apaño del lenguaje! Nuestros ejércitos llevan camino de convertirse en las hermanitas de la caridad. La Otan, ya se sabe, envía a sus soldados a misiones de paz; así, nuestros soldaditos que salen para Kósovo, ¿a dónde os pensáis que van? Pues van "a la misión". Kósovo, claro está, es tierra de misiones, tierra de infieles; el problema de allí es de fe: no creen ni los albano-kosovares ni los servios en la convivencia de culturas, religiones y etnias distintas. Ha de ir por tanto alguien de fuera, de probadas convicciones y costumbres democráticas, a convencerles de la superioridad de la democracia. Esos son los misioneros, y para eso son sus misiones. La difusión de la fe democrática necesita hoy la acción humanitaria de los ejércitos como la necesitó ayer la difusión de la fe cristiana. Fueron la cruz y la espada tan íntimamente asociadas, que pronto vinieron a ser una misma cosa: al fin y al cabo llevaban la cruz incorporada a la espada, en la misma empuñadura, así que empuñaban la cruz, y con ella llegaban al fondo de los corazones de los infieles, convenciéndolos de ese modo de la bondad de la religión que predicaban. Los misioneros de hoy surcan los cielos con sus pájaros en cruz que vomitan fuego contra los malvados. Conviene no olvidar que ese modernísimo género de misiones lo probaron Franco y Hitler en el país Vasco, concretamente sobre Guernica. ¿Fue casual esta elección? ¿Quisieron someterlos al nazismo, o pretendieron además convertirlos? ¿Lo consiguieron? El caso es que habiendo vencido los demócratas a los nazis en la segunda guerra mundial, ahora son los demócratas los que emplean las mismas armas para ir por el mundo a convencer de la bondad del régimen vencedor. Ya se sabe, en cuanto un bando inventa un arma, no tarda su contrario en responder con esa misma arma. Hoy tenemos a la unión de los ejércitos de Europa comandados, como no podía ser de otro modo, por el ejército de los Estados Unidos de América (me refiero a la Otan) en una misión que ya veremos si no acaba en encomienda o en protectorado. O en fracaso. Su misión más audaz es convencer a los países balcánicos, a la antigua Yugoslavia, que es mucho mejor el sistema democrático, en virtud del cual en cualquier territorio, sea cual sea su extensión, todas las etnias y culturas tienen iguales oportunidades de acceder al poder político y sus ramificaciones, y por tanto igual reconocimiento e iguales derechos; que tanto en el plano ético como en el político es esa una opción mucho mejor que empeñarse en cada territorio en tener el monopolio del poder político e incluso de la vida, la etnia que dice tener mejores derechos en ese territorio. Estamos en una misión de carácter doctrinal, que tiene el agravante, como ocurrió ya desde el arrianismo, que la victoria o la derrota de un sistema doctrinal conlleva la victoria o la derrota de un sistema político. Por eso, hoy como siempre, este tipo de posturas doctrinales las defienden los ejércitos a su manera, con sus misiones de paz, iniciadas,como toda paz que se precie, en implacables acciones bélicas. El actual enigma de la Otan es cuál va a ser su próxima misión: temían que fuese Austria, porque estaban los ultraderechistas en el poder, pero sin ejercer de tales. Ahora están ya mirando para España, en uno de cuyos territorios, los nazis tienen el poder y la calle, y no se reprimen ni en un sitio ni en otro, de ejercer de nazis.

EL ALMANAQUE examina hoy la palabra misión tal como la usan los ejércitos.

DirecToSpain: Destination management company spain.
Benabola Hotel & Apartments: Hotel in Puerto Banus.
Costamueble, Tu tienda de Muebles Online: Costamueble.
Club Hípico Samuel Oliva: Club Hípico fuengirola.