CIRILO

El origen de este nombre está en la palabra griega kurioV (kýrios), que nos recuerda la liturgia latina en el Kyrie eleyson (Señor, ten piedad), que son las únicas palabras griegas de la misa. KurioV significa, pues, señor y KurilloV (kýril.los), la forma griega de Cirilo, es un derivado. "Señoril" es una traducción razonable. A la familia de KurioV (kýrios) pertenece KuroV (Kýros), el nombre del gran rey persa, Ciro, del que Cirilo podría ser un diminutivo.

San Cirilo el filósofo (827-869), llamado el apóstol de los eslavos. Su nombre de pila era Constantino. Fue discípulo de Focio en Constantinopla. Tras su ordenación sacerdotal el emperador le encomendó una misión diplomática entre los jazares, a cuyo kan convirtió. Cuando fue consagrado obispo, cambió Constantino su nombre por el de Cirilo (es facultativo, todavía hoy, cambiar el nombre al recibir las órdenes sagradas). Junto con su hermano san Metodio, llevó a cabo la conversión de los eslavos de Dalmacia, Hungría y Polonia. Se le atribuye la invención del alfabeto glagolítico (que luego en su honor se llamaría cirílico), tomando como base el alfabeto griego. Tradujo al eslavo la Biblia y la liturgia griega.

San Cirilo obispo de Jerusalén y doctor de la Iglesia (315-386), autor del primer Catecismo, destinado a los catecúmenos que se preparaban para recibir el bautismo. Tomó parte muy activa en el concilio de Constantinopla, donde defendió las conclusiones del concilio de Nicea. La mayoría de los Cirilos celebran su onomástica en marzo: los días 4, 8, 18, 20 o 29. Otros la celebran en 3 de enero, 9 y 14 de febrero, 9 y 22 de julio, 1 de agosto, 2 y 28 de octubre.

Cirílico es el nombre del alfabeto que se usa en Rusia, Bulgaria y Serbia (aquí con algunos signos más). Los rumanos lo utilizaron hasta mediados del siglo XIX, en que adoptaron definitivamente el alfabeto latino. En Rusia fue simplificado por Pedro el Grande en 1708 y luego volvió a modificarse en 1917, eliminando algunas letras y acentuando la diferencia entre el alfabeto civil ruso y el alfabeto eslavo, cuyo uso quedó restringido a la iglesia ortodoxa.

En el mundo eslavo es muy valorado este nombre especialmente en el ámbito eclesiástico. De ahí que el cielo esté poblado de Cirilos. En el ámbito civil es menos frecuente este nombre. Podemos citar, no obstante, a Vladimirovich Cirilo, gran duque de Rusia (1876-1938), hijo del gran duque Vladimiro, nieto del zar Alejandreo II y primo hermano del zar Nicolás II. Fue miembro del estado mayor de Makárov durante la guerra ruso-japonesa. Se proclamó heredero del trono ruso y hasta su muerte fue reconocido como tal por los rusos blancos. Y el príncipe Cirilo de Bulgaria (1895-1945), hermano del rey Boris III, presidente de regencia tras la muerte de éste. Los grandes Cirilos han hecho grande este nombre. ¡Felicidades!