Los griegos tienen, desde siempre, un bello saludo bien distinto del nuestro. Mientras nosotros al saludar expresamos nuestro deseo de salud (que eso significa saludar), ellos expresan su deseo de alegría. Esto sí que es optimizar el día, optimizar la vida.

Dedícate al lado más positivo de las cosas y alégrate, que la luz de la alegría disipará muchas tinieblas e iluminará aspectos sombríos de las cosas y de las personas que forman parte de tu entorno.

EL ALMANAQUE quiere contribuir a ello en la medida de lo posible. Caire! (¡jaire !), ¡alégrate !, que dirían en Grecia.

Volver al almanaque