Nuestra lengua madre nos dejó entre sus muchas herencias, cada día de la semana bajo la influencia de un planeta y bajo la tutela del dios que le da nombre. El jueves (dies Jovis) estaba y lo hemos mantenido bajo el dominio de Júpiter. Vamos a ocuparnos, pues, los jueves, de conocer qué es eso del poder, y a cuidar nuestras relaciones con él.

Si, como te recordaba el jueves pasado, no quieres que te alisten entre l@s idiotas, échale un vistazo cada jueves a EL ALMANAQUE; no puedo asegurarte que las reflexiones y los puntos de vista que te ofrezca sean distinguidos, pero puedo asegurarte que sí serán distintos. La distinción, por tanto, la tienes garantizada.

Volver al almanaque