Como dize Aristótiles, cosa es verdadera,

el mundo por dos cosas trabaja: la primera,

por aver mantenençia; la otra cosa era

por aver juntamiento con fenbra plazentera.

Si lo dixiese de mío, sería de culpar;

dízelo grand filósofo, non só yo de rebtar:

de lo que diz el sabio non devemos dubd,

ca por obra se prueba el sabio e su fablar.

Que diz verdat el sabio claramente se prueva:

omnes, aves, animalias, toda vestia de cueva

quieren segund natura conpaña siempre nueva,

e quanto más el omne que toda cosa que’s mueva.

Digo muy más el omne que toda creatura:

todas a tiempo çierto se juntan con natura

el omne de mal seso todo tiempo, sin mesura,

cada que puede quiere fazer esta locura.

El fuego siempre quiere estar en la çeniza,

como quier que más arde cuanto más se atiza;

el omne cuando peca bien vee que desliza,

mas no se parte ende, ca natura lo enriza.

E yo, como só omne como otro, pecador,

ove de las mugeres a las vezes grand amor;

provar omne las cosas non es por ende peor,

e saber bien e mal, e usar lo mejor.

Del Libro de Buen Amor del Arcipreste de Hita