INFORMACIÓN PARA JÓVENES
Sobrevivir a la Adolescencia - Las Dietas en la Adolescencia - Los Engaños de las Dietas - Anorexia y Bulimia
Guía Educativa para un Sexo más Seguro - Guía Práctica Para Dejar de Fumar - Cuestionario de dependencia a la nicotina - Clasificación de las Drogas - 10 Cosas que todo el mundo debe saber sobre : 
Tabaco
- Anfetaminas - Haschis - Éxtasis y drogas de diseño - Cocaina

Los Engaños de las Dietas
The Skinny on Dieting

June 1997

Ponerse a dieta casi se ha convertido en un pasatiempo nacional. Se calcula que 50 millones de americanos se pondrán a dieta este año, y mientras algunos lograrán perder peso, los expertos estiman que muy pocos — quizá el cinco por ciento — podrán mantener la pérdida de peso por mucho tiempo.

Aunque algunas personas tratan de perder el exceso de libras y pulgadas a base de ejercicio, ponerse a dieta es la forma más común de perder peso. Las encuestas recientes indican que muchas de las personas que se ponen a dieta — más del 80 por ciento de las mujeres y el 75 por ciento de los hombres — consumen menos calorías en sus esfuerzos de rebajar unas libras. Desafortunadamente, consumir menos calorías de por sí no dará buenos resultados a la larga.

Cada año cerca de 8 millones de americanos se inscriben en algun programa estructurado para perder peso que consiste en dietas líquidas, regímenes de dietas especiales o supervisión médica u otro típo de supervisión. Pero los expertos en la pérdida de peso previenen contra las dietas novedosas, que raramente tienen un efecto permanente. Y recomiendan que se siga una dieta de muy pocas calorías solamente bajo vigilancia médica por los riesgos que ésto trae. La Federal Trade Commission (FTC), aconseja a los consumidores que sean escépticos de los planes o productos que promueven una pérdida de peso duradera, de forma fácil y sin esfuerzo. Estos simplemente no trabajan afirma la agencia que vigila la publicidad y el mercadeo de alimentos, medicamentos sin receta, artículos y servicios de cuidado de la salud.

¿Cómo puede usted distinguir la verdad de la mentira acerca de los programas y productos que alegan la pérdida de peso? La FTC sugiere una fuerte porción de escepticismo. Aquí están algunas afirmaciones hechas por los publicistas en años recientes — y los hechos.

"PIERDA PESO MIENTRAS DUERME"

Hecho: Perder peso requiere cambios significativos en la clase de alimentos — y la cantidad — que come. Afirmaciones para productos y programas de dietas que prometen pérdida de peso sin sacrificio o esfuerzo son falsas.

"PIERDA PESO PARA SIEMPRE"

Hecho: Para mantener la pérdida de peso se requieren cambios permanentes en la alimentación y el cuidado de la salud, inclusive la actividad física. Sea escéptico de los productos que afirman que usted perderá peso permanentemente o por mucho tiempo.

"FULANO DE TAL PERDIO 84 LIBRAS EN SEIS SEMANAS"

Hecho: El éxito que ha tenido otra persona con perder peso tiene poca o ninguna relación a la posibilidad de su propio éxito. No se deje engañar.

"PIERDA TODO EL PESO QUE QUIERA POR SOLAMENTE $99"

Hecho: Puede haber costos escondidos. Por ejemplo: algunos programas no publican que usted tendrá que comprar comida especial vendida por el programa a un costo adicional al precio del programa. Antes de inscribirse en algún programa para perder peso, pregunte por todos los costos. Y que se los den por escrito.

"PIERDA 20 LIBRAS EN SOLO 30 DIAS"

Hecho: Como regla general, la posibilidad de recuperar el peso que se ha perdido con una dieta crece de acuerdo con la rapidez con que se ha perdido el peso. Además, perder peso rápidamente puede afectar su salud. A menos que tenga una razón médica, no busque programas que prometen pérdida rápida de peso.

