1. Es muy importante que las cosas tengan buena apariencia. La palabra impuesto suena fatal, viene de imponer (¿de dónde, si no?), aunque se supone que no pagamos por eso, sino por convicción y buena conciencia cívica. Lo de renta, en cambio, es todo un halago. El Estado considera que es nuestra calidad de rentistas la que justifica que paguemos impuestos.

   

 

 2. Pero mejor sería todavía llamar a las cosas por su nombre. La inmensa mayoría de los ciudadanos no vivimos de renta, como nos hace creer el Estado, sino de trabajar. Y llamar a eso vivir de renta, es una broma pesada, cuando la expresión "vivir de renta" está en plena vigencia y mantiene todo su significado.

   

 

 3. Ni nos da servicios gratuitos el Estado, como se nos quiere hacer entender y efectivamente entienden muchísimos ciudadanos. Ni ganamos lo que parece que ganamos, ni pagamos lo que parece que pagamos, ni ejerce un acto de generosidad Hacienda cuando nos devuelve lo que nos ha cobrado de más. Todo son espejismos.

   

 

 4. Si nos pagaran todo lo que ganamos, si desaparecieran los impuestos indirectos y al cabo del año le pagásemos a Hacienda más del 50% de lo que hemos ganado, nos colocaríamos por fin en la realidad, y empezaríamos de verdad a saber lo que es ser ciudadano en vez de súbdito. Crecería considerablemente la participación política y los votos serían mucho más críticos. Y eso, ¿a quién le conviene?

   

 

 

* Si tu respuesta es NS NC (No Sabe, No Contesta), no señales nada.
Si no estás de acuerdo en absoluto, si te parece una barbaridad, tacha los tres recuadros --------------
Si estás un poco de acuerdo, haz una cruz en un solo cuadro +
Si estás bastante de acuerdo, marca dos cuadros con una cruz + +
Si estás totalmente de acuerdo, marca los tres cuadros con una cruz + + +
** Si tienes algo que añadir, añádelo.