Idiota llamaban los griegos (exactamente idiwthV - idiotes) al que desentendiéndose de su dimensión colectiva (dhmotikh -demotike), pasaba de política (guerras, fundación de colonias para los excedentes de población, alianzas, elección de gobernantes...) como si la cosa no fuera con él. Sólo se ocupaba de las cosas que le eran propias (idioV - idios) y exclusivas. Naturalmente, pronto los mismos griegos convirtieron esta palabra en un insulto.

No seas idiota, procura tener las ideas lo suficientemente claras como para no andar dando tumbos hacia donde te lleven los que medran con tu estupidez y la de much@s otr@s. Por si te sirve de ayuda, el día de Júpiter lo dedica EL ALMANAQUE a darles un repaso a estos temas.

Volver al almanaque