"DESCUBRIMIENTO CIENTÍFICO... UN MILAGRO DE LA MEDICINA"

Hecho: Para perder peso usted tiene que reducir el número de calorías que ingiere y aumentar sus actividades físicas. Ignore las declaraciones extravagantes.

La FTC está de acuerdo con muchos expertos en el campo de la salud, quienes recomiendan una combinación de dieta modificada y actividad física, como la manera más efectiva para perder peso y mantenerse en esa forma — una meta de perder cerca de una libra por semana. Una reducción modesta de 500 calorías al día logrará esta meta, porque una reducción total de 3,500 calorías es necesaria para perder una libra de grasa.

Si usted desea perder las proverbiales "unas cuantas libras" la FTC sugiere que revise lo que come, cortando las calorías que ingiere y agregando la actividad física a su rutina semanal. Solamente reducir las calorías con frecuencia hace a las personas a dieta sentir hambre porque ésto corta también vitaminas y minerales importantes. Esto puede resultar en el sabotaje a sus esfuerzos. Revisando la dieta, reduciendo las calorías de las grasas, substituyendo por ellas otras comidas, e incrementando la actividad física diaria, deberá hacer que la mayoría de las personas se sientan llenas, satisfechas y motivadas para continuar los buenos hábitos de alimentación. Muchos expertos en el área de la salud aconsejan que los adultos limiten su consumo de grasas al 25 por ciento del total de las calorías que ingieren.

¿Cómo puede rebajar la cantidad de grasa que ingiere y cortar sus calorías sin sentirse con hambre, ni sacrificar nutrientes importantes o perder dinero? La FTC tiene los siguientes consejos:

  • Antes de empezar algún programa para perder peso, consúltelo con su doctor. Algunos planes de dietas han sido asociados con complicaciones de la salud. Esté seguro que su dieta esté bien balanceada, y cumpla con los principios de dieta establecidos por los expertos en nutrición clínica. En casos en que la obesidad resulte en complicaciones que amenazan la vida, la intervención médica puede ser necesaria.
  • Considere todas las alternativas incluyendo a los grupos de apoyo sin fines de lucro, los servicios de consejeros, programas supervisados por doctores y los de auto disciplina antes de decidir sobre un producto o programa. Escoja el que sea mejor para sus necesidades y presupuesto.
  • Siga un plan de dieta que sea nutricionalmente sano. Estos con frecuencia son disponibles en los hospitales, clínicas, organizaciones nacionales de la salud, compañías de seguros y organizaciones de mantenimiento de la salud. La mayoría de las bibliotecas tienen también en existencia una variedad de libros que incluyen planes y recetas para alimentos saludables.
  • Recuerde que la alimentación requerida por cada persona varía de acuerdo al tamaño del cuerpo, salud y nivel de actividad.
  • Haga un plan de alimentación que incorpore sus alimentos preferidos, o modifique el plan existente para concordar con su gusto. Sea realista: una dieta baja en grasa no significa desechar las comidas con grasa para siempre, sino comerla solo de vez en cuando.
  • Aumente su actividad física gradualmente. La actividad física regular puede ayudarle a reducir y controlar el peso quemando calorías.
  • No existe forma mágica de perder peso. Para tener éxito con la pérdida de peso debe comprometerse a un cambio en los hábitos de la alimentación y a un incremento en el nivel de la actividad física.

Si usted tiene quejas acerca de un programa o producto para reducir de peso, escriba o llame al procurador general (Attorney General) del estado, la oficina estata de protección al consumidor, o al Better Business Bureau (BBB). O usted puede archivar una queja con la FTC. Escriba a Consumer Response Center, Federal Trade Commission, Washington, D.C. 20580. Aunque la FTC no interviene en casos individuales, la información que usted provee puede indicar un patrón de posibles violaciones a la ley que requiere acciones de la Comisión.