Lose Weight with the Ab-Doer Pro

 
Bronceado sano y natural

Hoy por hoy, lo que se busca es lograr un bronceado duradero, pero sano, tomado con todas las precauciones necesarias y, justamente, ése es nuestro compromiso, el de informarle acerca de cuáles son los riesgos y cómo debe protegerse sin renunciar a un buen tono sobre su piel.


El Sol puede ser un gran aliado de nuestra belleza y salud o ser también un gran enemigo. Resulta un buen aliado ya que ayuda a nuestro cuerpo a producir vitamina D, necesaria para la absorción de calcio y, como contrapartida, puede convertirse en enemigo si no medimos las consecuencias que trae la exposición desmedida.
Mucho escuchamos acerca de los rayos UVA, UVB y de los rayos infrarrojos, pero poco sabemos de ellos y de su acción sobre la piel. Para clarificar un poquito, le contamos que los rayos UVB pueden atravesar la capa de nubes y están presentes incluso durante los días nublados. Actúan en la superficie de la piel provocando quemaduras y descamaciones.
Sin embargo, los más nocivos para la piel son los rayos UVA, ya que penetran hasta las capas más profundas, debilitan las fibras elásticas y dañan el colágeno.
El resultado: la pérdida de elasticidad, los signos de envejecimiento prematuro e, incluso, el riesgo del cáncer de piel.
El último tipo de rayos es el infrarrojo, que sólo potencia los daños causados por la radiación ultravioleta.
Ahora que sabemos un poquito más de cada uno de ellos, tal vez tomemos conciencia de su peligro, aunque, por supuesto, no es cuestión de alarmarse, sino más bien de tomar los recaudos necesarios antes de exponerse al Sol.

En busca de una piel bronceada

Exfoliar, hidratar, nutrir, son sólo tres los pasos que deben seguirse para conseguir una piel sana y bronceada. De esta forma se garantizará una buena textura con la suficiente preparación como para enfrentar los rayos del Sol.
El objetivo del pulido corporal y facial, como primer paso de la rutina, es remover las células muertas acumuladas en la epidermis y lograr la permeabilidad necesaria para que penetren mejor los productos hidratantes y nutritivos. Claro que este pulido sólo deberá hacerse cada dos semanas y utilizando un producto exfoliante suave, como una crema con sílice o con algún otro ingrediente que limpie superficialmente sin llegar a sensibilizar la piel.
La hidratación, por otra parte, hará que la piel retenga el agua que necesita y no la pierda, ya que la exposición al Sol y al aire libre produce una notable pérdida de agua. Los mejores productos para lograrlo son las cremas, geles, emulsiones o lociones que contengan entre sus principios activos ácido hialurónico, ceramidas, silanoles o extractos vegetales, como el áloe Vera, la manzanilla, el gingseng o las algas.
Por último, nutrir para aportar vitaminas y antirradicales libres que ayuden a la piel a desintoxicarse y a prevenir el daño producido por la radiación ultravioleta y la polución ambiental. Para ello, nada mejor que los productos con vitamina C o con Coenzima Q 10, entre otros.


Algunas sugerencias
Usando a diario una combinación de estos productos cosméticos su piel estará lista para recibir el Sol. Tome nota.
Emulsión para el cuerpo con áloe Vera Care Deeply de Avon ($ 4); Crema exfoliante de Avon ($ 9); loción humectante con miel y vitamina A Secret of the Sea de Dorothy Gray
($ 17); hidratación total para cutis de Artez Westerley ($ 17); loción hidratante corporal Terme d´isola de Mary Kay ($ 19); emulsión súper hidratante para rostro y cuerpo Style de Dorothy Gray ($ 9); bálsamo hidratante postsolar de Orlane ($ 38,50); crema de hidratación intensa de Galenic ($ 39); loción vitalizante B21 Oligo Vit-A-Min de Orlane ($ 40); emulsión con algas marinas y vitaminas A y E de Hinds ($ 4); crema superhidratante B21 Bio-Energic de Orlane ($ 115); gel exfoliante para el cuerpo Elancyl de Galenic ($ 19); emulsión con almendras Esencias del Boticario de Compañía de la Casa ($ 6,40), y concentrado de hidratación prolongada de Galenic ($ 53).


