GERARDO

Es de origen germánico. Sus componentes son probablemente geir, que significa lanza, y hard, componente de muchos nombres, que significa valiente. Con esta etimología el significado del nombre sería "lancero fuerte", "guerrero poderoso con la lanza". Otros etimologistas proponen que el primer elemento del nombre original sea wari (guardián, defensor). En este caso el significado sería "guardián o defensor valiente". Es un nombre que nos trajeron los godos y que gozó de un notable prestigio. Un poema provenzal del siglo XII, de 8.000 versos, cuyo original fue escrito en latín (Gesta nobilíssimi cómitis Gerardi de Roussillon) y un par más del siglo XIII (Roman de la Violette y Gerard de Viana) tienen como protagonistas a tres Gerardos, porque sonaba a nombre de héroe y de caballero galante. Hoy día que se aprecia mucho la diversidad de nombres, sobre todo si se trata de nombres antiguos con tradición y raíces, vuelven a ser más frecuentes los Gerardos.

San Gerardo, fundador de la orden de san Juan de Jerusalén, nació el año 1040, según unos en Amalfi y según otros en Saint-Geniès de Provenza. Era mercader de profesión. En uno de sus viajes, siendo aún joven, pasó a Siria y de allí a Jerusalén. En esta ciudad fue acogido por otros mercaderes que habían fundado un monasterio. Allí se quedó y al poco tiempo era nombrado prior de la aquella comunidad. Con las limosnas de los fieles construyó Gerardo un hospital al lado del monasterio para atender a los cristianos enfermos o heridos. El sitio de Jerusalén por Godofredo de Bouillon fue especialmente duro para el nuevo hospital. Así es como nació la orden de san Juan de Jerusalén, que el papa Pascual II aprobó el año 1113 y cuyos miembros eran llamados Hermanos Hospitalarios. Respecto al nombre del santo se da el caso de que durante mucho tiempo se le llamó Gerardo Tum o Tunc, pensando que este segundo elemento era su apellido, porque confundían el tunc o tum (que significa "entonces") de sus biografías latinas. Hasta hubo quien redondeando el error le asignó el apellido de Tenque o Thom.

Es sorprendente que siendo el de Gerardo un nombre de gesta, los Gerardos más insignes los haya dado la vida eclesiástica. Además del fundador de los Hermanos Hospitalarios, también hacia el fin del primer milenio causó impacto san Gerardo obispo de Toul. Se hizo proverbial su caridad. No dudó en vender todos los bienes de la iglesia para socorrer a sus feligreses en una de las mayores hambres que se conocieron en la región. San Gerardo de Brogne, también al final del milenio fue el primer abad de Brogni. En 917 se retiró al convento de Saint-Denis (París), donde permaneció 10 años. De vuelta a su país fundó 18 monasterios. Otro san Gerardo del siglo VIII fundó monasterios en Irlanda e Inglaterra, entre ellos el monasterio de Mayo. Cierra la lista de los santos de este nombre San Gerardo María Mayela (siglo XVIII) redentorista. Los Gerardos celebran su onomástica el 3, el 16 o el 30 de octubre, o bien el 23 de abril. Un nombre digno de celebrarse por la fuerza de su significado, porque ha sido un nombre de gestas y leyendas de caballerosidad y porque tiene unos magníficos patronos en el cielo. ¡Felicidades!

Copyrigth EL ALMANAQUE  todos los derechos reservados.