Tratamientos en gabinete

Una opción para lograr de forma inmediata una perfecta exfoliación, hidratación y nutrición de la piel son los tratamientos en gabinete. En algunos casos, los resultados se ven a partir de la primera sesión; en otros, se requieren de algunas sesiones más, pero siempre se llegan a los mejores resultados. Los que siguen son los más recomendados.
Peeling ultrasónico: en primer lugar la piel se hidrata con alfahidroxiácidos y, luego, se aplica sobre su superficie un cabezal que realiza una vibración ultrasónica. De esta manera, se vaporiza suavemente la capa cutánea y se estimula la capa más profunda para provocar una recuperación de la luminosidad y el tono (Lidherma, $ 40 la sesión).
Celuloterapia de superficie: se prepara previamente la piel y, con una técnica hindú, se hace penetrar un preparado de células liofilizadas hasta su total absorción. Luego, se masajea el residuo con una crema regenerativa de un alto poder hidratante. El efecto llega hasta las capas más profundas de la piel y activa la circulaciuón sanguínea promoviendo una nutrición y elasticidad naturales (Dra. Agustina Capellino, desde $ 50 la sesión).
Exfoliación + máscara de fango: sobre todo el cuerpo, se hace una exfolciación con una combinación de sales minerales y crema de rosas. Luego, se aplica una máscara de fango que estimula la actividad celular restaurando el equilibrio cutáneo (European Day Spa, $ 50 la sesión).
MD Peel: es un método exfoliante que utiliza un sistema compuesto por un compresor y una bomba de succión que trabajan conjuntamente para proyectar microcristales de hidróxido de aluminio sobre la piel. De esta manera, la piel se libera de las células muertas. Luego, se hace un masaje suave sobre la piel y se aplica una crema hidratante y/o descongestiva (B & S, $ 100, la sesión).
Impregnación con vitamina C: se aplica un concentrado de vitamina C sobre la piel y se lo hace penetrar con un suave masaje. Luego se adhieren en la piel unos pads que activan la vitamina y se convierten en un gel que se trabaja con un suave masaje (Lidherma, $ 40, la sesión).

María Eugenia Gutiérrez
Asesoramiento:
Dra. Patricia Dermer, de Lidherma y Natura Cosméticos.

Consejos generales

* Es conveniente evitar la exposición solar entre las 11 y las 16 horas. Una manera de saber si podemos tomar un baño de Sol o no es pararse en un lugar soleado y controlar hasta dónde llega nuestra sombra proyectada: si es más corta que nuestra altura corporal deberemos esperar algunas horitas más.
* Para que la protección de los productos solares sea real deberá aplicarlos quince minutos antes de la exposición al Sol y renovarlos cada dos horas.
* Use sombreros y viseras durante las horas de Sol. No olvide, tampoco, sus anteojos de Sol con protección anti UV.
* Recuerde siempre que las nubes no son una barrera para los rayos del Sol, por lo tanto, deberá proteger su piel todos los días, incluso los días nublados.
* Si está tomando alguna medicación, pregunte a su médico sobre la posibilidad de que sea fotosensibilizante, o sea, que pueda desarrollar una reacción tóxica ante el contacto con el Sol. De ser así, suspenda la exposición.
* Después de tomar Sol, hidrate su piel con una crema postsolar.

El factor de protección indicado

No todas las personas reciben los rayos solares de la misma manera, y esto depende principalmente de su fototipo. El fototipo es una clasificación del tipo de piel que evalúa el riesgo de cada persona a dañarse durante la exposición solar, teniendo presentes algunos factores como su tendencia a ponerse colorado, a sufrir quemaduras y a su capacidad de broncearse. Si usted quiere saber cuál es su fototipo y cuál es la protección adecuada para su tipo de piel, consulte ya mismo los datos que figuran a continuación.
Fototipo 1: siempre se queman intensamente, pero sin llegar a broncearse. Son personas de pieles muy blancas, de ojos azules o verdes y con pecas. Protección adecuada: SPF 30 en adelante.
Fototipo 2: se queman con facilidad y se broncean ligeramente. Son personas de piel blanca, pelo rubio, pelirrojo o castaño claro y ojos claros. Protección adecuada: SPF 30.
Fototipo 3: se queman moderadamente y se broncean gradualmente. Son personas de piel blanca, pelo castaño claro y ojos claros. Protección adecuada: SPF 30.
Fototipo 4: se queman mínimamente y se broncean con facilidad. Son personas de piel mate y pelo y ojos oscuros. Protección adecuada: SPF 15.
Fototipo 5: excepcionalmente se queman, pero sí se broncean intensamente. Son personas de piel oscura. Protección adecuada: SPF 15 a 8.
Fototipo 6: nunca se queman y se broncean profusamente. Tienen la piel muy oscura. Protección adecuada: SPF 8.

Bronceadores

Bronceador con vitamina E y pantalla 32 de Artez Westerley ($ 11,90); pantalla solar FPS 30 Sun Essentials de Mary Kay ($ 29); emulsión protectora hidratante con melanina, oligoelementos y SPF 8 de Natura ($ 15); crema solar pantalla total para pieles sensibles de Orlane ($ 40); bronceador emulsión con SPF 8 enriquecido con emolientes de Avon ($ 6); Dermaglós para piel sensible con factor 15 ($ 16); bronceador piel canela de Dorothy Gray ($ 11); crema bronceadora y humectante con vitamina E SPF 16 de Hinds ($…. ); protector labial SPF 30 de Natura ($ 9); protector labial SPF 15 de Mary Kay ($ 14); pantalla total para bebés y niños factor 45 de Dermaglós ($ 19); emulsión protectora, humectante y repelente de insectos con factor 15 de Avon ($ 7)

Cortesia de http://www.mia.uol.com.ar/